El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

Hasta 520 km de recorridoConducimos los nuevos Audi Q4 e-tron y Skoda Enyaq iV

No queremos que sea una comparativa pero el hecho de haber nacido dela misma base nos permite juntar a los nuevos Q4 e-tron y Skoda Enyaq en un mismo texto. Nosotros ya los hemos conducido y podemos afirmar que la electrificación alcanza una nueva dimensión con ellos. ¿Por qué? Sigue leyendo y lo descubrirás.

En un sector que se mueve directamente hacia la electrificación Audi y Skoda no quieren perder ese tren cero emisiones y nos propone una doble apuesta con una misma alma y aspiraciones parecidas. Sí, muchos os preguntaréis que juntar a un modelo generalista con otro de corte Premium puede ser un premio para uno y un castigo para el otro.

Nada más lejos de la realidad pero el hecho de que hayamos juntado a estos dos modelos se debe tanto a una cuestión de periodicidad como al hecho que tanto el Audi Q4 e-tron como el Skoda Enyaq iV se sostienen sobre la misma plataforma, la MEB del Grupo Volkswagen, la misma que ha dado vida al VW ID.4 o al CUPRA Born, entre otros.

Viendo uno y otro hay una máxima común: el diseño es una de sus grandes bazas. Si bien el Q4 e-tron propone unas líneas más equilibradas el Enyaq iV apuesta por un diseño más afilado en su frontal y por otro más arriesgado, y quizá menos vistoso, en su zaga. Los dos guardan unas proporciones parecidas, de 4,59 metros para el alemán y de 4,65 metros en el Enyaq, situándose ambos entre sus hermanos de combustión, Q3Q5 y Karoq-Kodiaq, respectivamente.

Ambos cuentan con elementos distintivos con los que pretenderán captar la atención de sus potenciales compradores: cuatro opciones de configuración para la luz diurna en el caso del Q4 e-tron o una parrilla denominada Crystal Face LED que solo podrá escogerse en el Enyaq iV Sportline (opcionalmente) o en el futuro Enyaq iV RS (de serie). Además, el checo se convierte en el primer Skoda en poder montar unas llantas de 21 pulgadas, las mismas que también están disponibles en el Q4 e-tron. Llantas que en el caso del alemán pueden tener una configuración denominada Aero que ayuda a aumentar la autonomía restante.

Calidad por todos cuatro costados

El interior sigue aportando diferencias. Pero antes de entrar en ellas huelga alabar las comunes que se reducen, principalmente, al espacio disponible. La plataforma MEB ha permitido que sus modelos se coloquen en la cúspide en lo que a espacio disponible se refiere.

Con las baterías colocadas en el piso del coche, los diseñadores tanto checos como alemanes han tenido total libertad para jugar con la habitabilidad. En este sentido, ambos calcan su distancia entre ejes, 2,65 metros, aunque el Enyaq iV juega a su favor con los 6 cm más de longitud de su carrocería para ofrecer un maletero de 585 litros, es decir, 65 más que el Q4 e-tron.

Si nos centramos en los puestos de conducción lo último que querríamos sería comparar un coche de corte generalista con uno Premium pero hemos de decir que el Enyaq iV ha conseguido elevar a otra dimensión a Skoda. Todavía le queda un puntito para acercarse al Q4 e-tron pero en la firma checa tienen que estar contentos con el trabajo realizado. En lo que a diseño se refiere, ambos barren para casa ofreciendo estéticas conocidas, con grandes pantallas centrales y un confort de a bordo exquisito.

La elección entre uno y otro se torna complicada pero si tuviéramos que elegir uno sería el Q4 e-tron. Los motivos, sencillos. El alemán cuenta con un cuadro de instrumentos digital al uso, de 12,3 pulgadas y no con uno minimalista de 5,3 con escasa información como el del Enyaq. Además los comandos están algo más orientados hacia el conductor mientras que la guinda la pone un Head-up display con informaciones en realidad aumentada que resultan ser un gadget muy curioso y que también estará disponible próximamente en el Enyaq iV.

