El Hedonista El original y único desde 2011

“Mi vida ha estado llena de terribles desgracias, la mayoría de las cuales nunca sucedieron.”. Michel de Montaigne

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

Conocemos en persona al Volkswagen ID.3: icono moderno

El Volkswagen ID.3 está preparado para desembarcar y nosotros hemos tenido la oportunidad de conocerlo y tocarlo. Aquí te contamos todos detalles.

La historia de Volkswagen se rige por el lanzamiento de dos modelos que, a la postre, han acabado por convertirse en auténticos iconos de la historia del automóvil: el VW Beetle y el Golf GTI (mucho más que el propio Golf). Dupla a la que ahora pretende sumar el ID.3 que elhedonista ha tenido la oportunidad de conocer en primicia en Madrid.

Sabemos que la movilidad está cambiando y no solo a la hora de elegir combustible, sino a la hora de relacionarnos con el entorno e, incluso, de tener un vehículo en propiedad. De ahí que el ID.3 se torne como una de las piezas clave del nuevo puzzle que Volkswagen está formando de aquí a 2050. Porque esta es la primera piedra de un proyecto en el que se han invertido más de 60.000 millones de euros y que tiene como objetivo convertirse en el primer fabricante CO2 neutral del mercado.

Objetivo que no parece descabellado pues el ID.3 ya es el primer vehículo que adquiere dicho rango siendo además, el primero de una amplia familia de modelos que irán llegando de aquí a los próximos años y que coparán todos los segmentos habidos y por haber: desde urbanos hasta deportivos de alto rendimiento pasando por furgonetas y, claro está, por SUVs.

El ID.3 llega en verano

Como decimos, el encargado de estrenar esta estrategia es el ID.3, o lo que es lo mismo, el tercer eléctrico de Volkswagen tras los e-Golf y e-Up! Sin embargo, a diferencia de sus dos hermanos de gama, este ID.3 sí ha sido concebido desde cero como un vehículo exclusivamente eléctrico.

Se erige bajo la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, la misma que emplearán los SEAT el-Born, Audi Q4 o Skoda Eniaq entre otros. Un modelo que ya sorprendió en el pasado Salón de Fráncfort. Tanto que la firma ha recibido un total de 37.000 reservas en todo el mundo, 3.000 de las cuales proceden directamente de nuestro país. Un número reseñable de peticiones para un coche que todavía no ha echado y para el que habrá que esperar hasta la primavera, esperemos, para probarlo, o hasta el verano para verlo circular de manera definitiva.

Un eléctrico, este ID.3 que pretende convertirse en el nuevo coche (eléctrico) del pueblo (como ya hiciera en los años 50 el Beetle) pues su gama comercial romperá la barrera de los 30.000 € en su versión de acceso y costará menos de 36.000 € en la versión a priori más demandada… todo ello sin sumar los posibles descuentos gubernamentales que se puedan aprobar y aplicar.

Atractivo nato

Entrando ya de lleno en el producto que, como decimos, pudimos ver, tocar y percibir, este ID.3 sin duda llama la atención… incluso pese que la unidad expuesta en el Espacio Villanueva no era la más agraciada en lo que a combinación de colores se refiere. De naturaleza compacta, sus dimensiones son similares a las de un Golf actual: 4,26 metros de largo, 1,81 de ancho y 1,55 de alto.

Cotas que envuelve en un diseño atractivo, elegante y sin florituras con personalidad propia pero con elementos que evocan a los de su hermano el Golf. En este sentido, su zona más característica es tanto el frontal, exento de calandra y con la opción de montar faros Matrix LED con luz de bienvenida), como la lateral, con un fuerte componente deportivo, llantas hasta de 20 pulgadas y con un pilar C robusto con un tramado configurable. La zaga, por su parte, es la parte que más recuerda al Golf, sobre todo en lo que composición de faros y forma del portón o luneta se refiere.

Amplio como un Passat

De puertas lo primero que llama la atención es sin duda su amplitud. Tal es así que la propia Volkswagen lo define como “un vehículo tan compacto como un Golf y tan espacioso como un Passat”. De hecho, los 2,76 metros de distancia entre ejes suponen solo 2 cm menos que la berlina, hecho que se percibe al acceder a una zona trasera confortable y perfectamente apta para tres adultos. Además, gracias a que las baterías se colocan en el piso, el maletero es capaz de registrar un volumen de 385 litros.

Delante, el ID.3 destaca por su sencillez y excelente calidad de fabricación, similar de nuevo a la del Passat e incluso próxima a la de modelos de rango superior. Altamente personalizable, sobresale por su componente tecnológico. El salpicadero prescinde casi por completo de los comandos físicos y todas las funciones las aglutina la pantalla central de 10 pulgadas.

Junto a ella, un cuadro de instrumentos también digital pero más reducido que integra lo que vendría a ser la transmisión (al estilo BMW i3) permitiéndole ampliar el espacio en la cabina. Pero sin duda la pantalla más destacada es la que no se ve a simple vista. Hablamos del Head-up display cuya principal cualidad es la integración de un sistema de Realidad Aumentada que nos permitirá mantener siempre la concentración y la atención.

Del resto de gadgets tecnológicos que esperamos poder analizar en la primera prueba que realicemos, destacaríamos el asistente personal que responde al comando de “Hola ID” o la total integración móvil con el smartphone, ya sea para hacer uso de las funciones en el propio vehículo como para interactuar con él desde cualquiera de nuestros dispositivos personales, incluidos los smarwatch gracias a la aplicación VW App.

