El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Tecno&Motor

Con el Golf R como protagonistaConducimos la Gama R de Volkswagen: un reparto único

Hasta siete modelos forman actualmente la gama más deportiva de Volkswagen, la Gama R. Un reparto de altura en el que el protagonismo es complicado de definir, aunque la estrella siempre es el Golf.

Aunque lo normal sea identificar a los Volkswagen más deportivos con las siglas GTI (leyendas históricas de la automoción) la realidad es otra. La misma que viene determinada por otra sigla, sola, sin compañía, pero con un derroche de potencia: R. La primera vez que la vimos en un modelo de la firma alemana fue en el año 2002 cuando se lanzó al mercado el Golf R32 sobre la cuarta generación del compacto.

Un modelo revolucionario no solo por el hecho de aumentar considerablemente la potencia frente al Golf GTI de la época sino por ser el primero de la marca en incorporar la transmisión DSG. Su dinámica y, sobre todo, su sonido, aún resuenan en la memoria de muchos e incluso cuesta horrores hacerse con uno de segunda mano que no tenga un valor similar al de un coche nuevo.

Una magia que no es exclusiva del Golf R (abandonó el 32 en la sexta generación) sino que se fue extendiendo hacia el resto de la gama. Así es como surgieron los Passat R36 (2002-2004), el Passat Variant R36 (2006-2009), el Touareg R50 (2007-2009), el Scirocco R (2009-2017), el Golf R Variant (2015) y el Golf Cabrio R (2013-2016) hasta sumar 250.000 coches vendidos.

Una gama que hoy recoge el testigo con nada menos que siete modelos conviviendo entre los que están, además del mítico Golf R al que se sumará el Golf Variant R en pocas semanas, los Tiguan, Arteon R, Arteon Shooting Brake R, T-Roc R, Tiguan R y Touareg R completando la que es la gama más amplia y prestacional de la historia de la firma alemana.

La probamos en circuito

Un derroche de prestaciones y emociones que ha de ser probada en un escenario a la altura: el Circuito del Jarama de Madrid. En las instalaciones del trazado madrileño pudimos comprobar cómo la Gama R de Volkswagen ha evolucionado no solo estéticamente sino dinámicamente para permitir que todo aquel que opte por uno de sus modelos se divierta y disfrute al volante.

Una gama que, además, puede entenderse en clave eficiente si se opta por el Touareg R ya que es el único que ‘deja de lado’ el exquisito motor 2.0 TSI de cuatro cilindros que rinde 320 CV en los Golf, Tiguan y Arteon (300 CV en el T-Roc R) por un sistema híbrido enchufable que combina el V6 de 3.0 litros asociado a otro eléctrico para generar conjuntamente 462 CV y 700 Nm de par. Todo ello con una batería de 14,1 kWh de capacidad que le permite homologar una autonomía cero emisiones de 47 kilómetros.

El Golf R, protagonista

Resulta complicado quedarse solo con uno de ellos, porque la Gama R despierta emociones que creíamos ausentes. Sorprendente resulta el Tiguan R por lo fácil que realiza las cosas, el Arteon R demuestra que las berlinas siguen siendo una categoría a no olvidar (por favor) aunando además una elegancia propia mientras que el Touareg R asusta con su diseño y demuestra que se mueve mejor en carretera o, incluso, en zonas off road que en circuito.

Por su parte el T-Roc R quizá sea el más ágil y nervioso a la hora de conducir de manera desmesurada. Pero si hay un modelo que de verdad representa el concepto de deportividad de Volkswagen, ese ese el Golf R. Da un paso más allá frente al GTI que hedoprobamos hace escasos días y aunque el diseño ofrece detalles exclusivos no hace sino aumentar su deportividad.

Esperaremos a tenerlo en nuestro garaje para analizarlo más en profundidad pues este hedocontacto constó de dos vueltas al Circuito pero fueron suficientes para comprobar cómo en 4,6 segundos alcanza los 100 km/h desde parado o como la inclusión del escape Akrapovic (opcional) se convierte en obligatorio para alertar al resto de la humanidad de nuestras andanzas. Una puesta a punto de chasis extrema unido al inédito sistema Torque Vectoring con el que siempre obtiene el máximo agarre incluso cuando trazamos una curva a gran velocidad nos hacen movernos sobre raíles, mientras que el nuevo programa de conducción Special testado nada menos que en el circuito de Nürburgring nos traslada al Infierno Verde.

La guinda, un modo Drift con el que la realización de un ‘donut’ (giro de 180º) se facilita y aunque no llega a ser todo lo natural que sería con un simple toque de freno de mano, nos permitirá dejar boquiabiertos a quienes nos estén observando.

En definitiva

Si hay una marca que ha apostado desde siempre por la deportividad, esa es Volkswagen. Pero ahora la firma alemana da un paso más al proponernos una gama tan nutrida como emocionante. En ella el Golf R sigue siendo el rey pero no hay que perder de vista a los nuevos actores en clave SUV.

T-Roc R y, sobre todo, Tiguan R aumentan la versatilidad sin perder ese punto Racing que les define. Por su parte el Touareg R y los Arteon consiguen dotarle del punto exclusivo a una gama que llegará al corazón de todo aquel que quiera optar por ellos.

Etiquetas

Tecno&Motor

Todo esto
y mucho más
en Tecno&Motor
+