El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Cromosoma L

¿A qué huelen los libros?

'Compuestos orgánicos volátiles' son los responsables del olor de los libros. La ciencia lo explica.

Unos y ceros. Unos y ceros. El código binario, el lenguaje que usan los dispositivos electrónicos, nos rodea. Unos y ceros. Nos rodea: definitivo. Lo físico desaparece, llega el software. Qué fue de hojear un libro. Doblar la esquina para recordar la página. Los señaladores –una hoja de otoño caída de un árbol, el que te hizo tu hijo por tu cumpleaños-. La firma del autor que leías de joven y por la que hiciste aquella cola. El viejo volumen que te llevaste de casa de tu abuela… y se quedo para siempre en la tuya. ¡El olor de los libros!

No hay dos que huelan igual. El grosor del volumen y el tipo de papel. El encolado y el cosido. Las andanzas que han pasado. Acierta si sospecha que la bioquímica está conspirando para unir olor y recuerdo. Oler es pensar, el cerebro es imprescindible y la nariz… solo el comienzo.

Un proceso químico denominado hidrólisis ácida provoca la liberación de los denominados ‘compuestos orgánicos volátiles’. Dichos compuestos de nombre casi impronunciable son los que aportan el aroma característico de los viejos libros. Benzaldehído y furfural aparecen en nuestra mente como almendra y el etilbenzeno y el tolueno aportan olor dulzón. Y, ¿a qué el amarillear de las hojas? La lignina, un componente de la madera con que se fabrica el papel, se oxida y dota a las páginas del tono pardo y el aspecto quebradizo que nos es tan querido.

Karl Lagerfeld, káiser de la moda y excéntrico irrepetible, es también un enamorado hasta el extremo de haber construido una biblioteca personal de más de 300.000 obras. Pero su pasión no acaba ahí: Paper Passion es el perfume que él mismo diseñó, una fragancia literalmente de libro antiguo.

Los compuestos orgánicos no son solo moléculas. Acaban formando recuerdos, perfumes, vínculos… historias.

Una respuesta a ¿A qué huelen los libros?

  1. Pablo dijo:

    Lo malo de los libros es que dependes de la tipografía que decide el editor que suele ser pequeña y con poca tinta.
    Eso te lo resuelve un ebook de maravilla.
    Y luego el espacio que ocupan, que ya no sabes donde meterlos. Libros leídos que ya no vuelves a tocar el resto de tu vida por lo general.
    Lagerfeld me da a mí que no tiene problemas de espacio.

Cromosoma L

Todo esto
y mucho más
en Cromosoma L
+