El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

Probamos el BMW 730d: fuera de serie

Es la Serie más lujosa de toda la gama BMW gracias a una conducción sobresaliente y a un habitáculo de altísima calidad.

Es la Serie más lujosa de toda la gama BMW, posición que consigue no sólo por ofrecer una experiencia de conducción sobresaliente sino también por contar con un habitáculo de altísima calidad en donde los pasajeros se sentirán casi como en casa. Nosotros hemos podido probarla en profundidad y, sin embargo, aún no sabemos qué nos gusta más. ¿Nos ayudas a elegir?

Tras una semana de prueba a fondo, casi 1.000 kilómetros recorridos y muchas sensaciones percibidas… cuando me pongo a escribir frente al ordenador sucede algo que no me esperaba: tengo dudas acerca de este BMW 730d xDrive. “¿¡Cómo es posible!?” Oigo que me pregunta una voz en el fondo de mi cabeza. “Lo es…”, respondo en voz alta y prosigo: “…porque no sé si me ha gustado más conducirlo o sentarme detrás y dejar que me lleven”.

Efectivamente, la Serie 7 de BMW provoca que pongas en entredicho el famoso slogan de la marca bávara ¿Te gusta conducir?,  haciéndote dudar de si has disfrutado más con el volante entre la manos o viajando completamente relajado en su parte trasera.

En mi caso, en condiciones normales, la decisión sería sencilla: elijo conducir; y más cuando tienes la oportunidad de disfrutar de todo el empuje y las sensaciones que te brinda el excelente motor de 3.0 litros, de seis cilindros en línea, sobrealimentado mediante un turbocompresor, que entrega 258 CV, el cual, agárrate, ¡corresponde a la versión de acceso a la gama!

Sí, aunque cueste creerlo, el 730d xDrive es el modelo menos potente y, a priori, más popular de toda la Serie 7 (que está compuesta por otros dos motores diesel de 313 CV y 381 CV, así como por otros tres de gasolina de 320, 449 y 544 CV). No obstante, sus 258 caballos no sólo resultan más que suficientes para mover al vehículo con fuerza y permitir que acelere como si fuera un deportivo (sólo tarda 6 segundos en llegar a 100 km/h… y eso que ronda los 2.000 kg); sino que además es muy sencillo de conducir.

Hecho que logra gracias a un ajuste del chasis muy afinado, que le permite tener una respuesta muy ágil, y que trabaja en conjunción con una amortiguación neumática que absorbe las irregularidades del asfalto como si nada, al tiempo que la tracción total de nuestra unidad, de ahí el apelativo xDrive, te llevará siempre pegado al asfalto.

Limusina de alto standing

Y todo ello, sentado en un habitáculo que, ciertamente, es de todo menos pobretón. Porque este 730d puede incluir desde el volante eléctrico, calefactado y recubierto en cuero con un mullido más gordo, hasta los asientos tapizados en piel que ofrecen una excelente sujeción del cuerpo; pasando por una consola central de grandes dimensiones en la que sobresale una pantalla de 10,2 pulgadas de alta resolución en donde, además de consultar el tiempo o las noticias, también podremos navegar por Internet y disfrutar de los reportajes de El Hedonista.

Portal web del que también visualizará, cómo no, el ocupante trasero gracias al montaje de dos pantallas TFT de 9,2 pulgadas y a un reposabrazos central que incluye el mismo comando iDrive del conductor. Una vez lo active, se hará cargo de todo el sistema de entretenimiento del vehículo, permitiendo elegir la emisora de radio, ver el itinerario de la navegación e incluso ver una película en DVD. Pero este es solo el principio, porque cada uno de los dos ocupantes (el vehículo está homologado para tres pero el de la plaza central irá muy incómodo por lo duro del asiento) se sentará en unas butacas que no sólo están calefactadas, ventiladas y dan masajes, sino que además podrán regularse de forma eléctrica a nuestro antojo.

Especial mención para el asiento situado tras el copiloto, donde su pasajero podrá controlar aquel para desplazarlo hacia delante y contar así con un espacio para las piernas todavía más amplio en el que, además, le permita reclinarse casi hasta estar tumbado. Y si crees que ahí termina todo, estás equivocado, porque las comodidades siguen mientras escucha el sonido claro del equipo Bang & Olufsen o se refresca con una copa de champagne que previamente habrá podido enfriar en la nevera que se esconde tras el asiento central.

Y todo con la tranquilidad que supone el ir en un vehículo extremadamente seguro pues, entre otros, cuenta con un sistema de reconocimiento de señales,  avisador de cambio involuntario de carril, detector de ángulo muerto o un potente de sistema de faros LED el cual, además, te permitirá circular con las luces de carretera siempre conectadas sin por ello ir deslumbrando a los coches que te preceden o circulan en sentido contrario (similar a las Matrix LED de Audi).

Ahora bien, si la duda todavía persiste en tu cabeza, quizá debas saber que para poder adquirir dicho modelo necesitarás tener en tu cuenta cerca de 98.000 euros; pero si además, quieres tener la misma unidad que aquí te hemos contado, ve preparando otros 30.000 más en extras, y es que el lujo no entiende de si prefieres conducir o que te conduzcan.

Tecno&Motor

Tecno&Motor

Probamos el Jaguar F-PACE: agilidad felina

Karam El Shenawy

Dicen que para todo hay una primera vez. Pues bien, el F-PACE no solo ha supuesto la primera incursión de Jaguar en el mundo de los todoterrenos, sino que además se atreve a hacerlo con un motor de gasolina pequeño, potente y con un gran carácter deportivo. Aquí tienes la prueba completa. leer

Tecno&Motor

Probamos el BMW Serie 6 GT: perfecta bipolaridad

Karam El Shenawy

Es uno de los modelos más sorprendentes de la actualidad. En 5,09 metros es capaz de aglutinar todo el lujo de una berlina de representación, con el tacto deportivo de un cupé. En las siguientes líneas ponemos a prueba el nuevo BMW Serie 6 GT en su versión 640i impulsada por un bloque de gasolina de 340 CV. ¿El resultado? Lo sabrás al seguir leyendo. leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+