El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

L de Libros

Las librerías independientes son la sangre vital de la industria y de la propia literaturaCon Philipp Meyer, autor de ‘El hijo’

Esta historia muestra la madurez y la profundidad del autor que un día abandonó su bien remunerado empleo en Wall Street para escribir y “no ser infeliz”.

Tras la extraordinaria acogida de ‘American Rust’ (2009), una novela que narra el declive de la clase media en una pequeña ciudad imaginaria de Pensilvania –y, por extensión, en todo Estados Unidos- Philipp Meyer (Nueva York, 1974), regresa con otra poderosa obra, ‘El hijo’.

Pletórica de personajes como su anterior entrega, el escritor disecciona de nuevo la sociedad americana pero, en esa ocasión, profundiza en el tiempo y lo hace a través de una saga familiar, con punto de partida en la independencia de Texas, lugar donde transcurre la historia.

Si su primera obra fue calificada como ‘gran novela americana’ y comparada con la creación de John Steinbeck, esta historia muestra la madurez y la profundidad del autor que un día abandonó su bien remunerado empleo en Wall Street para escribir y “no ser infeliz”.

– ¿Por qué dejó su trabajo en Wall Street para escribir? ¿No fue una decisión difícil?
Dejé mi trabajo porque me di cuenta de que era un artista y comprendí que nunca sería feliz en mi vida a menos que escribiera e hiciera literatura.
Y sí, fue una decisión difícil: apenas llevaba unos años en ese trabajo pero sabía que, si continuaba en él, me haría rico. Rico e infeliz.
Diría que soy afortunado porque estoy ligeramente loco y tengo mucha confianza en mí mismo. Siempre he imaginado que conseguiría lo que quisiera y siempre he disfrutado tomando riesgos.
Pero es preciso recordar que no conseguí que publicaran una novela mía hasta siete años después de dejar Wall Street. Hubo un prolongado periodo oscuro de lucha y sentimiento de fracaso. Pero, por supuesto, esos periodos son necesarios para la creación.

 – ¿Imaginaba que ‘American Rust’, aún no traducida al español, sería un éxito como el que ha sido?
Sí, lo imaginaba. ‘American Rust’ fue la tercera novela que escribí; las dos anteriores siguen sin publicarse. Encontrar tu voz como creador no se diferencia de cualquier otra cosa. Sabes que eres bueno, que eres como un jugador de fútbol que se une a un equipo profesional. Sin duda no eras bueno cuando tenías diez años pero ahora lo eres y lo sabes. No es muy diferente a madurar como artista.

– Su nueva novela se centra en tres personajes, Eli, Peter y Jeannie. ¿Lo había decidido antes de ponerse a escribir?
No. Mis libros siempre provienen de ideas que quiero explorer. Y los personajes aparecen después, tienen que vertebrar esas ideas. Así que tiendo a caminar entre un montón de personajes en los primeros años que dedico a escribir un libro. Cuando comencé ‘El hijo’ tenía diez o doce personajes. Después de dos años y medio de escritura había concluido solo con Pete y Jeannie. Luego me di cuenta de que Eli- de quien se sabía todo a través de otros personajes pero no tenía su propio punto de vista- debía tener su propia voz. Y, naturalmente, Eli es la piedra angular del libro. Algo característico del trabajo que hago: meticuloso, metódico y muy ineficiente. Generalmente, cuando por fin decido que he acabado un libro, he desechado tres o cuatro en el proceso de escritura.
Trabajo duramente y nunca me preocupa cuánto tiempo me va a llevar. Imaginar que voy a escribir algo bueno no me preocupa, lo que intento es que sea verdaderamente bueno.  Pero supongo que nunca conseguiré mis objetivos.

– ¿Por qué eligió Texas para situar su historia?
Texas representa lo mejor y lo peor de América. La independencia y la pasión por la vida y la auténtica creencia de que todo es posible. Es la personificación del optimismo americano.
Pero también representa el lado oscuro. La valoración del individuo sobre todo lo demás, incluyendo a la sociedad y todo lo que rodea a cada uno. El sentimiento de que está bien para una persona conseguir el bienestar, la fama, la riqueza a costa de los demás. La creencia de que si alguien fracasa en la vida es su culpa, no la de la sociedad.
En Texas, sin duda, se encuentran las dos caras de América, y las dos están patentes con más fuerza que en cualquier otro lugar del país.

