El Hedonista El original y único desde 2011

“ Yo sé que la poesía es imprescindible, pero no sé para qué.”. Jean Cocteau

Menu abrir sidebar

Para él

Junto a su hermana, Sonia, dirige la empresa que fundó su padre en 1992Carlos Satrústegui, de Lester

La firma de moda masculina presenta prendas casual y ligeras en las que predominan los tejidos 100% naturales como algodón y lino, y una extensa gama de colores.

En 1993, con 23 años, Carlos Satrústegui se incorporó a Lester, la empresa familiar que, justo un año antes, su padre, Carlos, había fundado y en la que en la actualidad continúa como Presidente. Él y su hermana, Sonia, dirigen la firma. 

Hablemos de su padre. En 1992, decide crear una firma de moda. ¿Cuál había sido su trayectoria hasta entonces?
Nuestro padre y fundador de Lester, había trabajado en el sector de los seguros, concretamente en  Gil y Carvajal, una empresa 100% española y muy arraigada en ese sector.

Comenzó como una marca de corbatas de diseño. ¿Por qué apostó por esta prenda?
En esos años, las corbatas que había en España eran caras, de grandes firmas, o feas. Él pensó que existía un hueco que podíamos cubrir perfectamente

Y el precio era fundamental.
Claro, teníamos que conseguir una corbata a buen precio, empezamos con 5.000 pesetas y de una calidad y diseño muy buenos.

Esas primeras corbatas llegaban de Italia. Cuéntenos la historia.
Esas primeras y todas las demás. Hoy, seguimos fabricando en Italia y, concretamente, en Como que es quizás la ciudad del mundo con más arraigo y tradición en el tratamiento de la seda para la confección de corbatas.

Nuestro padre se fue allí y después de visitar varias fábricas y contarles su proyecto, una de ellas creyó en él y así empezó la historia de nuestra empresa. Se empezaron a hacer muestras de diseños, calidades, colores, etc, y, a finales de 1992, llegó a Madrid la primera corbata Lester.

¿Por qué el nombre de Lester?
Nuestro padre es un gran aficionado a los caballos en todas sus vertientes y, cómo no, a las carreras de caballos. Quizás el jockey de carreras más grande fue Lester Pigot, de ahí el nombre. Resulta internacional, corto y fácil.

¿Cuándo dan el paso a una colección integral para hombre?
En 1995 abrimos la primera tienda en Madrid, en el barrio de Salamanca, y empezamos a incorporar más productos. Gracias a la aceptación de nuestra clientela y a su demanda, continuamos ampliando la gama hasta llegar a completar el total look de hombre. Fue en el año 2004.

¿Cómo fueron las primeras tiendas y cómo es el presente de la marca? ¿Cuántos puntos de venta tiene?
Las primeras tiendas eran, digamos, más de andar por casa. Realmente el primer salto lo dimos en 2004 cuando abrimos nuestra Flag Ship en Claudio Coello, 57. Se trataba de una tienda de 200 metros cuadrados con un gran proyecto de decoración y en la que proponíamos un total look de hombre.

A finales de 2015, comenzamos con una readaptación de la marca, modernizando y actualizando todos los elementos de la misma, desde el logo, packaging, etiquetado hasta el escaparatismo y visual. Conseguimos una imagen más fresca y actual sin perder ninguno de sus valores. Esta actualización tiene que estar implantada al 100% en 2017, año de nuestro veinticinco aniversario.

Hoy en día tenemos cuatro tiendas en Madrid, una en Sevilla y otra en Valencia. Fuera de España, tenemos tres en México DF y, en el mes de septiembre, abriremos la primera tienda en Europa, concretamente en Berlín.

En relación a la colección para el verano 2016, ¿cómo la define?
Es una colección colorida, alegre y fresca. Como siempre, nos basamos en los tejidos naturales, sobre todo el lino y el algodón, y siempre “coloreándolos” con los tonos que nos han caracterizado: verdes, azules, rosas… El colorido y la frescura de nuestra colección es lo que nuestros clientes esperan.

Para él

Todo esto
y mucho más
en Para él
+