El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

Para el 2018 la MoCo ha realizado toda una revolución en sus modelos Softail.Harley Davidson Softail, gama 2018

El gigante americano no es muy dado a realizar grandes cambios en su catálogo, pero las ventas mandan y por ello se han puesto manos a la obra, empezando con sus motos custom de gran cilindrada, las Harley Davidson Softail.

En grandes pinceladas podemos decir que para el 2018 habrá ocho modelos completamente nuevos de Harley Davidson Softail. Cinco ya estaban presentes y se han renovado completamente y los otros tres vienen de las extintas Dyna.

Bye, bye Dyna

Como os decíamos, las Dyna desaparecen por el momento del catálogo. Quizás sea este el punto que más críticas pueda generar entre los seguidores de la marca. La razón es que eran motos que se vendían muy bien en Europa y una puerta de entrada a los Big Twins. A cambio, las Harley Davidson Softail comienzan sus precios mucho más abajo que años anteriores (15.350 €) lo que seguro será todo un aliciente.

Nuevo chasis

Uno de los cambios más notables en las Harley Davidson Softail para el 2018 es su chasis. Este cuadro de acero al carbono, sigue llevando su característica amortiguación oculta, imitando un rígido. Además, gracias a un gran trabajo de diseño se ha reducido la cantidad de piezas usadas y el número de soldaduras, consiguiendo bajar el peso hasta en 17 Kg, aumentado además su rigidez un 65 %.

Además, este chasis va acompañado de un nuevo basculante, también más ligero, que se presenta en dos versiones, según el tamaño de la rueda trasera.

Amortiguación revisada

Las nuevas Harley Davidson Softail heredan de la gama Touring su amortiguación delantera. Se trata de la horquilla de alto rendimiento con doble válvula flexible. Este sistema consigue rendimientos similares a las horquillas de cartucho, aunque mejor adaptado al compromiso entre confort y efectividad que se requiere en una custom.

En cuanto al tren trasero, se ha optado por un único amortiguador, fácilmente regulable en la precarga del muelle para poder adaptarlo a la condición de conducción: solo, acompañado, con equipaje…

Dos motorizaciones

También proveniente de las touring, en toda la gama Softail se instala el motor Milwaukee-Eight 107. Este inmenso bicilíndrico en V a 45 grados y 1.745 cc, monta culatas refrigeradas por aceite de alta precisión, entrega 145 Nm de par motor a tan solo 3.000 vueltas y tiene un consumo mixto de entorno a los 5,5 litros.

Pero si quieres más, por unos 2.000 €, en los modelos Fat Boy, Fat Bob, Breakout y Heritage Classic se da la opción de montar de fábrica el Milwaukee-Eight 114. Con ello tendremos 1.868 cc y 155 Nm de par, lo que se traduce en una mejor aceleración en cualquier régimen.

Cinco modelos Harley Davidson Softail

Fat Boy. Este mítico modelo que popularizó la película Terminator II, cambia totalmente en el 2018. Se ha rediseñado su frontal, que incluye un nuevo faro; sus llantas lenticulares ahora pasan a ser unas Lakester; su guardabarros trasero es sensiblemente más corto; y sus neumáticos engordan, midiendo ahora 160 y 240 mm.

La Heritage Classic es heredera de uno de los primeros modelos Softail en fabricarse y un imprescindible del catálogo HD. Para el 2018, recibe una decoración donde el cromado es sustituido por negro; unas suspensiones más altas; un nuevo para-brisas desmontable; maletas rígidas, con cierre; y control de crucero.

Softail Slim. Este bobber sobrio y elegante se mantiene prácticamente igual, aunque se ha rediseñado su frontal (faro y embellecedores de horquilla) y se ha instalado un nuevo asiento Tuck and Roll rebajado.

Otro modelo que se mantiene muy similar es el Deluxe. Solo destacar, que además de las mejoras ya mencionadas de toda la gama, este custom clásico, cargado de cromados, monta una iluminación a base de led´s y un manillar Pull-Back, ambos de la colección Signature.

La Breakout, el dragster de la gama, recibe para el año que viene un nuevo depósito de gasolina de 13,2 litros junto a una instrumentación digital, alojada en las torretas del manillar. A lo que se unirán unas llantas Gasser de aluminio; una óptica delantera Daymaker; y un mayor ángulo de inclinación.

De Dyna a Softail

Otro clásico en el catálogo de Harley Davidson es la Low Rider, que pasa ahora a montar un chasis Softail. Este modelo, junto a los dos siguiente, llevaban chasis Dyna y amortiguación trasera a la vista. Sin embargo, a pesar del cambio, la Low Rider mantiene su espíritu de chopper setentero, con su doble instrumentación tipo Throwback instalada en el depósito y su visera de faro.

La Street Bob 2018, pasa a ser el modelo más asequible de la familia Softail (15.300 €). Además, gracias a su estilo sobrio y minimalista, al que se suma una instrumentación digital y una nueva óptica delantera de led, harán de ella toda una superventas.

Para el final hemos dejado al hooligan de la casa. La nueva Fat Bob es lo más parecido a una muscle-bike que tiene la MoCo. Su horquilla invertida de 43 mm, rematada por un impactante faro, no deja a nadie indiferente. Lo que unido a sus grandes neumáticos y el intimidante sistema de escape 2-1-2 de salida elevada, van a convertir a la Fat Bob en la comidilla de los puretas y el objeto de deseo de los más arriesgados.

Sin duda esta última moto, junto a la Fat Boy, van a ser los dos modelos con los que testear el éxito de esta revolución y descubrir hacia donde miran los incondicionales de Harley Davidson… ¿Y tú? ¿Qué opinas?

Tecno&Motor

Tecno&Motor

Probamos el Porsche Panamera 4S Sport Turismo: aires de familia

Karam El Shenawy

Porsche consigue algo que hace décadas parecía quimérico, tener una berlina familiar. Basado en el Panamera, añade el apellido Sport Turismo para ofrecer una zaga redondeada, un maletero más capaz y una configuración interna para cinco ocupantes. Nosotros lo hemos probado en su versión 4S. leer

Tecno&Motor

Probamos el Alfa Romeo Stelvio: SUV de principio a fin

Karam El Shenawy

El SUV de Alfa Romeo, el Stelvio consigue lo que muy pocos rivales son capaces de lograr: enamorar en un tramo por curvas. El perfecto trabajo realizado a nivel de chasis combinado con un motor de gran potencia le convierten en el todocamino más emocional de cuantos existen en el mercado actualmente. leer

Tecno&Motor

Probamos el SEAT Leon CUPRA ST 300: diversión familiar

Karam El Shenawy

Quien piense que aunar deportividad con disfrute familiar es una quimera es porque aún no ha tenido la oportunidad de conducir el SEAT León CUPRA ST 300. Un auténtico bólido de competición pensado para el día a día y que nosotros hemos probado en profundidad. leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+