El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

Este coche no corre: vuela

El Bloodhound SuperSonic Car (SSC) quiere batir el récord del mundo en velocidad por tierra.

Está fabricado en titanio y fibra de carbono, y viaja sobre ruedas de aluminio. Gracias a su motor a reacción el Bloodhound SuperSonic Car (SSC) pretende establecer un nuevo récord en velocidad por tierra a 1.609Km/h. Y lo va a conseguir, superando al avión estadounidense de combate con motor a reacción F104, que voló por encima del nivel del suelo a una velocidad cercana a los 966 km/h. Avances de la ingeniería.

Este coche, que tiene parte de avión de combate, por su motor a reacción, parte de cohete espacial y aspecto de coche de Fórmula 1, es el sueño de un equipo de científicos e ingenieros británicos expertos en aerodinámica que llevan casi seis años trabajando en este modelo único de 8,9 metros de largo con el que pretenden demostrar que por tierra también es posible conseguir vehículos que se desplacen más rápido que una bala.

La fecha prevista para la prueba definitiva con la que batir el récord es el año 2016, y el lugar elegido el Hakskeen Pan, el lecho seco de un lago en Sudáfrica, que cumple los requisitos requeridos para la prueba: una recta absolutamente plana de 19,31 kms de largo y 3,22 kms de ancho.

Diseñar un modelo de coche con estas características es todo un logro para la la ingeniería, sobre todo por las altas velocidades que pretende alcanzar. Y más si se tiene en cuenta que no se ha usado caucho, lo que hubiera resultado inviable ya que los neumáticos se rompen cuando se superan los 700 km/h, de ahí que se hayan construido con aluminio sólido.

El Bloodhound SuperSonic Car (SSC) incluye entre sus componentes varios cohetes propulsores destinados a obtener el empuje necesario para conseguir llegar los 1.609 km/h.  También está dotado con tres motores que proveen 135.000 caballos de fuerza. Todo encaminado a conseguir desplazarse a 1.609Km/h por tierra, velocidad ni siquiera lograda nunca por un avión de combate con motor a reacción. Para superar los 523,27 km/h, que es el récord de velocidad por tierra, la calve es que el Bloodhound pone en marcha un motor de cohete.

En poco más de un año saldremos de dudas de si el Bloodhound SuperSonic Car (SSC), que cuenta con apoyo de marcas como Rolex, Jaguar o Rolls Royce, consigue su objetivo.

Tecno&Motor

Tecno&Motor

Probamos el Porsche Panamera 4S Sport Turismo: aires de familia

Karam El Shenawy

Porsche consigue algo que hace décadas parecía quimérico, tener una berlina familiar. Basado en el Panamera, añade el apellido Sport Turismo para ofrecer una zaga redondeada, un maletero más capaz y una configuración interna para cinco ocupantes. Nosotros lo hemos probado en su versión 4S. leer

Tecno&Motor

Probamos el Alfa Romeo Stelvio: SUV de principio a fin

Karam El Shenawy

El SUV de Alfa Romeo, el Stelvio consigue lo que muy pocos rivales son capaces de lograr: enamorar en un tramo por curvas. El perfecto trabajo realizado a nivel de chasis combinado con un motor de gran potencia le convierten en el todocamino más emocional de cuantos existen en el mercado actualmente. leer

Tecno&Motor

Probamos el SEAT Leon CUPRA ST 300: diversión familiar

Karam El Shenawy

Quien piense que aunar deportividad con disfrute familiar es una quimera es porque aún no ha tenido la oportunidad de conducir el SEAT León CUPRA ST 300. Un auténtico bólido de competición pensado para el día a día y que nosotros hemos probado en profundidad. leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+