El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

D5 225 CV AWD Momentum 7 asientosProbamos el Volvo XC90: el azote de Thor

Si el hijo de Odín tuviera que elegir un coche a buen seguro que escogería el Volvo XC90 que protagoniza nuestra prueba en exclusiva.

Tener una imagen poderosa, un confort de marcha excepcional o un habitáculo a todo lujo son algunas de las características que se demandan a los grandes SUV. La segunda generación del Volvo XC90 aglutina todas ellas en sus casi cinco metros de largo añadiendo, además, un nivel de seguridad que dejaría intacto al mismísimo Odín. Nosotros lo hemos podido probar, ¿nos acompañas?

En la mitología nórdica el Mjolnir, o martillo de Thor, es descrita como una de las armas más temidas. No en vano, si lo tradujéramos a nuestra lengua su significado no sería otro que el de “demoledor” convirtiéndose en el instrumento principal de Thor (único en poder manejarlo) para combatir a los gigantes y siendo calificada por los dioses como el arma más poderosa que poseen los dioses en su defensa contra las fuerzas de Jötunheim. Un martillo que, con el paso del tiempo, se convirtió en un icono muy popular durante la era Vikinga.

Símbolo que, desde hace 16 años, tiene que compartir protagonismo con otra ‘obra celestial’ como es el Volvo XC90. Un vehículo que fue creado para satisfacer las necesidades de todos aquellos conductores ‘todoterreneros’ que buscaban escapar de la sobriedad alemana o del tradicionalismo estadounidense. Un todocamino que pedía a gritos una nueva generación tras década y media en el mercado, periodo en el que solo ha sufrido dos ligeras actualizaciones.

Imagen poderosa

Una espera que ha merecido la pena ya que esta demora ha permitido que todos los departamentos de Volvo (diseñadores, ingenieros…) se volcaran para sacar adelante un proyecto que no sólo se convirtiera en la referencia de su gama, sino también de su segmento. Así es como ha renacido esta bestia nórdica, un vehículo que roza los 2 metros de ancho y cuya carrocería se extiende longitudinalmente hasta los 4,95 metros.

Unas cotas que no le convierten en el vehículo más grande de su segmento (un Range Rover mide 4,99 metros o un Audi Q7, 5,05 m) pero que, unido a su nueva imagen si le convierten en el todocamino Premium más imponente. Gran parte de culpa la tiene el nuevo diseño de su parte frontal que cuenta con un capó muy voluminoso y casi infinito que termina en una parrilla de grandes dimensiones y que está acompañada de unos nuevos faros delanteros con una luz diurna de tipo LED que simula el martillo de Thor, en un claro guiño a la mitología nórdica. La zaga, por su parte, mantiene los característicos faros verticales que se extienden por un portón que ha aumentado considerablemente su volumen, mientras que su línea lateral, sencilla a la par que vistosa, esconde a la perfección esos casi 5 metros de largo.

Una longitud que ha aumentado en 15 cm con respecto a su predecesor con un objetivo claro: dotar a sus pasajeros de una habitabilidad superior. Sí, porque el todocamino sueco puede albergar en su interior hasta siete ocupantes. Característica que es común a otros rivales como el Q7 antes mencionado, pero que nuestro protagonista sabe aprovechar mucho más al ofrecer una anchura y un espacio para las piernas, en la práctica, muy superior. Pero además, con las tres filas desplegadas, la capacidad del maletero no se resiente demasiado ya que contará con hasta 310 litros, es decir, 15 más que el Audi y 35 más que el BMW X5, otro de sus rivales. Si optamos por plegar la tercera fila, el hueco aumentará hasta unos enormes 710 litros. Eso sí, en su contra está tanto el difícil acceso a las últimas plazas como la altura al techo restante.

Tecnología a nuestro servicio

Más allá de su espacio y habitabilidad, el punto más importante de este nuevo XC90 es, sin duda su puesto de conducción. Sus butacas no sólo son extremadamente cómodas, con un mullido blando y una ergonomía casi perfectas, sino que colocan al conductor frente a un salpicadero sencillo, limpio y de gran calidad. En este sentido, todas las miradas se dirigen hacia la nueva consola central desprovista casi de botones al estar presidida por una enorme pantalla táctil de 9 pulgadas que los diseñadores de Volvo han decidido colocar en posición vertical no sólo para facilitar su manejo sino para dar cabida a un mayor número de funciones.

Sí porque esta pantalla al estilo Tablet aglutina todas las funciones relacionadas con el confort (cliamatización, estado del vehículo…), el entretenimiento (radio, conectividad…) y la seguridad (asistentes de conducción, navegador…). Ofrece un funcionamiento rápido y bastante intuitivo, similar al de los actuales smartphones, pero es muy sencillo dejar impregnada nuestra huella al tiempo que su nitidez deja bastante que desear si le golpean directamente los rayos de sol. Además, debido a la gran cantidad de funciones que equipa, será necesario armarse de paciencia para encontrar cada cosa, acción que será conveniente realizar en parado ya que en movimiento provocará que desviemos la atención de la carretera.

Ahora bien, a nivel tecnológico es un derroche de innovación ya que en ella no sólo podremos disfrutar de un mapa de grandes dimensiones o del nuevo sistema de visión periférica determinado por las múltiples cámaras que se montan en la carrocería (retrovisores, morro, portón trasero…), sino que también podremos escuchar nuestros mensajes personales, navegar por Internet o recibir incidencias de tráfico, tiempo e incluso las noticias más destacadas del día gracias a las aplicaciones disponibles. Pantalla que, además, encuentra el complemento perfecto en el cuadro de instrumentos digital que tiene un tamaño de 12,3 pulgadas y en el que podremos disfrutar, entre otros, de la navegación.

