El Hedonista El original y único desde 2011

“Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro”. Emily Dickinson

Menu abrir sidebar

Complementos

De un país llamado Thilopía

Visitamos un pequeño país donde la imaginación está servida por Lola Castejón, con joyas y papelería exquisitas.

Se ocupó de decorar con oníricas ilustraciones los dormitorios de los hijos de Annie Leibovitz. Trabajó pintando decorados para grandes editoriales de moda y Sarah Oliphant, su mentora, le introdujo en el mundo de la fotografía y la publicidad. Es Lola Castejón. Aquello sucedió en su etapa neoyorquina, pero ahora vive en Madrid y tiene un nuevo –y delicado- proyecto: Thilopía.

Dibujar, dibujar y volver a dibujar no hay nada que fascine más a Lola Castejón. Ahora, se encuentra entusiasmada con la reforma de su nuevo hogar en el que las paredes seguro que no son lisas ni blancas, con la decoración de la habitación del bebé de su amiga Itziar y, cómo no, con la próxima colección de complementos de Thilopía. Pero antes de entrar en detalles, volvamos un poquito a su pasado para entender su presente y augurar su futuro.

Amó y vivió en Nueva York. Trabajó junto a la prestigiosa fotógrafa Annie Leibovitz y aprendió a las órdenes de Sarah Oliphant. Precisamente, se quedó con su apellido para el sueño que, de vuelta a Madrid, no tardaría en cumplir. Sí, posiblemente a la mayoría le suena la tienda multimarca Oliphant, que durante años defendió en la zona de Alonso Martínez y Las Salesas.

Era la artífice de esa atmósfera tan elegante pero sin pretensiones que envolvía el espacio, así como de la colección de moda y complementos que tanto éxito tuvo, año tras año. Cerró página para comenzar desde cero. A finales de 2013, nacía Thilopía. Es un estudio de diseño a medida en el que bullen sus ideas y que, afortunadamente llega a materializar. Son proyectos integrales de papelería para eventos y celebraciones, véase fiestas infantiles y bodas en las que se miman todos los detalles, y también joyitas artesanales.

En la primera faceta, la de la papelería, atiende a los deseos del cliente. Los hay con ideas muy claras y otros que llegan en blanco. No importa, ella, brillante e ingeniosa, capta las pistas a la primera. En cuanto a las joyitas, con una clara inspiración de la Naturaleza, son pendientes, collares, horquillas y gemelos para ellos, realizados uno a uno en pasta de papel. Ella, Lola y su compañera, María Flores, las moldean y esmaltan. Destacan otras con las ilustraciones de esta delicada artista.

Cerrar página y empezar desde cero significa empezar por el primer escalón y continuar por el segundo; supone grandes dosis de entusiasmo y maratonianas jornadas de trabajo. No importa, ella es feliz y mientras lucha por situar sus piezas en bonitos escaparates, su primera colección se puede adquirir en la tienda online: www.thilopia.com

3 respuestas a De un país llamado Thilopía

  1. Chefi dijo:

    BUENOS DÍAS soleados! así da gusto empezar la mañana.
    qué bonitos collares!!
    Me han encantado.
    Ahora mismo me meto en la web.

  2. Que preciosidades, si que es un nuevo reto a la altura, la cosa promete tiene unos diseños modernos y sobre originales. Da gusto ver complementos y accesorios de bisuteria así.

  3. CECILIA dijo:

    Son preciosas! Alguna forma de comprar online?

Complementos

Todo esto
y mucho más
en Complementos
+