El Hedonista El original y único desde 2011

“Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro”. Emily Dickinson

Menu abrir sidebar

Relojes

Viaje al interior de un reloj Omega

La marca relojera suiza nos invita a conocer uno de sus modelos por dentro.

Probar un vino de una añada especial recomendado en las mejores guías gourmet, viajar al otro lado del mundo para conocer un nuevo hotel, tener la posibilidad de leer un libro antes que nadie, degustar un menú recién creado y que tu opinión se tenga en cuenta para hacer alguna modificación antes de darlo por definitivo, entrevistar a artesanos, creadores, artistas, profesionales de distintos ámbitos; ir al origen para traer el contenido de vuelta y decidir si es bueno o no para tus lectores… Vamos a reconocerlo: un trabajo que consiste en conocer de primera mano experiencias increíbles para de entre ellas elegir las mejores y contárselas a los interesados no es, ni mucho menos, un mal trabajo. Injusto, necio y desagradecido sería si no lo reconociera. Pero, como en todo, hay un ‘pero’. Un ‘pero’ relacionado con  el tiempo, las prisas, el no poder profundizar de verdad cuando algo es realmente interesante, cuando apetece saber más, quedarse, gozar de la experiencia. Que no es una queja, es sólo un ‘pero’. Y a propósito de ese ‘pero’, o de cómo obviarlo, nace esta experiencia que voy a contaros.

Hace poco más de dos semanas, la marca relojera Omega reunió a un pequeño grupo de periodistas, nos subió a un tren, y a hora y media de Madrid nos invitó a vivir una experiencia realmente única: la de entrar en uno de sus relojes por dentro, haciendo de nosotros relojeros por un día. Sólo 24 horas, para qué más; y a la vuelta de la esquina, en Valladolid, en el magnífico hotel Abadía Retuerta. Parar el tiempo, algo que solo puede hacer una marca relojera, para regalarnos una experiencia única.

Todos tenemos un reloj, obvio; pero rara vez apreciamos de verdad la máquina que llevamos alegremente y hasta con descuido en la muñeca; yo tampoco lo hacía… hasta hace dos semanas. Siempre hay un antes y un después; y en este después que nos ocupa hay algo nuevo: respeto. Eso es lo que siento y pido, y mucha admiración, por todos los años de ingenio e ingeniería, de técnica, de expertización, de talento y de maestría que esconde un reloj, cualquiera que sea la marca y el precio, pero más, mucho más si es un Omega. Tener el privilegio de ‘visitar’ uno de sus modelos por dentro, desmontarlo con mis propias manos (en una mesa especial de relojería llevada ex profeso para la ocasión) y volverlo a montar sin dejar ‘muertos’ en el camino, guiado paso a paso por un experto y paciente relojero de la casa, es una experiencia nunca vivida, y recomendable si se presenta la oportunidad.

Ahora he entendido mejor, y de una vez por todas, por qué todos quieren tener un movimiento Co-Axial, pero solo Omega fue capaz de inventarlo, patentarlo y mejorarlo. El inventor del Escape Co-Axial, el maestro relojero suizo George Daniels, dijo de este avance científico: “Lo he creado para que la gente siga prefiriendo los relojes mecánicos durante el siglo XXI”. Y, evidentemente, va camino de lograrlo.

Cuando en 1999, Omega lanzó el calibre 2500 Co-Axial, toda la industria de la relojería mecánica se puso sobre aviso. El Escape Co-Axial que este movimiento incorporaba era el primer nuevo escape realmente útil para relojes mecánicos, desde la invención del escape de áncora inglés, en el siglo XVIII, y del escape de áncora suizo, en el primer tercio del siglo XIX.  Aquí la palabra clave es ‘útil’: desde el lanzamiento del primer calibre Co-Axial, Omega ha ido incorporando estos escapes de vanguardia a cada una de sus líneas de relojes y alcanzando unos estándares de exactitud cronométrica antes inimaginables para relojes mecánicos producidos en serie. Por eso sus relojes son únicos; y por eso proporcionan experiencias únicas e irrepetibles a quienes se acercan a su esfera de influencia.

Relojes

Relojes

Breguet presenta el nuevo Classique 5177

Miguel de Santos

El nuevo Breguet Classique 5177, presenta por primera vez el característico azul Breguet, realizado en esmalte grand feu. Este matiz exclusivo reafirma la elegante sobriedad del estilo Breguet, en un contexto contemporáneo. leer

Relojes

Blancpain Ocean Commitment

Miguel de Santos

Blancpain se ha comprometido a destinar 1.000 euro por la venta de cada reloj, es decir, un total de 250.000 euro, que se sumarán a sus ya frecuentes contribuciones. leer

Relojes

Big bang Unico Red Magic, de Hublot

Miguel de Santos

Para esta primera cerámica de color, Hublot ha elegido un rojo vivo, que simboliza la potencia, la pasión y la gloria. El Big Bang Unico Red Magic se presenta como un reloj de cerámica ultrarresistente. leer

Todo esto
y mucho más
en Relojes
+