El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

Ducati XDiavel DraXter ConceptUn Dragster cocinado a la boloñesa

Durante el pasado Motor Bike Expo, Ducati nos deslumbró con un espectacular ejercicio de estilo hecho a partir de su nueva XDiavel, la DraXter.

Si la XDiavel se presentó como la nueva custom de la marca boloñesa, la Draxter es su transformación en una deportiva extrema, una moto que con su aspecto musculoso nos invita a quemar rueda al estilo de las carreras de aceleración “Made in USA”.

Si hay una fecha que todo buen aficionado europeo a las motos artesanales tiene marcado en rojo en su calendario es la del Motor Bike Expo de Verona. Esta feria, especializada en el mundo de las transformaciones, no ha dejado de crecer en las últimas ediciones, tanto en visitantes como en expositores. Este año, el recinto del Veronafiere, acogió a más de 150.000 visitantes y unos 600 expositores durante tres días en los que se pudo disfrutar de unas setenta actividades, entre exhibiciones, shows, concursos, presentaciones, etc. y donde se pudieron admirar alrededor de 200 motos hechas para la ocasión por algunos de los mejores constructores del mundo. Con estas cifras, es normal la presencia de los grandes fabricantes de motos como Harley Davidson, Indian, Triumph, BMW o Ducati, que en los últimos años se han vuelto unos asiduos del Motor Bike Expo.

Ducati llegaba a Verona con dos objetivos claros, por un lado, apuntalar el éxito comercial que han tenido sus Scrambler durante el pasado año, presentando además su nuevo modelo Sixty2; y por otro, seguir con la promoción de sus XDiavel, unas tecno-custom que fueron presentadas en noviembre durante el Eicma de Milán y que han llegado a los concesionarios este mismo mes de marzo. Para ello, la marca de Borgo Panigale creo dos stand bien diferenciados, uno de corte fun, para las Scrambler, y otro elegante y sobrio, que recodaba a una boutique de lujo. En este último, donde todo era cuero negro y acero pulido es donde destacaban los detalles amarillos del último capricho del Centro Style Ducati, la DraXter.

Esta moto-concept ha sido creada por el departamento del Advanced Design de Gianandrea Fabbro, encargados de trabajar en los diseños y prototipos de los que nacerán las Ducati del futuro. Con la DraXter, se ha querido mostrar que la nueva XDiavel además de ser una gran moto en sí, puede convertirse en un excelente punto de partida para una customización. En este caso, la idea ha sido transformarla en un dragster, una espectacular disciplina deportiva, con numerosos adeptos en los Estados Unidos, que básicamente consiste en pruebas de aceleración en línea recta donde participan algunos de los vehículos más potentes del mundo.

Para empezar con esta transformación, los chicos del Centro Style Ducati no tuvieron que desplazarse mucho de su lugar de trabajo, ya que para darle un toque deportivo a una moto, pocos sitios mejores que las aledañas instalaciones del Ducati Corse. De aquí, se sacaron el nuevo equipo de frenos y la suspensión, todo proveniente de las superdeportivas de la marca, las Panigales. Así, el tren delantero de la DraXter recibe unas pinzas de freno Brembo monobloque M50, con discos flotantes de gran diámetro, y una horquilla invertida Öhlins FGR300 presurizada, que se combina detrás con un amortiguador TTX36, también del catálogo del fabricante sueco.

Para seguir, junto a la incorporación de la nueva suspensión, se cambió la posición de conducción, elevando la parte trasera y cargando más peso en la delantera, donde el conductor/piloto se tendrá que agarrar a unos semi-manillares situados por debajo de la tija superior, en los que de nuevo aparecen piezas de clara inspiración deportiva, como las bombas de accionamiento radial Brembo de freno y embrague. Cabe destacar que esta última actúa sobre una unidad de alto rendimiento en seco lo que simplifica la acción de retirar los discos en caso necesario, algo muy corriente en las pruebas de aceleración.

En cuanto a la estética de la Draxter, los adjetivos se quedan cortos. Se ha mantenido el chasis de serie: un multitubular trellis de acero, que utiliza el motor como parte estructural, y que esta vez va pintado en dorado como las dos pletinas de aluminio forjado sobre las que bascula su espectacular monobrazo, en el que gira una inmensa rueda, con llanta de 10 brazos y neumático liso de gran diámetro y perfil casi cuadrado, que se une al motor mediante una transmisión tipo cardan. Bajo esta se pueden ver dos silenciadores firmados por Termignoni con salidas a cada lado de la moto, que incluyen un mapa específico para sacar el máximo partido a los 1.262cc de su bicilíndrico en “L” Testastretta. Sobre él, encuentran su lugar el depósito de gasolina y el colín, ambos pintados en negro mate con apliques de goma espuma y detalles en amarillo, a juego con la decoración de la quilla, donde aparece el nombre de la moto y el número 90, un guiño a los 90 años que cumple la marca este año y que se festejará por todo lo alto en el próximo World Ducati Week.

Por último, hay que mencionar dos piezas que le dan buena parte de su personalidad a esta Ducati. Por un lado sus reposapiés, que van situados muy atrás, buscando la máxima aerodinámica del piloto, al estilo de los dragster. Y por otro, su impactante doble óptica delantera, de forma cóncava, que junto al sobredimensionado guardabarros delantero ayuda a guiar el flujo del aire al motor. Un grupo óptico que no dejó a nadie indiferente y que es un buen ejemplo del diseño italiano imperante en toda la moto, que consigue dar un toque elegante y de distinción a un concepto tradicionalmente más interesado en mostrar músculo que en buscar la belleza.

Tecno&Motor

Tecno&Motor

Probamos el Porsche Panamera 4S Sport Turismo: aires de familia

Karam El Shenawy

Porsche consigue algo que hace décadas parecía quimérico, tener una berlina familiar. Basado en el Panamera, añade el apellido Sport Turismo para ofrecer una zaga redondeada, un maletero más capaz y una configuración interna para cinco ocupantes. Nosotros lo hemos probado en su versión 4S. leer

Tecno&Motor

Probamos el Alfa Romeo Stelvio: SUV de principio a fin

Karam El Shenawy

El SUV de Alfa Romeo, el Stelvio consigue lo que muy pocos rivales son capaces de lograr: enamorar en un tramo por curvas. El perfecto trabajo realizado a nivel de chasis combinado con un motor de gran potencia le convierten en el todocamino más emocional de cuantos existen en el mercado actualmente. leer

Tecno&Motor

Probamos el SEAT Leon CUPRA ST 300: diversión familiar

Karam El Shenawy

Quien piense que aunar deportividad con disfrute familiar es una quimera es porque aún no ha tenido la oportunidad de conducir el SEAT León CUPRA ST 300. Un auténtico bólido de competición pensado para el día a día y que nosotros hemos probado en profundidad. leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+