El Hedonista El original y único desde 2011

“¡Si uno conociera lo que tiene, con tanta claridad como conoce lo que le falta!”. Mario Benedetti

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

Es el coche más exlusivo y lujoso de la marcaProbamos el Lexus LS 600h L: Clase Business

Ponemos a prueba el modelo más exquisito, refinado y exclusivo de Lexus. El LS 600h L es todo un avión de lujo disfrazado de coche.

Es su máxima esencia, su buque insignia y su vehículo más exclusivo. Efectivamente, estamos hablando del LS 600h L de Lexus, la que fuera primera berlina de representación híbrida del mercado pasa ahora por nuestras manos para que sintamos cómo sería viajar todos los días de nuestra vida en una clase Business.

Hablar del LS no sólo es hacerlo de la historia viva de Lexus, sino también del esplendor y el lujo de la marca japonesa. En 1989, Eiji Toyota, decidió desarrollar una marca de lujo que cubriera las necesidades de sus ejecutivos, quienes preferían los modelos alemanes a los Toyota de aquel momento para realizar sus desplazamientos. Así, en 1991, nació en primer Lexus de la historia que fue, obviamente, un LS. Desde entonces, estas siglas se han relacionado con la calidad y el lujo en sus más altas variantes, pero no ha sido hasta el siglo XXI cuando el fabricante nipón ha conseguido sobrepasar todos los límites evolucionando su berlina de representación.

Un segmento que, pese a contar con un público más reducido que, por ejemplo, el de las berlinas, cuenta con un margen de error mucho más pequeño. Aquí, cualquier traspié se paga caro pues este tipo de modelos tiene que cubrir las necesidades de un cliente más exigente. Un cliente que está acostumbrado a un trato excepcional, en el que los mínimos detalles marcan la diferencia y que siempre es agasajado con lo más exclusivo.

Como una limusina

Características con las que Lexus siempre ha estado familiarizada y que, cómo no, ha sabido complementar a la perfección en su LS 600. Un modelo que ha sido creado por y para el pasajero puesto que la mayoría de elementos de disfrute giran en torno a las plazas traseras. Más aún si uno se decide por la variante de batalla larga, o ‘L’, que añade nada menos que 12 centímetros extras a su zona trasera para alcanzar una longitud total de 5,21 metros.

Una ganancia con la que tendremos la impresión de estar viajando en la zona Business de una aerolínea en lugar de en un coche. Y es que sus dos plazas traseras, pero sobre todo la situada tras el copiloto, cuentan con unos asientos envolventes que además de estar calefactados y ventilados poseen, varias funciones de masaje para hacer de nuestro viaje un auténtico relax.

Del mismo modo, sus ocupantes disfrutarán de la privacidad que les otorgan las cortinillas eléctricas de las ventanillas y de la luneta trasera, así como del entretenimiento de un sistema multimedia independiente con un pantalla que sale del techo y en la que se podrá escuchar tanto música como ver una película, incluso en soporte Blu-Ray. Por si eso no fuera suficiente, del centro de la consola se puede desplegar una mesilla de madera, en consonancia con gran parte de las inserciones del  que es perfecta ya sea para colocar un portátil, una tablet o, por qué no, una copa de champagne.

Pero como decimos, si hay alguien que disfrutará al máximo de toda la comodidad que brinda este LS L, será el ocupante situado tras el copiloto, el cual podrá viajar casi tumbado gracias a que su asiento es parcialmente reclinable. Para ello podrá hacer dos cosas: o bien comunicárselo a su chófer o hacerlo él mismo mediante los comandos situados en la misma consola central de la que emerge la bandeja de madera. Así, pulsando el botón indicado, en menos de 20 segundos, verá como el asiento del copiloto se ha situado en una posición más adelantada y elevada, al tiempo que su propia butaca se ha ido reclinando hasta un ángulo de 45º que es lo mismo que viajar casi completamente tumbado.

Y todo ello rodeado de un ambiente de lujo en el que Lexus ha empleado los materiales más nobles –maderas, cueros…- para realizar un interior de calidad y sin concesiones que, sin parecer exagerado, supera y con creces al de muchas aerolíneas. Eso sí, puede que echemos en falta algún que otro elemento exclusivo como pueda ser un juego de copas o una nevera portátil en la que poder guardar nuestros brebajes, tal y como sucedía en el BMW Serie 7 que probamos aquí mismo.

¿Y el conductor?

Ahora bien, para disfrutar de la parte trasera de este LS L, necesitaremos a alguien que nos lleve y traiga. En ese caso, pese a que contará con menos comodidades que los ocupantes traseros, Lexus no ha querido que el conductor eche en falta de nada. Sí, puede que sus asientos no sean tan grandes como los de la zona trasera, ni que cuenten con función masaje, pero sí son eléctricos, calefactados y ventilados.

Además, gozará de un puesto de conducción muy amplio en el que todos los elementos están bien ordenados, orientados hacia él y en donde destaca una gran pantalla de 12,3 pulgadas que preside la consola central. Una zona delantera que mantiene el refinamiento del vehículo, como se nota en la perfecta combinación de materiales y elementos de diseño tales como el reloj analógico o el volante de madera pulida, barnizada, con ajuste eléctrico y que también está calefactado, aunque bien es cierto que cuenta con determinados elementos que ‘cantan’ un poco y que restan exclusividad al conjunto bien sea por un tacto menos conseguido –como los botones de la climatización o de la radio- o porque ‘cantan’ a Toyota, es decir, que son idénticos a los que emplean incluso los modelos más baratos de la marca japonesa -como son los mandos de las luces o del regulador de velocidad-.

