El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

Para él

Básicos de verano del hombre mediterráneo

Diez prendas masculinas imprescindibles para la temporada estival, desde el ya conocido borsalino hasta los mocasines trenzados, captadores natos de miradas.

Existen ciertos básicos en el armario masculino de verano. Y entendamos básicos no como algo simple en el peor de los sentidos, sino como piezas casi inherentes al hombre, que parecen haber surgido de su propia piel, impulsadas por los primeros rayos de sol.

Comencemos por el calzado, que se aligera con la llegada de los días largos. Para el día a día, mocasines trenzados de piel, con o sin borlas. Ya incluímos al mocasín en la lista de los zapatos que todo hombre debía tener en el armario y no es para menos. Son la reinterpretación del clásico loafer en clave atemoral, y aportan ese aire Gambardella que capta la mirada atenta.

Para momentos relajados, vacacionales, los espadriles. Recientemente adaptados por Chanel para el público femenino, los espadrilles aumentan también su variedad para caballeros. Desde la forma clásica, hasta la de un slipper, pasando por aquella que incluye cordones. Mi recomendación personal siempre huele a mar, unos neoyorquinos Soludos, con motivos marineros.

Respecto a los pantalones, chinos de cinco bolsillos de algodón o de mezcla de algodón y lino, cómodos y versátiles sin renunciar a la elegancia. En cuanto a colores, aunque la gama sea infinita, prueba con un gris perla con matices azules, un tono piedra.

Para el mar, un alegre bañador de flores, teniendo en cuenta que en general el tamaño de las mismas será inversamente proporcional al grado de formalidad del look final.

Hablando de partes de arriba, diferenciaremos entre cuando uno quiera ir de manga corta o de manga larga. De manga corta, un polo en colores suaves. Mi predilecto siempre ha sido el impoluto y deslumbrante polo blanco, que desborda frescura, elegancia, y huele a césped recién cortado y a piel bronceada de hombre que juega al tenis.

Y para ir de manga larga, camisas de lino, blancas, azules celestes…impecablemente planchadas. A ser posible, con alguna pulverización de agua aromática, como esta de Zara Home especialmente concebida para tejidos.

En cuanto a complementos, no debemos olvidar los pañuelos de bolsillo, que le dan el aire dandy a un blazer, y las pashminas, perfectas para cuando la noche refresca, o para prestarle a una mujer y que ella acabe aspirando el aroma del caballeroso hombre que se la cedió.

Subiendo hemos llegado a la testa y a un must eterno entre los básicos de verano, las gafas de sol. La lista de modelos es larga, pero nos quedaremos con dos. Las Wayfarer, las elegidas si sólo pudiéramos quedarnos con unas. Icónicas desde hace décadas, han adornado algunos de los rostros más famosos del cine, desde James Dean hasta un canalla Leo Dicaprio en Lobo de Wall Street.

Y para hacer honor a tendencias recientes, otro modelo, las gafas redondas con cristal espejado, como estas con puente de metal de Mr. Boho.

Para finalizar, otro tipo de protección ante el sol. El sombrero hecho para el verano, el Borsalino. Y pongo el broche con una recomendación final. Si te gusta este tipo de sombrero, invierte en uno de verdad, y me refiero, como no, al fabricado por la casa que le da nombre y que lleva más de 100 años de experiencia y savoir faire, Borsalino.
__________________________________________

* Texto: © Laura Velasco para ElHedonista.es
* Ilustraciones: © Blanca Rabena para ElHedonista.es

Para él

Todo esto
y mucho más
en Para él
+