El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Complementos

Querida bufanda

El más modesto de los complementos es, en realidad, un gran aliado de la moda y el bienestar

Lo acabamos de ver. En las pasadas fiestas la bufanda (junto con el pañuelo) ha sido uno de los regalos de compromiso más socorridos. Los de última hora, los que se dirigen a alguien (simplemente) conocido o por quien no sentimos demasiado afecto… Y posiblemente haya sido esta asociación entre la bufanda y la obligación de regalar la que le ha ido restando sentido y valor a este complemento invernal. Por eso hoy queremos hacer justicia y destacar sus grandes posibilidades como elemento estético y como prenda que nos cuida.

Llevar una bufanda en los días de frío debería ser obligado ya que al proteger la parte del cuerpo que une la cabeza con el tronco se previenen problemas. Además de cuidar la garganta, mantener caliente la parte trasera del cuello, evita que se suban los hombros (inconscientemente) y se generen tensiones que pueden provocar dolor de espalda. La energía fluye mejor.

Como complemento de moda la bufanda es capaz de renovar cualquier imagen con un toque de color, rebeldía o distinción. Multicolor y XXL, con elegantes rayas o cuadros, pequeña, de lana y cerrada como un cuello… la bufanda está en constante renovación. Y aunque las de marcas de lujo como Burberry o Gucci tienen motivos para estar entre las más deseadas, hoy queremos reconocer el buen hacer de pequeñas fabricas que, con empeño y tesón, se han conseguido hacer un hueco entre los amantes de la calidad. Hablamos, por ejemplo, de la portuguesa Ecola, una empresa familiar de tercera generación que trabaja la lana como un producto artesano, procedente de ovejas que pastan en tierras sin pesticidas con métodos de fabricación recuperados. Sus bufandas generan fidelidad a la marca. Algo parecido sucede con Burel Factory quienes recuperaron hace unos años una antigua fabrica textil y, al mismo tiempo, los métodos de fabricación de antaño.

Y es que el gusto por recuperar los procesos tradicionales del trabajo de la lana han alcanzado a los fabricantes más exigentes como Teixidors. Esta cooperativa textil ha conseguido ser la primera empresa española presente en la tienda Tom Dixon de Londres. Su bufanda 100% en lana de merino ecológica cuesta 165 euros y se vende en La Real Fábrica.

Fuera de la Península Ibérica, la marca Johnston of Elgin es famosa por trabajar el mejor cashemir. Ubicado en Reino Unido, llevan desde 1797 fabricando prendas de moda de alta calidad como la bufanda de cuadros grandes Merino block check  (129 euros) o la Lamora fair isle tubular (89 euros).  La tienda Asos también vende algunos de sus productos, como la bufanda extragrande de cuadros clásicos de la modelo (250,72 euros).

No podíamos acabar este recorrido por las bufandas más amorosas sin hacer una parada en Italia. La marca Colombo ofrece mezclas de cachemir y seda y con un abanico de color y matices muy luminosos. Amarillos, rojos, azules… están presente en sus colecciones.  Sialle giallo soloe nuvola cuesta 520 euros.

17273747576777scroll down

Complementos

Todo esto
y mucho más
en Complementos
+