El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

La visión de los coches de lujo del futuro de BMW

El Vision Future Luxury de BMW se adelanta al tiempo y a nuestros sueños.

Acostumbrados como estamos a que desde hace años las berlinas de lujo se debatan entre líneas clásicas o engendros deportivos, salvo excepciones como Aston Martin o Jaguar, no podemos más que congratularnos con la novedad y con que constructores como BMW se conviertan en la fuente de aire fresco, o acondicionado, es lo mismo. El caso es que en el 13er Salón de Pekín que se celebra estos días ha sido el constructor alemán es el que ha dado un golpe de efecto a todo el sector con su magnífica visión de futuro de las berlinas de lujo y sin complejo alguno con el Vision Future Luxury. Una llamada de atención al estancamiento general que sólo se ve destronado por tímidas incorporaciones de tecnologías híbridas pero sin mucho riesgo.

Aquí no hay moderación alguna, tecnología y diseño, rendimiento y elegancia, confort y belleza, lujos. ¿Cómo? Pues con un concepto diferente en el modo de construir y de los acabados, pero conceptos veraces, auténticos y sin perder de vista la realidad del mercado. Por lo pronto todo el habitáculo interior está construido sobre una estructura de fibra de carbono, ligera, sobre la que se añaden de forma visible todos los elementos capa a capa de forma visible, incluída la estructura. Aluminio, madera y cueros beige y marrones perfilan todos los elementos del habitáculo, desde el salpicadero a uno de los elementos más singulares de la estructura, el puente interior sobre el que se montan los cambios y parte de los mandos hasta una mesilla desplegable para los pasajeros o el tablet integrado y extraíble.

La combinación estética de los materiales del BMW Vision Future Luxury  se ve perfecta, el cuero y el aluminio en el volante, la fibra de carbono y los asientos integrados en la estructura, de menor grosor que los habituales liberando espacio en todo el habitáculo sin renunciar ni lo más mínimo al máximo confort. Y está la tecnología, que no podía faltar en una berlina de lujo, pero con una idea mucho más de nuestro tiempo, la de la conectividad y no sólo con el exterior, también la interior, entre los pasajeros. Del conductor al copiloto, de estos a los pasajeros, y vuelta, cada uno de los ocupantes del vehículo dispone de una pantalla táctil, los primeros integradas en el salpicadero, las otras dos en los respaldos de los asientos delanteros. Cada una de las pantallas da acceso independiente también a toda la información del viaje, la localización, la velocidad, el tiempo… y además permite compartir entre ellas con tan sólo un arrastrar. Y lo más espectacular del interior el sistema de realidad aumentada proyectada sobre el parabrisas que ofrece información relevante en cada momento al conductor, es el Vision Head Up Display, una tecnología desarrollada y que a duras penas los constructores están considerando y que tarde o temprano será habitual en todos los segmentos.

El exterior no desemerece a todo esto, sin perder la identidad visual de la marca y avanzando en la línea que marcara Pinifarina el pasado año con el Gran Lusso, se trata de una berlina ancha de algo más de cinco metros a la que se ha dotado de una línea de techo coupé aerodinámico que le da un aspecto suave y elegante. El pilar B del vehículo se ha rediseñado, integrado y minimizado de tal manera que permite la apertura completa del vehículo con unas puertas traseras que se abren al modo clásico, hacia atrás, ampliando y facilitando los accesos a los habitáculos. Detalles como el paso de rueda delantero y trasero sencillamente visibles que se aprovechan para añadirle complementos estéticos de lujo, la integración de los tubos de escape en una trasera poderosa y alta en la que destaca además el diseño de los faros, como en el frontal, más finos y alargados pero con OLED para darle una potencia de foco mayor de la habitual.

Como las ventas y la demanda de vehículos de alta gama se ha disparado en los últimos 18 meses con toda seguridad a BMW se le antoja que en ese mercado de los coches de los segmentos más altos en el que compite con su filial Rolls Royce hay cabida para muchas novedades. Rolls se va a quedar con lo más alto, lo más clásico, marcas y señales, y BMW se permite hacer las innovaciones en las líneas más versátiles, pero desde la matriz y con marca BMW, con la que puede ser más flexible en los diseños sin demasiados riesgos. Al fin y al cabo este es un mercado al que la marca quiere hincarle el diente desde hace tiempo y esto, sin valores diferenciales (para consigo mismo y para con la competencia) se antoja complicado. Pero la respuesta a este reto, el Vision Future Luxury, no podía ser más acertada. Seguro que lo veremos en producción.

2 respuestas a La visión de los coches de lujo del futuro de BMW

  1. Pablo dijo:

    Pues el aluminio del volante no me gusta nada.
    Para mí lo vulgariza. Parecen los rieles de una ventana.

  2. Pingback: Probamos el BMW Serie 6 GT: perfecta bipolaridad - El Hedonista

Tecno&Motor

Tecno&Motor

Probamos el BMW Serie 6 GT: perfecta bipolaridad

Karam El Shenawy

Es uno de los modelos más sorprendentes de la actualidad. En 5,09 metros es capaz de aglutinar todo el lujo de una berlina de representación, con el tacto deportivo de un cupé. En las siguientes líneas ponemos a prueba el nuevo BMW Serie 6 GT en su versión 640i impulsada por un bloque de gasolina de 340 CV. ¿El resultado? Lo sabrás al seguir leyendo. leer

Tecno&Motor

Probamos el SEAT Ateca FR: poder de atracción

Karam El Shenawy

Tras estrenarse en el segmento de los SUV con él, la firma española pone en liza la variante más deportiva y pintona de la gama. El SEAT Ateca FR cuenta con todos los argumentos necesarios para atraer a cualquier conductor. ¿Quieres saber cuáles son? Sigue leyendo leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+