El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Moda

Gucci Garden ha sido diseñado por el director creativo de Gucci, Alessandro MicheleAbre Gucci Garden en Florencia, imaginación a la italiana

Se encuentra en el elegante Palazzo della Mercanzia de Florencia, y ha sido diseñado por el director creativo de Gucci, Alessandro Michele

Gucci Garden está en Florencia, en el antiguo y elegante Palazzo della Mercanzia. Diseñado por el director creativo de Gucci, Alessandro Michele, el Gucci Garden está entregado a la exploración de la creatividad ecléctica por la que se caracteriza la casa. italiana. Combinando una amplia variedad de piezas pertenecientes a colecciones que se remontan a los orígenes de la Casa florentina, allá por 1921, con obras recientes, recuerdos, coleccionables y arte contemporáneo, el Gucci Garden no es solo un homenaje al rico archivo de la Casa, sino también una experiencia vibrante e interactiva.

El nombre Gucci Garden ha sido elegido no solo porque la estética incorpora de forma imaginativa referencias al mundo natural de las plantas, las flores y los animales, sino también por su significado metafórico. Alessandro Michele afirma que «el jardín es real, pero pertenece, ante todo, a la mente y está habitado por plantas y animales; como la serpiente, que se cuela en todas partes y, en cierto sentido, simboliza un comienzo y un regreso perpetuos».

En 2011, el Gucci Museo abrió sus puertas en este histórico palazzo florentino, construido en 1337 y ubicado entre la célebre Piazza della Signoria, donde se encuentra la Galería Uffizi, y la Piazza di San Firenze. Ahora Gucci ha tomado el concepto del museo convencional y lo ha reinterpretado para crear un espacio vivo, colaborativo y creativo en el que expresar la evolución de la estética y la filosofía de la firma.

De esta manera, en lugar de limitarse a exhibir una colección permanente de piezas históricas, el Gucci Garden narra la historia de la Casa contraponiendo pasado y presente. Se exhiben ropa, complementos, instalaciones de video, obras de arte, documentos y artefactos organizados por temáticas a lo largo de las dos plantas que conforman la Gucci Garden Galleria. Los artículos contemporáneos y las piezas vintage se yuxtaponen a través de un diálogo; amigos de la Casa como los artistas Jayde Fish, Trevor Andrew (alias GucciGhost) y Coco Capitán han sido invitados a decorar los muros, y sus obras se exhiben junto al papel pintado con motivos de Gucci y un retrato ecuestre gigante del siglo XIX de Domenico Induno: Fantino con bambina.

Alessandro Michele contrató a la comisaria y crítica Maria Luisa Frisa, directora de la licenciatura en Diseño de Moda y Artes Multimedia de la Universidad de Iuav en Venecia, para que trabajara con él en la organización de la Gucci Garden Galleria, situada en el primer y segundo piso del palazzo. La comisaria explica que las piezas expuestas combinan de forma imaginativa objetos y contenidos de vídeo, si bien no siguen ninguna cronología concreta. «Decidimos convertir el espacio en un laboratorio que alberga todos los elementos necesarios para experimentar de forma creativa –asegura–. En las salas De Rerum Natura, por ejemplo, vemos la pasión de Gucci por la flora y la fauna expresada a través de prendas vintage y actuales, estatuillas de animales de plata hechas por la firma en los años cincuenta y obras de arte originales de Vittorio Accornero, que fue el encargado de crear el estampado Flora de Gucci en 1966».

Un restaurante íntimo en la planta baja

En línea con el espíritu de colaboración creativa que adopta el Gucci Garden, el chef Massimo Bottura ha sido invitado a abrir un restaurante íntimo en la planta baja, el Gucci Osteria. Bottura es conocido a nivel internacional por su restaurante Osteria Francescana, que posee tres estrellas Michelín y está situado sobre los Apeninos toscano-emilianos, en el corazón de Módena. Para el Gucci Garden ha creado una carta completamente nueva que extrae ideas de sus viajes y las aplica a la cocina italiana. «Al viajar por el mundo, nuestra cocina interactúa con todo lo que vemos, escuchamos y degustamos –dice Bottura–. Con los ojos bien abiertos, buscamos el próximo gran éxito inesperado». La carta incluirá platos italianos icónicos y reinterpretaciones conceptuales de los clásicos para una experiencia gastronómica ininterrumpida. «El restaurante es un recordatorio de que Florencia siempre ha sido un centro de intercambio cultural, sobre todo durante el Renacimiento», afirma Bottura. Para reforzar esta idea, la letra de una canción de carnaval del siglo XV (canto carnascialesco) compuesta por Lorenzo de’ Medici –Canzona de los siete planetas o Canzona de’ sette pianeti– está escrita en dorado a lo largo de la parte superior de las paredes de la Gucci Osteria.

La planta baja del Gucci Garden está destinada al restaurante y a un espacio comercial tipo bazar organizado en dos grandes salas. Aquí están disponibles productos diseñados exclusivamente para el Gucci Garden y que no están a la venta en ninguna otra tienda Gucci. Estos productos incluyen calzado y bolsos en materiales especiales, faldas y abrigos de brocado, y varias creaciones únicas, como bombers de seda con la inscripción Gucci Garden Gothic. Vemos la aparición de un logotipo dedicado al Gucci Garden y de nuevos símbolos que pasarán a formar parte del lexicón de los motivos de la Casa, como un murciélago que adorna artículos de piel y joyas personalizadas, y un nuevo diseño de ojo que decora pequeños artículos de piel y regalos.

Los productos traen una etiqueta distintiva del Gucci Garden y vienen en un embalaje exclusivo de esta tienda. Además de la ropa y los complementos que solo están disponibles aquí, también están a la venta las piezas de la colección Gucci Décor, así como una selección de revistas y publicaciones innovadoras, y una colección de libros –tanto obras actuales como tomos antiguos– extraídos de la Antica Libreria Cascianelli de Roma.

El espacio comercial ha sido cuidadosamente diseñado para respetar y rendir homenaje a la arquitectura original del palazzo. La sala dedicada a prêt-à-porter, complementos y decoración presenta un esquema de color que combina un amarillo quemado para las paredes de yeso con un tono de rojo que resalta las formas arquitectónicas de las ventanas y los umbrales arqueados. El suelo es de baldosas de mármol envejecido a mano.

Una segunda sala, que se distingue por sus pilares de piedra originales y una exposición de escudos de armas de mercaderes en piedra, destaca también por un color azul cielo. Aquí el suelo es de tablas de madera pintadas a mano con un motivo repetitivo de cintas moradas y lianas sobre una base de color verde pálido. Este espacio está dedicado a los complementos, así como a publicaciones, y presenta muchos elementos expositivos especialmente diseñados como cabezas de maniquí de madera pintadas, reproducciones de bustos modernos de mujeres de mediados del siglo XX, manos y pies de madera adornados, colgadores de metal decorativo –y tapizados con tejidos estampados–, y cajas con compartimentos forrados de tejidos con estampados de Gucci. Aquí pueden encontrarse productos ideales para regalos, como artículos de papelería, postales, cerillas, bolsas de lona, cajas de música, mapas de Florencia y cajas decorativas estampadas.

Moda

Todo esto
y mucho más
en Moda
+