El Hedonista El original y único desde 2011

“Todos los que parecen estúpidos, lo son y, además también lo son la mitad de los que no lo parecen.”. Francisco de Quevedo

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

el GS 300h, un modelo que además de lujoso y confortable hará las delicias de los más ecológicos Probamos el Lexus GS300h: la alternativa más racional

Ponemos a prueba la variante más lógica de la berlina media de Lexus, un modelo lujoso, confortable y apto para las mentes más abiertas.

Las berlinas Premium siguen bajo el influjo tanto de los alemanes como de los motores diesel. Para romper esa monotonía, Lexus pone en liza la variante más racional y lógica de su berlina media, el GS 300h, un modelo que además de lujoso y confortable hará las delicias de los más ecológicos gracias a su mecánica híbrida.

Los amantes del fútbol sabrán que en los últimos años, el Atlético de Madrid se ha convertido en la alternativa al Real Madrid y Barcelona, logrando incluso alzarse con el título de Liga la temporada pasada. Pues bien, haciendo un símil automovilístico, si cambiamos la competición ligera por el segmento de las berlinas Premium, vemos que los grandes dominadores siguen siendo los mismos que hace una década: Audi, BMW y Mercedes, es decir, los modelos alemanes.

No obstante, en estos últimos 10 años les ha surgido un contendiente algo problemático… para ellos: Lexus. La marca de lujo de Toyota ha sabido posicionarse no sólo en el ya comentado segmento, sino en otros tan importantes como el de los compactos o el de los todocaminos (ya sean grandes o compactos). Hace unos cuantos meses ya te describimos las cualidades técnicas y dinámicas del nuevo IS 300h, un sedán con carácter deportivo cuyo motor ponía en jaque a los todopoderosos diesel.

Pues bien, dado el éxito y el buen hacer de ese propulsor, la japonesa decidió que era hora de ampliarlo hacia nuevos horizontes. El primer candidato en presentarse fue su berlina media, el GS, un vehículo con un aire sobrio y elegante que ha sido el causante de que los fabricantes alemanes se hayan tenido que poner las pilas. ¿Por qué? Muy sencillo, porque el Lexus GS combina toda la elegancia y el espacio de una berlina de representación con la calidad de una marca que lleva más de 25 años en lo más alto.

Se mire por donde se mire, este GS tiene presencia, que viene determinada por una línea exterior muy marcada y angulosa así como por un interior de lujo. Nuestra unidad estaba revestida de un cuero beige que, con el color negro de su carrocería exterior y del salpicadero, le confería un contraste muy atractivo. Bien es cierto que todavía le quedan por pulir ciertos aspectos visuales, como es eliminar de una vez por todas ciertos mandos tanto del volante como del salpicadero, ya que son exactamente los mismos que emplea Toyota en alguno de sus modelos de gama baja.

Con ello no queremos decir que desmerezca pero sí pierde algún punto en comparación con sus rivales más directos, aunque somos conscientes de que ‘la pela es la pela’ y emplear soluciones corporativas ahorra muchos costes. Pese a ello, el ajuste y el tacto del salpicadero es sobresaliente, al igual que lo es el espacio trasero. Este no llega al nivel de modelos como el BMW Serie 7 o el LS, su hermano mayor, pero sí es bastante más amplio que un Clase E y que un Serie 5. En sus asientos traseros, los ocupantes disfrutarán de unas butacas bien mullidas y muy confortables mientras que el espacio para las piernas y cabeza es más que suficiente para que viajen adultos de hasta 1,90 metros de altura.

Sin dudas mecánicas

Antes de la llegada de nuestra variante protagonista, la 300h, el GS sólo contaba con un único motor, el poderoso 450 h, un V6 de 36 litros que entregaba nada menos que 345 CV. Sin embargo, dado su nivel de potencia una de sus principales pegas era el elevado coste de adquisición el cual se encuentra por encima de los 70.000 euros. Sin embargo, desde la llegada del 300h las cosas han cambiado para bien. Bien es cierto que a nivel de ventas, el GS aún no puede acercarse a las más de 2.000 unidades anuales que logran los BMW Serie 5 o Audi A6, pero sí ha conseguido que aumenten sus ventas considerablemente.