Skoda lo contrarresta con un monitor central hasta de 13 pulgadas mientras que en Audi el actual es de 10,1 para a finales de año dar paso a otro de 11,8 pulgadas convirtiéndose además en el más grande de la firma. Tecnologías y calidades aparte, nos gusta el hecho de que la checa nos permita la posibilidad de escoger una tapicería de corte más ecológico con materiales reciclados, como el tapizado de los asientos ecoSuite y Lodge, creados con un 40% de tejido natural y ecológico certificado por la compañía Woolmark, el uso de poliester y envases de botellas recicladas o incluso el tratado natural con extractos de aceite de oliva del cuero, prescindiendo de los productos químicos.

Hasta el infinito

Si nos centramos en el rendimiento aquí volvemos a encontrar semejanzas y diferencias. El confort de marcha es común tanto en el Q4 e-tron como en el Enyaq iV aunque en el caso del alemán el dinamismo está más presente, con un tacto más directo y firme. Cualidades a resaltar incluso más si tenemos en cuenta que es ligeramente más pesado que su primo-hermano checo. Pero, ello no significa que el Enyaq iV sea lento o tosco, todo lo contrario, pero Audi ha sabido poner a punto de manera más ‘picantona’ esta plataforma MEB.

De lo que no hay duda es ni del rendimiento ni de la autonomía. Los dos comparten estructura mecánica, con versiones dotadas de un único motor colocado en el eje trasero así como de otras con tracción total gracias a la inclusión de otro bloque en el eje delantero. Por número de versiones, el Enyaq iV se lleva la palma al ofrecer en total cuatro (ahora son tres pero la cuarta llegará durante el primer trimestre de 2022), una más que el Q4 e-tron.

Además, la versión de acceso, Enyaq iV 60 rinde 180 CV, 10 CV más que el básico del Q4, que se queda en los 170 CV. El punto intermedio es común en ambos, con 204 CV (Enyaq iV 80 y Audi Q4 40 e-tron) mientras que el checo propone un 80X con tracción total y 265 CV inexistente en el alemán. El tope de gama en ambos se mueve en torno a los 300 CV, en concreto 306 CV para el Enyaq iV vRS (es el que llega en 2022) y 299 CV para el Q4 50 e-tron quattro, convirtiéndose en el auténtico campeón de las prestaciones.

En lo que respecta a la autonomía, total y absoluta tranquilidad pues ambos permiten homologar un recorrido de 520 kilómetros siempre y cuando la combinación de motor-batería sea la idónea. En este apartado se puede optar por dos capacidades de batería, de 58 kWh brutos y de 77 kWh con la diferencia no solo de recorrido (la pequeña permite unos 400 km mientras que la mayor es la que llega a esos 520) sino de carga, pues la menos capaz tiene un tope de 7,4 kW en corriente alterna y 100 kW en corriente continua, mientras que la de mayor capacidad permite 11 y 125 kW, respectivamente. De esta forma, en menos de 10 minutos se puede almacenar energía para recorrer cerca de 130 km.

Los eléctricos, ¿del pueblo?

Por último entramos en el apartado de los precios. Y es que aquí la lógica y el tarifario nos debería hablar de grandes diferencias por ser sus marcas quienes son. Pero teniendo en cuenta que ambos modelos pueden acogerse al Plan MOVES III del Gobierno que bonifica con hasta 7.000 € en la compra de un coche eléctrico nuevo entregando uno antiguo para achatarrar, se puede adquirir un Enyaq oiV por menos de 30.000 € y un Q4 e-tron por 37.460 €.

En definitiva, se podría decir e incluso afirmar que Audi y Skoda han hecho los deberes de manera notable. La electrificación avanza de manera paulatina pero parece evidente que con modelos como el Q4 e-tron y el Enyaq iV es mucho más sencillo optar por tener un coche cero emisiones, que respete el medio ambiente aparcado en nuestro garaje. Todo ello sin prescindir del lujo, el confort y, sobre todo, el espacio de dos modelos que darán mucho de qué hablar en esta segunda mitad de 2021.

Etiquetas

Tecno&Motor

Tecno&Motor

Conducimos los nuevos Audi Q4 e-tron y Skoda Enyaq iV

Karam El Shenawy

No queremos que sea una comparativa pero el hecho de haber nacido dela misma base nos permite juntar a los nuevos Q4 e-tron y Skoda Enyaq en un mismo texto. Nosotros ya los hemos conducido y podemos afirmar que la electrificación alcanza una nueva dimensión con ellos. ¿Por qué? Sigue leyendo y lo descubrirás. leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+