El Hedonista El original y único desde 2011

“Todos los que parecen estúpidos, lo son y, además también lo son la mitad de los que no lo parecen.”. Francisco de Quevedo

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

BMW M3 y M4: pareja de ases

La familia M de BMW recibe este año a un nuevo inquilino en su familia de berlinas deportivas, el M4,

Si tener guardado un as en la manga te asegura ganar una mano en el póker, poseer dos es sinónimo de triunfo, y más cuando rivales directos como el Lexus LF se han retirado de la partida. BMW es consciente de ello y para el 2014 prepara una jugada maestra en lo que a berlinas deportivas se refiere ya que la familia M recibirá a un nuevo inquilino, el M4, que servirá para contentar a todos aquellos que busquen una línea más deportiva que el M3. Veremos si funciona…

Los amantes de los deportivos en general y de BMW  en particular, cuando hablan de un vehículo, siempre suelen hacer referencia al M3.Y es que dicha versión es, con total seguridad, la más representativa y carismática de toda la gama M (Motorsport) del fabricante bávaro. Puede que no fuera el primer M (fueron el M1, M5 y M 635i CSi), pero ya desde su aparición, allá por el año 1986, se convirtió en todo un éxito de masas; no sólo a nivel comercial, sino también de competición, pues desde el 86 hasta el 91 fue líder indiscutible en el panorama internacional de turismos.

Ahora, tras cuatro generaciones, el M3 se desdobla en dos denominaciones. Sí, porque la última estrategia comercial de la marca ha provocado que las carrocerías coupé y cabrio de sus Series 1 y 3 pasen a llamarse 2 y 4, respectivamente. Así, en lugar de hablar de un M3 Coupé (o más adelante de un M3 Cabrio) tendremos que referirnos a él como M4. Pero aparte del nombre, de la carrocería (una de cuatro y otra de tres puertas) y del hecho que se monten en fábricas distintas (Ratisbona el M3 y Múnich el M4), ambos modelos son prácticamente idénticos, o al menos en lo que a mecánica y comportamiento se refiere.

Esta nueva generación de “emes” de BMW dice adiós a los motores atmosféricos para dar la bienvenida a la tecnología M TwinPower Turbo (dos turbocompresores). Pero lo más sorprendente es que con dos cilindros menos, seis en línea frente a ocho en V, un litro menos de cubicaje, 3.0 frente a 4.0, y un menor peso, de 1.497 en lugar de 1.587 kg, este motor, que ha sido específicamente desarrollado para estos dos modelos, es capaz de desarrollar 11 CV más de potencia, 431 frente a 420 CV, aumentar el par máximo hasta los 550 Nm entre las 1.800 y 5.390 rpm cuando antes contaba con 400 Nm a 3.900 rpm.

Esta mecánica podrá asociarse a una transmisión manual de seis marchas, novedad, aunque, desde aquí te recomendamos, si puedes, equipar la automática de doble embrague de siete marchas –M DKG-. No es tan refinada como la de ocho que ya monta en otros modelos (Serie 1, X3…) pero sí nos permitirá ser más rápidos, sobre todo en aceleración. Y es que con la M DKG, los nuevos M3 y M4 pasan de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos, medio segundo más rápido que su predecesor, pudiendo alcanzar hasta 280 km/h de velocidad máxima si decidimos montar el paquete Driver (de serie, está auto-limitada a 250 km/h). Además, cuenta con la funciones Launch Control, con el que poder hacer salidas tipo Fórmula 1 desde parado, Burnout Smokey, que permitirá que las ruedas traseras patinen ligeramente mientras estamos en movimiento, y Satbility Clutch Control, actuando sobre el embrague para corregir el sobreviraje (el coche se desliza en su parte trasera).

Por último, la electrónica será uno de los puntos clave en estos nuevos M3 y M4. Gracias a ella se podrá graduar la respuesta de la dirección, eléctrica en lugar de electrohidráulica, o de la suspensión. Para ello, como viene siendo habitual en muchos BMW, se contará con tres modos de conducción: Confort, Sport y Sport+. Incluso, podremos regular de tres formas distintas el control de estabilidad: conectado, desconectado y M Mode, esta última destinada a hacer uso del Launch Control…

De momento no podemos aventurarnos y decir que será el M3 más radical (para un servidor sigue siendo la tercera generación), pero por lo visto en las imágenes y en los vídeos facilitados por la marca, la deportividad está servida.

Tecno&Motor

Tecno&Motor

Probamos el Volkswagen Passat Variant GTE: conciencia familiar

Karam El Shenawy

¿Puede un híbrido ser capaz de circular como un eléctrico puro y, al mismo, tiempo emocionarte como un deportivo? La respuesta es sí. Nosotros lo hemos comprobado exprimiendo al máximo al Volkswagen Passat Variant GTE, el híbrido enchufable de la marca alemana que pasa de ser el Dr. Jekyll a Mr. Hyde con sólo pulsar un botón. leer

Tecno&Motor

Harley Davidson Softail, gama 2018

Manel Hospido

El gigante americano no es muy dado a realizar grandes cambios en su catálogo, pero las ventas mandan y por ello se han puesto manos a la obra, empezando con sus motos custom de gran cilindrada, las Harley Davidson Softail. leer

Tecno&Motor

Probamos el Volvo V90: regreso a lo grande

Karam El Shenawy

Tras casi haber ‘desaparecido’ del segmento de las berlinas de representación familiares, Volvo vuelve a la carga con este V90 un producto atractivo, confortable y que se supera tanto en calidad como en tecnología y seguridad. leer

Tecno&Motor

Probamos el Porsche 911 Carrera 4S: ‘turbo era’

Karam El Shenawy

Porsche rompe con el tradicionalismo dotando al clásico 911 Carrera de un motor turboalimentado. Pero la renovada versión de acceso a la familia Nueveonce esconde un sinfín de secretos que nosotros hemos descubierto en esta prueba. Si quieres saber cuáles son… sigue leyendo. leer

Tecno&Motor

Probamos el Toyota GT86: pura diversión

Karam El Shenawy

En plena era digital, Toyota nos propone un producto como los de ‘antaño’. El GT86 tiene todo lo que se demanda en un deportivo: diseño, sencillez y un conjunto motor-chasis que consigue una cosa: que nos divirtamos al volante… Y todo ello por un precio de derribo. Nosotros lo hemos probado y nos ha dado mucha pena tener que devolverlo. leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+