El Hedonista El original y único desde 2011

“ Yo sé que la poesía es imprescindible, pero no sé para qué.”. Jean Cocteau

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

La nueva Aprilia RSV4 RF 2017 tiene un precio de 24.359 €Aprilia RSV4 RF, el “coco” de la pista

Heredera de las motos ganadoras del Mundial de Superbikes a manos de Max Biaggi y Silvain Guintoli, la nueva Aprilia RSV4 RF se ha adaptado a la nueva norma anti-contaminante Euro-4 sin perder un ápice de efectividad.

Con su tetra-cilíndrico en “V” de 201 caballos, una electrónica de última generación, que incluye el sistema APRC (Aprilia Performance Ride Control), y una parte ciclo de escándalo, la Aprilia RSV4 RF es una de las referencias entre las súper-deportivas.

Ha llovido mucho desde que Aprilia comenzó su proyecto Superbikes. Primero, en 1999, con la bicilíndrica RSV Mille y diez años más tarde con la RSV4, gracias a lo cual, la marca de Noale abandonó el cliché de fabricante de motos pequeñas. No le fue nada fácil, pero tras tres títulos de pilotos y cuatro de constructores lo ha dejado bien claro.

Tetracilíndrico en V

La principal diferencia con su competencia es el motor. La Aprilia RSV4 monta un cuatro cilindros en V a 65 grados de 1.000 cc. Ninguna otra súper-deportiva actual lleva esa configuración, solo en MotoGp es utilizada, con otros ángulos, por Honda y Ducati.

Las prestaciones para este 2017 son unos intimidantes 201 cv a 13.000 vueltas con un par de 115 Nm. Esto se ha conseguido gracias en parte a su nueva centralita, con una mayor capacidad de cálculo. También ha ayudado la instalación de pistones y cabezas de bielas más ligeros y muelles de retorno de válvulas más fiables. Por lo demás, sigue siendo el excelente motor de versiones anteriores con cárteres y culatas en magnesio.

En cuanto al sistema de escape, es un 4-2-1, con dos sondas lambda y válvula integrada, al que podremos colocar como extra un Akrapovic slip-on homologado.

Los duendes de la Aprilia RSV4

Como os adelantábamos, la Aprilia RSV4 viene cargada de electrónica, donde destaca su nuevo sistema de control dinámico (APRC, Aprilia Performance Ride Control) con una posición diferente para la plataforma inercial, encargada a la postre de tomar los datos a partir de los cuales se realiza la gestión de control.

El APRC 2017 incluye cinco sistemas de control:

  • Tracción (ATC, Aprilia Traction Control).
  • Levantamiento de la rueda delantera (AWC, Aprilia Wheelie Control).
  • Asistente para salidas (ALC, Aprilia Launch Control).
  • Límite máximo de velocidad (APL, Aprilia Pit Limiter).
  • Velocidad de crucero (ACC, Aprilia Cruise Control).

Y un cambio electrónico de marchas (AQS, Aprilia Quick Shift), que permite subir y bajar marchas sin realizar la maniobra de embrague.

Además del APRC, encontramos tres mapas de motor 100% deportivos y un sistema multimapa de ABS para curvas, desarrollado junto a Bosch, que actúa junto al sistema RLM, que se encarga de mantener la rueda trasera en el suelo en las frenadas más fuertes.

Por último, debemos mencionar su completa instrumentación en TFT, en la que encontraremos una nueva versión de la plataforma multimedia de Aprilia (V4-MP).

Chasis regulable

Otro elemento diferenciador de la Aprilia RSV4 es su chasis regulable heredado de la experiencia deportiva de la marca. Se trata de un doble cuna en aluminio derivado de los usados por Biaggi, Capirossi, Rossi, Melandri, Poggiali y Lorenzo en los campeonatos del mundo de 250 cc y con los que consiguieron el título.

Las posibilidades de regulación que permite este laureado cuadro son:

  • Ángulo y posición de la pipa de dirección.
  • Altura de anclaje del motor.
  • Altura de pivote del basculante.

Trabajando junto al chasis, encontramos un basculante de doble brazo y unas ligeras y resistentes llantas de aluminio forjado mecanizado.

Amortiguación y frenos

No hace falta ser un genio para adivinar los proveedores de frenos y amortiguadores: Brembo y Öhlins. Sin duda, estas dos marcas son las mejores en su especialidad y no podían faltar.

Brembo aporta a la RSV4 dos discos flotantes de 330 mm y pinzas radiales monobloque M50 en el tren delantero con un disco de 220 y pinza de axial de dos pistones detrás.

En cuanto a la sueca, pone en la Aprilia una exquisita horquilla NIX totalmente regulable; además de un amortiguador TTX, que actúa sobre un nuevo sistema progresivo de bieletas; y un amortiguador de dirección ajustable.

Conclusiones

Cada vez hay más distancia entre las súper-deportivas y el mundo real… el de la calle. La mitad de los gadgets que monta esta joya mecánica solo son aptos para circuitos y manos expertas. Aun así, es de agradecer que marcas como Aprilia sigan apostando por las súper-deportivas de calle, motos que sin lugar a dudas están en la cúspide de la evolución.

1828384858687888scroll down

Tecno&Motor

Tecno&Motor

Probamos el Toyota Yaris Hybrid: la ciudad, a sus pies

Karam El Shenawy

En un momento especialmente tenso en lo que a contaminación urbana se refiere, da gusto poder conducir un coche limpio que, además, no tenga que depender de enchufes y nos permita incluso divertirnos cuando salimos de la metrópolis. ¿Quién ha conseguido tal combinación? Toyota con este mejorado Yaris Hybrid que te traemos en esta prueba. leer

Tecno&Motor

Aprilia RSV4 RF, el “coco” de la pista

Manel Hospido

Heredera de las motos ganadoras del Mundial de Superbikes a manos de Max Biaggi y Silvain Guintoli, la nueva Aprilia RSV4 RF se ha adaptado a la nueva norma anti-contaminante Euro-4 sin perder un ápice de efectividad. leer

Tecno&Motor

Conducimos el Porsche Panamera Sport Turismo: nuevos horizontes

Karam El Shenawy

Porsche consigue algo que hace décadas parecía quimérico, tener una berlina familiar. Basado en el Panamera, añade el apellido Sport Turismo para ofrecer una zaga redondeada, un maletero más capaz y una configuración interna para cinco ocupantes. Nosotros nos hemos ido hasta Portugal para probarlo. leer

Tecno&Motor

Probamos el Audi R8 Spyder: a las puertas del Nirvana

Karam El Shenawy

¿Puede haber algo más exclusivo que un superdeportivo de 540 CV, con motor atmosférico y un aullido que hubiera puesto los pelos de punta hasta el mismísimo Félix Rodríguez de la fuente? La respuesta es un rotundo sí, tal y como demuestra el Audi R8 Spyder que probamos en profundidad en las siguientes líneas. leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+