El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Escapadas

ESCAPADA A MÓNACO (3/3)No te puedes ir del Principado sin descubrir…

Del restaurante lounge La Vigie, al bar americano del Hotel de Paris… y los tratamientos del SPA Métropole by Givenchy.

Mónaco es un pequeño país enorme en posibilidades. Antes de finalizar nuestro recorrido por él, tras haber visitado la exposición sobre los faraones en el Grimaldi Forum o degustado la cocina de Carme Ruscalleda en el Hotel Métropole, nos detenemos en los renovados La Vigie, el restaurante lounge del Monte-Carlo Beach, así como en el Bar Americano del Hotel de Paris, junto al casino. En el terreno de tratamientos, y si llegamos cansados de un largo viaje, en el  SPA Givenchy nos aguarda el “Lift and glow”.

Finaliza el recorrido por el Principado, que me gusta frecuentar en contadas dosis. Si bien los mejores meses para disfrutarlo son mayo y septiembre, por el número de visitantes, en julio y agosto bulle de derroche. Como curiosidad, la noche de la inauguración de la muestra L’or des pharaons, en el camino a pie del Grimaldi Forum a mi hotel, el Hermitage, cuento más de una docena de Rolls Royce últimos modelos. Y en solo un cuarto de hora. A la mañana siguiente, me enteraré que muchos son de alquiler (a partir de dos mil euros el día). Aún así, impresiona.

Uno de los lugares que quien ama la gastronomía de mar, así como los buenos caldos, ha de visitar en el Principado es La Vigie (abierto de doce del mediodía a doce de la noche), enclavado frente al mar y al que se accede desde el Monte-Carlo Beach o en barco, y del que nos seducen sus anchoas, el atún natural, así como los crustáceos que degustamos, preparados in situ por un equipo joven y muy profesional, al ritmo de la música en vivo.

Condamine es el nombre de un barrio de Mónaco, además de un cóctel del recién renovado Bar Américain del Hotel de Paris. Llegar a las 19 horas asegura un sitio, aunque una hora más tarde la cosa se complica. “Tenemos más de cien plazas, en total, que no tardan en llenarse”, nos comenta uno de los diligentes camareros. Volviendo al Condamine, que degusto por ser el más monegasco: incluye un tipo de naranja cultivada en el Principado, así como Hendrick’s, zumo de limón, arándano, sirope de tomillo y limón,;mientras recuerdo que este bar en otros tiempos fue frecuentado por Verdi, Churchill u Onassis. Si no es de tomar alcohol, una sugerencia es el Silencio, Primer Premio en el Concurso de Cócteles 2018.

Esa noche la pasaré en el Métropole, mi preferido, por estar en el centro del Principado y ser al mismo tiempo confidencial, además del hotel más green, el primero que ha eliminado las pajitas de plástico de su carta en Mónaco, tema al que me refería también aquí y sobre el que me extendí hace varios días en Radio Francia Internacional. A la mañana siguiente, descubro el SPA Métropole by Givenchy –de mil doscientos metros cuadrados, y uno de los pocos en el mundo–, abierto hace un año y diseñado por el talentoso arquitecto de interiores Didier Gómez. Me tienta el Lift and glow, un tratamiento de rostro antifatiga sobre todo dirigido a las mujeres, aunque me decanto por uno más convencional, que tiene igualmente la crioterapia como base, algo que agradece mi piel. Y si se nos abrió el apetito tras el tratamiento, en el mismo hotel no hemos de dejar de probar la propuesta a base de langosta y patatas fritas.

Mónaco, como dije al principio, está estupendo en pequeñas dosis. Es como esa amante que uno tiene y frecuenta de tanto en tanto, intensamente, para luego regresar a su lugar habitual y a sus ocupaciones diarias. Espero que la próxima vez que regrese a mi amante monegasca, haya tantas novedades esperándome, porque provocan agradables sensaciones, o lo que es lo mismo, un disfrute al máximo.

www.abrahamdeamezaga.com

1828384858687888scroll down

Escapadas

Escapadas

Rincones de Formentera

Gabriela Domingo

Si no le queda más remedio que visitar la isla pitiusa en pleno verano, intente encontrar un hueco en uno de estos rincones espectaculares. leer

Todo esto
y mucho más
en Escapadas
+

Hallazgos

Tecno&Motor

Probamos el Porsche Panamera 4S Sport Turismo: aires de familia

Karam El Shenawy

Porsche consigue algo que hace décadas parecía quimérico, tener una berlina familiar. Basado en el Panamera, añade el apellido Sport Turismo para ofrecer una zaga redondeada, un maletero más capaz y una configuración interna para cinco ocupantes. Nosotros lo hemos probado en su versión 4S. leer

Todo esto
y mucho más
en Hallazgos
+