– ¿Por qué decidió escribir una saga, una historia que atraviesa distintos periodos de tiempo?
Quería contar la historia de América y la única forma de hacerlo era atravesar distintas épocas.

¿Cómo escribió la novela?
Generalmente escribo y escribo hasta que alcanzo el límite de mi conocimiento de lo que estoy contando. Luego investigo para profundizar y ampliar ese mundo. Y luego vuelvo a escribir hasta que, de nuevo, alcanzo ese límite de lo que sé. Luego vuelvo a investigar. Cualquier día escribiré un libro que no requiera investigar, mi forma de escribir no es demasiado eficiente.

 – ¿Piensa que la investigación es importante para escribir?
No, sin duda no lo es. Lo importante es que lo que escribas sea cierto. Eso es todo. Tienes que saber lo suficiente del mundo que cuentas para asegurarte de que lo que dices sea verídico pero si lo sabes porque sí, fantástico. No hay razón para perder el tiempo investigando.

 – ¿Cuánto tiempo le llevó la búsqueda del material?
Entre la búsqueda y la escritura tardé cinco años. Por mi método de trabajo, ése que le contaba de alternar las tareas, nuca llevo la cuenta de cuánto tiempo dedico a cada tarea, pero fue un montón. Por lo menos un año, puede que más.

– ¿Siempre respeta los hechos tal como sucedieron?
Respeto la verdad, la emocional, la filosófica, por encima de los hechos en sí mismos. Los ‘hechos’ históricos son cosas que han escrito los hombres. Estos ‘hechos’ no son siempre verdad e, incluso aunque sean históricamente correctos, pueden haber dejado una importante verdad sicológica.

¿Qué siente cuando dicen que sus libros son ‘grandes novelas americanas?
Trato de no sentir nada. Creo que es importante no reaccionar ante cosas así. Agradezco que la gente lea y disfrute mis libros pero, en realidad, no puedes olvidar tu propia idea de ti mismo y de tu arte y guiarte por las opiniones de los demás. Así que cuando escucho esa clase de cumplidos sobre mi trabajo, sonrío y trato de agradecerlo pero lo cierto es que no pienso sobre eso. Creo que sería peligroso prestar atención a este tipo de alabanzas.

– ¿Ha leído ‘Pureza’, la nueva novela de Franzen?
Sí, la he leído y me gusta. Creo que es, con diferencia, su mejor novela. Es el primer libro en el que paree que de verdad quiere a sus personajes.

– ¿Qué escritores le han influido más?
Los viejos escritores muertos. Faulkner, Joyce, Hemingway, Virginia Woolf. Calvino y Camus.

– ¿Qué lee cuando escribe y cuando no escribe?
Cuando estoy empezando una novela leo de forma voraz, un libro cada día o cada dos días. Y busco libros que tengan un camino, una forma narrativa concreta, habitualmente buenos libros de ficción, historias que me impulsen, que tengan una enorme fuerza creativa. Los mejores libros de Phillip K. Dick son un buen ejemplo. Aunque la escritura no sea siempre la mejor, la capacidad creativa y la fuerza de la imaginación son inmensas.
Cuando avanzo en la escritura tiendo a dejar esos libros a un lado y busco libros que me ofrezcan el interior de una persona, su alma. Entonces solo acudo a la literatura pura, con frecuencia la vieja literatura que combina la profundidad psicológica con un estilo intenso, como es el caso de Faulkner o de Joyce.
Y a medida que me acerco al final de la escritura paso a leer casi exclusivamente poesía. En ese momento busco la verdadera sustancia, el significado profundo, el ritmo auténtico.
Y releo una y otra vez mis propias frases, cincuenta o cien veces. En cierto modo desearía ser más práctico en esta forma de trabajar pero, simplemente, creo que es mi forma de hacerlo.

– ¿Cuál es su opinión sobre las librerías independientes?
Son la sangre vital de la industria y de la propia literatura.

_________________________________
Más información sobre libros:
L Librerías independientes
_
_____________________________

L de Libros

Todo esto
y mucho más
en L de Libros
+