El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

PruebaFiat 500e Cabrio: el icono italiano ilumina la ciudad

Fiat transforma a su 500 para aumentar, todavía más, su carácter urbanita. Parece el mismo de siempre pero en realidad el nuevo 500e cambia en todo. Aquí lo analizamos.

Dicen que comenzar de nuevo es una parte vital de todas las historias de éxito. Y hablar del Fiat 500 es hacerlo precisamente de eso, de una historia de éxito. Incluso tras su reedición hace casi 15 años, el urbano transalpino ha sido el modelo más vendido de su categoría en prácticamente todos los mercados del Viejo Continente.

Ahora, con un panorama automovilístico completamente diferente a finales de los 50 (el primer Fiat 500 surgió en 1957) e incluso de finales de la primera década de este siglo, el icono italiano se reinterpreta por completo para seguir democratizando la movilidad… en este caso eléctrica. Sí, porque si el Cinquecento original propuso un producto fresco, moderno y sobre todo económico, este nuevo 500e que nosotros hemos tenido la oportunidad de hedoprobar, da una vuelta de tuerca al concepto.

Evolucionado

Una chispa que crece aún más que en la versión Hybrid que se estrenó hace un año ya que ahora se convierte en la auténtica protagonista del modelo. No te dejes engañar por una línea exterior ligeramente continuista, porque este Fiat 500e es un modelo completamente nuevo. Está desarrollada sobre una base inédita enfocada a la electricidad incorpora elementos de diseño exclusivos que son visibles cuando ponemos el foco sobre ellos.

Me refiero por ejemplo al frontal, en el que la calandra desaparece por completo y está completamente cerrada, no hay que refrigerar ninguna parte mecánica; a la iluminación que adquiere ‘personalidad’ porque el conjunto formado por las luces diurnas, los faros principales y las antiniebla dotan a este 500e de una mirada. La zaga y el lateral quizá sean más continuistas pero ambas se engloban en unas dimensiones que crecen respecto a su predecesor.

No te equivoques, el 500e sigue siendo un vehículo de aspiraciones urbanas pero ahora es más grande que antes. En concreto hablamos de 6,1 cm de longitud que unido a los 5,6 de anchura y 2,9 cm de altura de más le permiten cifrar en total 3,63 por 1,68 y 1,53 metros.  Como ves, no te miento, y el 500e sigue siendo un vehículo meramente urbano, con la salvedad de que a nivel visual ahora tiene mucho más empaque que antes. Llantas de 17 pulgadas y el color Celestial Blue de nuestra unidad que parece ofrecer destellos en un tono cobrizo en función de la luz, completan este atractivo conjunto.

Tecnológicamente avanzado

La sensación de amplitud tiene cierta continuidad cuando accedemos al interior, principalmente en las plazas delanteras. En este sentido la zona trasera sigue siendo bastante compacta, mientras que el maletero mantiene los 185 litros de su predecesor. La ventaja, que no importa por cuál carrocería optes porque se mantiene dicho volumen (la diferencia del Cabrio reside en que en lugar de portón tenemos tapa).

Pero el análisis ha de centrarse, casi obligatoriamente, en el puesto de conducción. Sin emplear materiales de corte noble desprende una calidad altísima. Hablando de materiales no podemos pasar por alto el tapizado realizado con fibra ecológica de sus asientos. No solo supone un respiro para el medio ambiente sino que además ofrece una sujeción y una calidad de tacto exquisitas.

Pero como digo, si hay una zona que acapara mi atención ese es el salpicadero. La calidad mencionada está unida a la digitalización. El cuadro de instrumentos sigue siendo digital pero ofrece una mejor resolución y una mayor cantidad de menús. Aunque el protagonismo se lo lleva el monitor central de 10,25 pulgadas que, sin miedo a equivocarme, nos parece que es una de las mejores pantallas que hay en la actualidad. Quizá peque de disponer de demasiados menús que resultan un tanto confusos al principio, pero el uso es tan sencillo como en un smartphone de nueva factura.

Integrado el sistema UConnect 5 con interfaz Natural Language con reconocimiento de voz avanzado, por lo que se puede hablar con el coche usando la palabra de activación ‘Hey Fiat’, para controlar la autonomía y los parámetros de carga, programar el aire acondicionado y elegir la música que se prefiera.

Como ves, un ambiente moderno, cuidado y de gran calidad que, además, cuenta con detalles que lo hacen único como la apertura de las puertas mediante botón o la silueta del skyline de Turín en el hueco de carga inalámbrico. Puestos a pedir, nos gustaría que la colocación del selector de modos fuera algo más natural y que resultase más rápido.