Tal es así que durante el último año, se vendieron 100 unidades más del 300h que del 450h, hecho que explica a la perfección la lógica de este motor. Y es que al igual que sucedía con el IS 300h, los 225 CV que se desprenden de este módulo híbrido se convierte en la alternativa más lógica a los modelos de siempre, incluso más cuando el consumo homologado que anuncian no sobrepasa los 5 l/100 km.  Un dato que, tras lo comprobado durante la prueba, no sólo es imposible de alcanzar sino que la realidad es otra. En nuestra semana de pruebas, el gasto medio se estipuló en 6,8 l/100 km con picos de casi 8 litros en determinadas circunstancias.

Pese a ello, es un valor muy a tener en cuenta dada su potencia. Además, en el momento en el que sepamos gestionar correctamente los cuatro modos de conducción, con especial  mención al EV, en el que el vehículo podrá rodar gracias a su motor eléctrico durante 3 kilómetros sin gastar ni contaminar, podremos incluso rebajar el consumo hasta los 6,4 l/100 km. El único pero que le encontramos, se endémico del Grupo Toyota, en general, y de Lexus, en particular: el engranaje planetario de su transmisión que elimina toda oportunidad de dinamismo y confort si tenemos que hacer un uso continuado de la caja de cambios.

Y es que si por algo destaca este GS es por su calidad de rodadura, muy por encima de la de sus rivales más directos, y casi similar a la de modelos más grandes y caros. En marcha, no se percibe ni un ruido, ni una vibración, ni una malsonancia… el conductor se moverá en armonía con el vehículo y con la carretera y lo hará sentado en un vehículo de muy alta calidad, exclusivo y en el que además hará gala de ser una persona abierta de mente, porque seguir la corriente es lo fácil, lo divertido y emocionante viene cuando vas río arriba.

2 respuestas a Probamos el Lexus GS300h: la alternativa más racional

  1. Pingback: Lexus: 10 años de hibridación - El Hedonista - El Hedonista

  2. Pingback: Probamos el Lexus NX 300h: Único en su especie - El Hedonista - El Hedonista

Tecno&Motor

Tecno&Motor

Probamos el Volkswagen Passat Variant GTE: conciencia familiar

Karam El Shenawy

¿Puede un híbrido ser capaz de circular como un eléctrico puro y, al mismo, tiempo emocionarte como un deportivo? La respuesta es sí. Nosotros lo hemos comprobado exprimiendo al máximo al Volkswagen Passat Variant GTE, el híbrido enchufable de la marca alemana que pasa de ser el Dr. Jekyll a Mr. Hyde con sólo pulsar un botón. leer

Tecno&Motor

Harley Davidson Softail, gama 2018

Manel Hospido

El gigante americano no es muy dado a realizar grandes cambios en su catálogo, pero las ventas mandan y por ello se han puesto manos a la obra, empezando con sus motos custom de gran cilindrada, las Harley Davidson Softail. leer

Tecno&Motor

Probamos el Volvo V90: regreso a lo grande

Karam El Shenawy

Tras casi haber ‘desaparecido’ del segmento de las berlinas de representación familiares, Volvo vuelve a la carga con este V90 un producto atractivo, confortable y que se supera tanto en calidad como en tecnología y seguridad. leer

Tecno&Motor

Probamos el Porsche 911 Carrera 4S: ‘turbo era’

Karam El Shenawy

Porsche rompe con el tradicionalismo dotando al clásico 911 Carrera de un motor turboalimentado. Pero la renovada versión de acceso a la familia Nueveonce esconde un sinfín de secretos que nosotros hemos descubierto en esta prueba. Si quieres saber cuáles son… sigue leyendo. leer

Tecno&Motor

Probamos el Toyota GT86: pura diversión

Karam El Shenawy

En plena era digital, Toyota nos propone un producto como los de ‘antaño’. El GT86 tiene todo lo que se demanda en un deportivo: diseño, sencillez y un conjunto motor-chasis que consigue una cosa: que nos divirtamos al volante… Y todo ello por un precio de derribo. Nosotros lo hemos probado y nos ha dado mucha pena tener que devolverlo. leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+