El Hedonista El original y único desde 2011

“Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro”. Emily Dickinson

Menu abrir sidebar

L de Libros

La editorial Phaidon publica el libro más completo sobre la vida y obra del genial retratista Lucian Freud.Vida y obra de Lucian Freud, en edición de lujo

Recién publicado por la editorial Phaidon, el libro más completo sobre el genial pintor Lucian Freud (1922-2011), uno de los máximos representantes de la Escuela de Londres, reúne 480 magníficas reproducciones de sus obras, entre las que destacan tres dibujos y un grabado inéditos.

David Dawson, ayudante, modelo y amigo de Lucian Freud durante sus últimos 20 años de vida, además de heredero de sus derechos de autor y director de su archivo, apadrina la publicación del libro más completo sobre el genial retratista londinense, nacido en Berlín, una joya de la editorial Phaidon (475 euros), que rinde homenaje a una vida excepcional dedicada a pintar y supone la contribución más exhaustiva al estudio de su obra.  

Así lo explica David Dawson durante la presentación del libro en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid: “Para Lucian, sus cuadros eran lo primero, pintaba desde las 8 de la mañana hasta las 12,30, descansaba después de comer y seguía de 6 a 12 de la noche; así los 365 días del año. Siempre tenía entre manos dos retratos a la vez por cuestiones de luz, el de la mañana, con la gris-plateada luminosidad londinense, y el de la noche, con luz eléctrica”. Otro ejemplo de esta dedicación obsesiva, en palabras de Dawson, es el viaje relámpago que hicieron ambos a Madrid en 2010, para contemplar Las Meninas, la obra española preferida por Freud. Llegaron por la mañana, el artista pasó horas frente al lienzo velazqueño y regresaron por la tarde a Londres, “porque tenía que seguir pintando en su estudio”.

En dos tomos y organizado por décadas, el libro de la editorial Phaidon incluye cartas del artista y textos (en inglés) del mejor conocedor de su obra a nivel mundial, el crítico de arte Martin Gayford, que combina análisis profundos con ensayos sintéticos donde entrelaza vida y obra. Porque la biografía de Freud siempre estuvo muy presente en sus cuadros: pintó únicamente a personas de su entorno, parientes o conocidos (madre, hermanas, alguna de sus seis mujeres, algunos de sus 14 hijos o hijas, amigos…) y siempre en habitaciones familiares de sus pisos londinenses.

Década tras década, Lucian Freud fue creciendo como retratista, y así puede apreciarse en las 480 reproducciones que incluye este magnífico libro, surgidas de la cámara del célebre fotógrafo británico John Riddy, de máxima calidad y absoluta fidelidad a los colores originales. En ellas se aprecia cómo desde una pintura de estilo casi naif y algo surrealista, Freud evoluciona hacia una técnica de pincel espeso y mucho volumen a partir de los 30 años, cuando entabla amistad con Francis Bacon, una relación crucial en su vida artística que derivó con el tiempo en una gran rivalidad.

Sus retratos figurativos y carnales, de luminosidad y colores fríos e incluso a veces mórbidos, plasman cuerpos en posturas difíciles o retorcidas, y rostros de un realismo feroz y expresión adusta que se resuelven como auténticos estudios anatómicos y de luz.

A través de la piel y las texturas, le interesa captar las emociones y el alma de sus modelos, a quienes suele desnudar para aprehender su individualidad, de ahí que tarde hasta doce meses en acabar sus retratos, en un proceso de máxima exigencia y concentración (se trata de mirar y mirar al modelo para extraer de él no una emoción, sino todas); no obstante, a veces no se queda satisfecho con el resultado y rompe el cuadro. Consecuencia de ello es que su obra al óleo sólo consta de unos 500 lienzos, todos vendidos antes de su muerte.

A día de hoy, el último subastado en Sotheby’s, Portrait on a white cover, alcanzó la cifra récord de su obra: 30 millones de dólares.

17273747576777scroll down

L de Libros

L de Libros

Maryse Condé, una gran dama

Mar de Alvear

La vida sin maquillaje es el título de un libro que esperábamos ansiosos. Porque una vez que se conoce la existencia de Maryse Condé, se ansía el placer que provoca su escritura. leer

Todo esto
y mucho más
en L de Libros
+