El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

Polivalencia refinada: MV Agusta Stradale 800

Las MV Agusta siempre han tenido un marcado carácter deportivo, con la Stradale éste se ha dulcificado para conseguir una moto más polivalente para el día a día.

Con este nuevo tricilíndrico, MV Agusta Stardale 800, la casa de Varesse apuesta por una turística de media distancia y amortiguación alta para seguir aumentando su cuota de mercado. Un nicho que en los últimos tiempos ha conseguido conquistar a muchos motoristas de los más diversos perfiles.

Decir que MV Agusta está viviendo su mejor período, económicamente hablando, desde su renacimiento a manos del desaparecido Claudio Castiglioni es indudable. El buen trabajo de gestión de Giovani Castiglioni, su hijo, y su clara apuesta por los motores de tres cilindros de tamaño medio han sido todo un acierto que ha conseguido disparar los beneficios y el número de ventas de esta marca Premium, de la que AMG (Mercedes Benz) adquirió una participación de un 25% hace pocos meses.

Las MV Agusta siempre han tenido un marcado carácter deportivo, con la Stradale éste se ha dulcificado para conseguir una moto más polivalente, menos estresante, que podemos utilizar en el día a día, ya sea para llevarnos al trabajo, en pequeños viajes acompañado y por supuesto para visitar los fines de semana nuestras carreteras preferidas y trazar esas curvas de las que nos acordamos en la oficina. Para conseguirlo, se ha realizado un intenso trabajo en el propulsor y en la parte ciclo, porque aunque sus líneas nos recuerden a una de sus hermanas más extremas, la Rivale, poco tiene que ver con ella.

Como os adelantábamos, su parte ciclo es totalmente nueva, su chasis recuerda al de todas las MV Agusta de tres cilindros, sigue siendo una combinación de un multitubular con tubos de acero ALS y pletinas posteriores de aluminio, pero se han cambiado las cotas y el lanzamiento de la pipa de dirección (24,5º) para darle más aplomo y conseguir hacerla menos nerviosa de delante. Para ello, también se ha instalado un basculante más largo, de 620mm, dejando la distancia entre ejes en 1.460mm, 50mm más que la Rivale.

Sus suspensiones están compuestas por unas barras invertidas de 43mm de diámetro y 150mm de recorrido fabricadas por la italiana Marzocchi y un amortiguador Sach, también con un recorrido de 150mm, que se encarga de la parte trasera. Todo regulable en extensión, compresión y precarga.

Para los frenos también se ha optado por algunos de los mejores proveedores del mercado. Delante se han instalado dos discos flotantes de 320mm sobre los que actúan sendas pinzas radiales de 4 pistones Brembo, de cuyo accionamiento se encarga una bomba radial Nissin. Detrás, un único disco de 220mm y una pinza de dos pistones. Además, este equipo incluye un sistema ABS Bosch 9 Plus con RLM, para evitar, en lo posible, que la rueda trasera se levante en las frenadas fuertes.

Otro aspecto en el que se ha hecho especial hincapié es en la comodidad de uso. Se ha instalado un manillar más alto que a sus hermanas; una cúpula regulable en altura e inclinación; unos cubre-manetas con los intermitentes incorporados; una maneta de embrague con accionamiento hidráulico; y un kit de maletas semi-rígidas que alojan en su parte exterior los intermitentes traseros para hacerlos más visibles en condiciones de poca visibilidad, además hay un segundo juego de intermitentes debajo de éstas, que entran en funcionamiento cuando son desmontadas. Por último hay que mencionar los 16 litros de capacidad del depósito de gasolina, suficientes para recorrer más de 200km a un ritmo “legal”.

En cuanto al motor, sigue siendo el aclamado tres cilindros en línea de 798cc con cigüeñal contra-rotante, pero adaptado a un uso más polivalente, para lo cual se ha reducido su potencia hasta los 115cv a cambio de conseguir una entrega más lineal y menos abrupta. Buena parte del mérito de este cambio de carácter es una electrónica de primer nivel, en la que encontramos el ya conocido sistema de gestión integrado MVICS, que esta vez va acompañado de una nueva centralita Eldor NEMO EM 2.0; la presencia de un eficiente cambio asistido electrónicamente (EAS) que evita el uso del embrague; el imprescindible control de tracción, con 8 niveles de ajuste; el acelerador electrónico Ride by Wire, que en combinación con el MVICS varía la forma de entregar la potencia; y como no podía de ser de otra manera, los cada vez más extendidos mapas de gestión de motor (4 en la Stradale): Sport, Normal, Rain y Custom, este último para crear uno a nuestro gusto.

Pero las MV Agusta no son solo cifras y electrónica, son uno de los mejores exponentes del diseño italiano. De esto saben mucho en el CRC (Cagiva Research Center) de San Marino, lugar en el que se diseñó la Stradale y donde el gran Mássimo Tamburini dejó su legado, fácilmente reconocible en detalles como la obsesión por mostrar la rueda trasera o en buscar nuevos acomodos a elementos, en principio poco estéticos, como la matrícula y los retrovisores.

En la Stradale encontramos todo ese mimo por el detalle que acompaña a todas las motos de este fabricante transalpino, pero además, este modelo está muy bien adaptado a la realidad actual, donde cada vez queda menos sitio para motos que no sean capaces de cumplir con solvencia los distintos roles que les van exigir sus propietarios así como el nivel de conducción de éstos. El mercado manda… y la Stradale cumple.

Tecno&Motor

Tecno&Motor

Probamos el Jaguar F-PACE: agilidad felina

Karam El Shenawy

Dicen que para todo hay una primera vez. Pues bien, el F-PACE no solo ha supuesto la primera incursión de Jaguar en el mundo de los todoterrenos, sino que además se atreve a hacerlo con un motor de gasolina pequeño, potente y con un gran carácter deportivo. Aquí tienes la prueba completa. leer

Tecno&Motor

Probamos el BMW Serie 6 GT: perfecta bipolaridad

Karam El Shenawy

Es uno de los modelos más sorprendentes de la actualidad. En 5,09 metros es capaz de aglutinar todo el lujo de una berlina de representación, con el tacto deportivo de un cupé. En las siguientes líneas ponemos a prueba el nuevo BMW Serie 6 GT en su versión 640i impulsada por un bloque de gasolina de 340 CV. ¿El resultado? Lo sabrás al seguir leyendo. leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+