Urbanita de pro

Pero su gran novedad es la que no se ve… ni se oye. Me refiero a su mecánica 100% eléctrica para convertirle en el perfecto coche de ciudad. De las dos opciones existentes, hemos optado por la más lógica, la de 118 CV y 220 Nm por estar asociada a la batería más potente, de 42 kWh (existe otra de 95 CV, 220 Nm y 23,7 kWh). Las diferencias no son notorias en lo que a prestaciones se refiere, 9 segundos para el 0 a 100 km/h y 150 km/h de punta pero sí en recorrido.  Porque de los 185 km del 500e de acceso pasamos los 320 km de nuestro protagonista, rango que se amplía hasta los 420 km si hacemos un uso exclusivamente urbano.

Son cifras un tanto optimistas porque en los días de prueba no hemos sido capaces de realizar más de 300 km con la batería a tope pues el gasto medio obtenido ha sido de 17,3 kWh/100 km frente a los 14 kWh/100 km que homologa. Pero no te quedes con un sabor de boca amargo por esto que hemos dicho, porque cubrir casi 300 km con un eléctrico de aspiraciones urbanas es una muy buena noticia.

Además, si quieres optimizar el rango solo tienes que echar mano del selector de modos y seleccionar los programas Range y Sherpa. Ambos intensifican su retención en las frenadas para conseguir realizar una conducción mediante un pedal. Pero mientras que el primero está pensado para priorizar la eficiencia, el segundo está pensado para cuando la batería llega casi al final, pues limita la velocidad a 80 km/h y desactiva funciones como el climatizador.

Cuesta hacerse con ellos al principio porque la retención al soltar el pedal derecho es altísima (nos sorprende que Fiat diga que no tiene un e-Pedal), pero a poco que te acostumbres dejarás de usar el freno para detenerte. Ahora bien, si hay un apartado que nos ha enamorado es el dinámico. Su mayor tamaño le confiere un aplomo exquisito. Pisa más contundente y se mueve con la misma agilidad de siempre. Quizá le falte algo de confort en los amortiguadores a la hora de pasar resaltes, pero en líneas generales la sensaciones son muy gratificantes.

Las mismas que tienen otro detalle único y que convierte a Fiat en una auténtica maestra de las pequeñas cosas. Me refiero al sonido relativo al sistema de aviso acústico obligatorio para los eléctricos. El 500e no desprende un sonido espacial, sino una melodía, la de Nino Rota para Amarcord, una película que simboliza la cultura y el desenfado italianos.

Por último, no podemos dejar de hablar de la recarga. El nuevo 500e está equipado con un sistema de cargador rápido de 85 kW para recuperar rápidamente autonomía. Así, en 5 minutos dispondremos de 50 kilómetros y en 35 minutos habremos obtenido el 80%. Si hablamos de carga doméstica el tiempo variará en función de nuestra demanda pero para ejemplo, el nuestro: 9 horas y media para pasar del 40 al 100%. Si necesitamos menos tiempo, conéctalo a un wallbox de 7,4 kW para recargarla en 6 horas o a uno de 11 kW para tenerlo al 100% en 3 horas.

En definitiva

Dicen que cuando cumples una edad, reinventarse no es sencillo. Palabras que no casan, para nada, con el nuevo Fiat 500e porque con 64 años de vida ha conseguido ‘resucitar’ dos veces y cada cual más notoria que la anterior. Quizá muchos critiquen la estrategia de electrificarle por completo pero en un segmento enfocado principalmente a la urbe es lo más lógico. Además, el nuevo 500e mantiene toda la esencia del modelo original, más si optas por la carrocería descapotable que te libera de limitaciones en menos de 10 segundos, pero sumando el componente eficiente que tanto se demanda ahora.

Estiloso, llamativo, atractivo, juvenil… se nos acaban los calificativos para definir al auténtico guía de la movilidad urbana. Y ojo, porque Fiat no se detiene ahí y a las dos carrocerías actuales se sumará en pocas semanas el interesantísimo 500e 3+1 que suma una segunda puerta en el lado del conductor para mejorar el acceso a las plazas traseras.

Etiquetas

Tecno&Motor

Tecno&Motor

Conducimos los nuevos Audi Q4 e-tron y Skoda Enyaq iV

Karam El Shenawy

No queremos que sea una comparativa pero el hecho de haber nacido dela misma base nos permite juntar a los nuevos Q4 e-tron y Skoda Enyaq en un mismo texto. Nosotros ya los hemos conducido y podemos afirmar que la electrificación alcanza una nueva dimensión con ellos. ¿Por qué? Sigue leyendo y lo descubrirás. leer

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+