Si hablamos de equipamiento, Volkswagen ha querido simplificar al máximo el proceso de configuración del ID.3, logrando que cada usuario obtenga su ID.3 soñado en tan solo 10 clics eligiendo la capacidad de la batería, la potencia, el color, las llantas y los paquetes disponibles: Confort, Design, Multimedia, Assistance y Sport que, a su vez, contarán con un derivado Plus (+) más equipado.

Hasta 204 CV de potencia y 550 km de autonomía

Una gama comercial que, a diferencia de los vehículos de combustión, se estructura teniendo en cuenta la capacidad de la batería. A escoger entre tres alternativas, Pure, Pro y Pro S, el cliente podrá recorrer 330, 420 o 550 kilómetros, respectivamente. Esto es posible gracias a los 45, 58 y 77 kWh de capacidad neta que ofrece cada batería (49, 62 y 81 kWh brutos). Lo que sí es común es la garantía: ocho años o 160.000 kilómetros con un rendimiento mínimo del 70%.

A su vez, cada una de estas versiones puede desgranarse en uno o dos niveles de potencia concretos. En el caso del ID.3 Pure podremos escoger entre tener un motor de 126 CV que acelere de 0 a 100 km/h de 11 segundos (encargado de bajar de esos 30.000 €) o uno denominado Pure Power con 150 CV y 9 segundos de aceleración. El ID.3 Pro también ofrece dualidad, con un escalón de 145 CV y otro bautizado como Pro Power que con sus 204 CV y 7,5 segundos para pasar de 0 a 100 km/h es el más potente de toda la gama.

Sí porque optar por el Pro S no implica tener el ID.3 más prestacional, sino el corredor de fondo gracias a esos 550 km de autonomía homologada que comentábamos. Los 160 CV de su motor le permitirán alcanzar los 100 km/h desde parado en 8,5 segundos.

Adicionalmente y para festejar su lanzamiento, Volkswagen ha creado una edición especial denominada ID.3 1ST de la que solo va a fabricar 30.000 unidades para todo el mundo (está pendiente conocer cuántas corresponden a España). Basado en el ID.3 Pro Power de 204 CV y con 420 km de autonomía, posee detalles de diseño y equipamiento exclusivos, al tiempo que gozará hasta de 2.000 kWh de electricidad gratuita a través de Volkswagen We Charge.

Ya que hablamos de la carga, el ID.3 contará con varios cargadores y varias potencias de disponibles. En el caso de tomas de corriente alterna, el Pure admitirá cargas hasta de 7 kW siendo necesario invertir 8 horas para obtener la totalidad de la carga; mientras que los Pro y Pro S podrán conectarse a enchufes de 11 kW, rebajando el tiempo 5 horas.

Si lo conectamos a una red de corriente continua, el Pure conseguirá de 50 kW, el Pro de 100 kW y el Pro S de 125 kW. En cualquiera de estos casos, en menos de 30 minutos el coche tendrá carga suficiente para recorrer 290 kilómetros.

Adicionalmente, Volkswagen España conscientes de que es necesaria una “infraestructura acorde al movimiento eléctrico”, como afirmó Laura Ros, directora general de la marca en nuestro país, ofrecerá a sus clientes la posibilidad de cargar sus ID.3 en los concesionarios oficiales de la marca por un precio que será muy jugoso.

Al contado o mediante renting

Dado que Volkswagen abrirá la cartera de pedidos en primavera y las primeras unidades no llegarán hasta verano, de momento la firma alemana se ha limitado a comunicar los precios orientativos sobre los que se moverá: menos de 30.000 € para el ID.3 Pure de 126 CV y menos de 36.000 € para el ID.3 Pro de 145 CV. Faltaría por conocer el precio del ID.3 Pro S ya que también sabemos que la tarifa del ID.3 1ST estará por debajo de los 40.000 €.

Como alternativa y para todos aquellos clientes que no quieran tenerlo en propiedad, Volksagen mantiene su modalidad de alquiler a particulares (fórmula al alza según VW) quienes podrán elegir entre pagar una entrada de 3.325 € y una cuota de 275 € al mes (más IVA) o facturar 370 €/mes (más IVA) sin entrada. Cuotas correspondientes a un contrato de 36 meses y 10.000 kilómetros anuales que incluyen mantenimiento y seguro a todo riesgo con franquicia de 600 €.

Una vez la primera presentación se ha realizado de manera oficial, solo queda ir quemando etapas, es decir, conducirlo, probarlo en profundidad y ver qué respuesta tiene entre el público. Que 37.000 personas lo reservasen sin haberlo visto ya es un síntoma de importancia… y si no que se lo digan al Citroën DS. Que el Beetle y el Golf GTI vayan haciéndole hueco en su particular Olimpo, porque este ID.3 tiene todo lo necesario para convertirse en un auténtico icono.

Tecno&Motor

Tecno&Motor

7 días con la Triumph Speed Twin 1200

Manel Hospido

La Triumph Speed Twin se sitúa en la parte alta de la gama Modern Classic de la firma británica. Una moto que combina el reconocible ADN de las Bonneville con un potente motor similar al montado en las Thruxton. leer

Tecno&Motor

MV Agusta Superveloce 800: una “clásica” deportiva

Manel Hospido

Presentada en 2018 como ejercicio de estilo y después como “Serie Oro”, ha sido durante el pasado Eicma 2019 cuando veíamos por primera vez la versión estándar de la MV Agusta Superveloce. Una auténtica deportiva de 148 caballos de potencia disfrazada de nostalgia. leer

Tecno&Motor

Conducimos el Peugeot 2008: el rey león

Karam El Shenawy

Si el 208 se alzó como uno de los lanzamientos del año, este Peugeot 2008 corrobora la apuesta de la firma francesa por volver a liderar el segmento B. Nosotros lo hemos conducido… incluyendo el eléctrico. leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+