Sobre todo, muy cómodo

Para poner la guinda a un conjunto muy cuidado, en elhedonista, decidimos apostar por la mecánica más potente dentro de la gama diesel. Así, este D5 entrega la nada despreciable cifra de 225 CV que salen directamente de un bloque de cuatro cilindros con 2.0 litros y que además posee 470 Nm. Ambos son unos registros más que contundentes para mover con soltura esos 4,95 metros de largo y, sobre todo, los 2.100 kilogramos de peso.

El problema viene a la hora de ponernos en marcha dado que, pese al excelente aislamiento del que goza el habitáculo, este motor vibra en exceso y se muestra demasiado ruidoso en cualquier régimen de revoluciones, circunstancia que reduce el confort de marcha en comparación a otros rivales. Además, durante nuestra prueba, comprobamos que el funcionamiento de la caja de cambios automática de ocho velocidades no resulta del todo óptimo, sobre todo en términos de rapidez y suavidad. Y es que además de ‘perezosa’ a la hora de reducir de velocidad para afrontar aceleraciones contundentes, es algo brusca en las arrancadas.

Ahora bien, si por algo destaca este XC90 es por su calidad de rodadura y confort de marcha, digna de las mejores berlinas de representación. Un tarado de su suspensión tirando a blando le convierte en todo un ‘devorador’ de kilómetros gracias a la perfecta absorción de las irregularidades del terreno. Para aquellos que quieran un plus de comodidad, la marca ofrece en opción un sistema de suspensión neumática (2.700 euros) que nuestra unidad no equipaba. Igualmente, en opción está disponible el selector de modos de conducción “Dynamnic Mode” que permite al conductor elegir entre cuatro configuraciones diferentes (ECO, Confort, Dynamic y Off-Road) variando algunos parámetros del vehículo como la suspensión, la dirección o la respuesta del motor y del cambio para adaptarlos a la carretera por la que nos encontremos.

Sin él, como era nuestro caso, el coche se muestra bastante neutro por autopista pero poco deportivo cuando salimos a zonas más reviradas. En este sentido, la dirección transmite poca información y la carrocería tiende a balancear en exceso. ¿Y si hablamos de sacarle fuera del asfalto? Bien es cierto que el XC90 cuenta con la mejor altura libre al suelo de sus rivales, 23,8 cm, pero incluso así, el mastodonte sueco no se encontrará a gusto en dicho terreno. Quizá equipando el Drive Mode y seleccionando la función Off-Road notemos algo de mejora ya que la altura libre aumenta hasta los 26,7 cm y el rendimiento mejora para solventar los caminos con más facilidad pero como ya hemos comentado, el XC90 se ha concebido como un vehículo rutero.

Blindado ante todo

De ahí que la mayoría de asistentes de conducción que equipa estén enfocados a su empleo por autopista o autovía. Sí, porque si hay un campo en el que Volvo, en general, y el XC90, en particular, son toda una referencia, es en la seguridad. El todocamino sueco cuenta con un amplísimo elenco de sistemas dedicados a que los pasajeros viajen de la forma más segura posible. Para ello, equipa de serie, entre otros, un sistema de pre-colisión, la frenada de emergencia automática, que actúa tanto en ciudad como en intersecciones, un detector de peatones y ciclistas, un detector de fatiga, lector de señales de tráfico, sistema de alerta por cambio involuntario de carril, control de estabilidad antivuelco…

Elementos que pueden completarse con otros varios en opción como el control de velocidad adaptativo, el asistente de salida con detector de tráfico cruzado trasero, luces Full LED con iluminación en curva y alumbrado matricial, detector de objetos en ángulo muerto o el mencionado sistema de aparcamiento con visión periférica. Opciones que, junto a elementos de confort como el climatizador de cuatro zonas, el techo solar, el Family Pack, que integra una butaca para niños en los propios asientos de la segunda fila, la tapicería de cuero, el sistema de navegación… provocan que la factura de este XC90 ronde los 75.000 euros. Un precio ¿sólo al alcance de Thor?

Tecno&Motor

#Hedofoodies

El Citroën C3 Aircross se queda helado

Karam El Shenawy

La mejor pareja de reposteros del mundo, formada por Jordi Roca y su mujer, Alejandra Rivas, se ha unido a Citroën para desarrollar una gama de helados basada en el nuevo SUV urbano francés, el C3 Aircross. Pero corre, porque solo estarán un tiempo limitado. leer

Tecno&Motor

Probamos el Toyota Yaris Hybrid: la ciudad, a sus pies

Karam El Shenawy

En un momento especialmente tenso en lo que a contaminación urbana se refiere, da gusto poder conducir un coche limpio que, además, no tenga que depender de enchufes y nos permita incluso divertirnos cuando salimos de la metrópolis. ¿Quién ha conseguido tal combinación? Toyota con este mejorado Yaris Hybrid que te traemos en esta prueba. leer

Tecno&Motor

Aprilia RSV4 RF, el “coco” de la pista

Manel Hospido

Heredera de las motos ganadoras del Mundial de Superbikes a manos de Max Biaggi y Silvain Guintoli, la nueva Aprilia RSV4 RF se ha adaptado a la nueva norma anti-contaminante Euro-4 sin perder un ápice de efectividad. leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+