Pero más allá de la comodidad y el lujo, de lo que seguro es que el conductor disfrutará de lo lindo conduciendo este LS. Para evitar indecisiones y malas elecciones, Lexus sólo propone una opción mecánica para nuestro mercado que, cómo no, es híbrida. Una variante que llegó al mercado hace ya 7 años y que fue una pionera en su segmento al ser la primera berlina de representación híbrida que se ponía a la venta. Un bloque que, desde entonces, ¡no ha cambiado!, y que viene a demostrar que si algo funciona, mejor dejarlo como está.

El motor perfecto

De esta forma, el corazón de esta lujosa bestia lo conforman un motor de gasolina V8 de 5.0 litros y 395 CV que se combina con otro eléctrico para, de forma conjunta, entregar una potencia final de 445 CV que le catapulte en cualquier autopista. Bien es cierto que no son los 560 CV del Audi S8 que probamos hace unos meses, pero sí son más que de sobra para mover con soltura los 2.455 kilogramos de vehículo y, además, hacerlo como si fuera un deportivo ya que es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos.

Una deportividad que se complementa a la perfección con el carácter ecológico y ahorrador tan típico de los modelos Lexus ya que gracias a su configuración híbrida, este LS 600h L puede recorrer cerca de 2 kilómetros sin gastar ni gota de carburante circulando únicamente con la energía almacenada en sus baterías de níquel hidruro metálico, siempre y cuando no se sobrepasen los 50 km/h. Una característica que permite que el consumo final se rebaje ligeramente pues durante nuestra semana de prueba, el registro marcado no superó los 10,5 l/100 km, una cifra muy a tener en cuenta y que pone en jaque a las berlinas de Audi, BMW, Mercedes o Jaguar, entre otros.

Además, un hecho destacado de este LS 600h es que es el primer vehículo, no sólo de Lexus en particular, sino del Grupo Toyota en general, en el que la transmisión automática CVT no perjudica en absoluto el comportamiento del vehículo. Puede que sea por el excelente aislamiento del vehículo o quizá por la magnífica respuesta del motor, pero lo cierto es que es la primera vez que no tenemos nada que decir en contra de una transmisión que, desde el conglomerado nipón, defienden a capa y espada.

Casi un blindado

Las bonanzas de su bloque propulsor se completan con un comportamiento exquisito que está comandado por una suspensión neumática que hará las delicias del conductor y que permitirá a los pasajeros traseros viajar sin ningún tipo de sobresaltos. Como ya te habrás imaginado, el confort prima por encima del resto y ni siquiera un tarado más firme de la amortiguación, al que podremos cambiar eligiendo el modo Sport gracias al selector de modos de conducción situado en el túnel central, comprometerá la esencia de esta berlina. Sí, porque como buen Lexus, este LS 600h L, cuenta con diversos modos de conducción en función de cómo nos sintamos ese día.

Y por si eso no fuera suficiente, la berlina nipona nos propone una amplia lista de asistentes a la conducción para que así nuestro trayecto discurra sin sustos. Empezando por los faros Full LED que además emplean la tecnología matricial de iluminación, que evita deslumbrar a los coches al tiempo que nos permite circular con las luces de carretera, y siguiendo por un efectivo visor nocturno con cámaras infrarrojas, control de velocidad adaptativo, 11 airbags, asistente de alerta y mantenimiento de carril, alerta de precolisión con reconocimiento de vehículos y peatones o un detector de ángulo muerto. Tecnología al servicio de los pasajeros que, como te repetimos, todo viene incluido en el precio final del coche que, agárrate, asciende hasta los 158.900 euros… pero querido hedonista, ¿no los pagarías tú por viajar todos los días en clase Business?

Tecno&Motor

Tecno&Motor

Porsche abre su primera Pop Up Store

Karam El Shenawy

Seas o no cliente o apasionado de Porsche, si quieres conocer más acerca de la firma de deportivos más laureada del mundo, no debes dejar de visitar el nuevo espacio que la firma ha abierto, por tiempo limitado, en Madrid. leer

#Hedofoodies

El Citroën C3 Aircross se queda helado

Karam El Shenawy

La mejor pareja de reposteros del mundo, formada por Jordi Roca y su mujer, Alejandra Rivas, se ha unido a Citroën para desarrollar una gama de helados basada en el nuevo SUV urbano francés, el C3 Aircross. Pero corre, porque solo estarán un tiempo limitado. leer

Tecno&Motor

Probamos el Toyota Yaris Hybrid: la ciudad, a sus pies

Karam El Shenawy

En un momento especialmente tenso en lo que a contaminación urbana se refiere, da gusto poder conducir un coche limpio que, además, no tenga que depender de enchufes y nos permita incluso divertirnos cuando salimos de la metrópolis. ¿Quién ha conseguido tal combinación? Toyota con este mejorado Yaris Hybrid que te traemos en esta prueba. leer

Tecno&Motor

Aprilia RSV4 RF, el “coco” de la pista

Manel Hospido

Heredera de las motos ganadoras del Mundial de Superbikes a manos de Max Biaggi y Silvain Guintoli, la nueva Aprilia RSV4 RF se ha adaptado a la nueva norma anti-contaminante Euro-4 sin perder un ápice de efectividad. leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+