El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

El hedonista elige

Continúa caminando! Un albergue en el Camino de Santiago es su primer libroMaría Nájera, la vida por delante

Escribe en este medio desde los inicios como Mar de Alvear. Su libro, también, nos gusta; y mucho.

Hablar de María Nájera aquí, en su casa, donde atiende al nombre de Mar de Alvear, donde frecuenta y brilla en la sección de Gourmet -pero no sólo-, no es tarea fácil, porque lo que digamos va a sonar a mucho, para unos, y a poco, para casi todos.

Ella, que es pura energía, saca adelante lo que se propone con el tesón de la aragonesa que lleva dentro, con el saber de una persona cultivada, con el olfato de la buena periodista que todos disfrutamos, y con la sensiblidad de las personas emocionadas y emocionantes.
Hay dos formas de vivir la vida; en la contemplación y en la implicación. María siempre elige la segunda, y por eso ahora presenta su primer libro, ¡Continúa caminando¡ Un albergue en el Camino de Santiago, un proyecto que tuvimos la ocasión de leer en galeradas y en el que hemos confiado desde el primer momento. Un libro absolutamente recomendable para los que ya han vivido la experiencia del Camino de Santiago y para los que deberían hacerlo (todos) alguna vez en la vida. Para la autora, un proyecto importante en un año, el 2015, que marcará un antes y un después para mejor en su vida.

¿Por qué nace el libro?
Lo cierto es que nunca imaginé escribir un libro, pero multitud de peregrinos, que han visitado nuestro albergue Check In Rioja y que escuchaban tantas anécdotas ocurridas en nuestra casa, nos animaban a hacerlo. Así que gracias a mi buena memoria, he rescatado historias curiosas y las he transformado en este breve libro llamado ¡Continúa caminando! Un albergue en el Camino de Santiago. Por las páginas desfilan personajes que en la etapa de Logroño decidieron descansar en nuestro albergue, pero también otros peregrinos que hemos encontrado en nuestros caminos.

¿Qué cuenta?
Cuenta cómo algo tan básico como el hecho de caminar puede cambiar tu vida. Cómo seguir las flechas amarillas con la mirada puesta en Santiago de Compostela puede servir para reflexionar, valorar, poner distancia ante algunos problemas y hallar soluciones que en otros momentos de tu vida, en el día a día, no eres capaz de descubrir. Recojo pequeñas reflexiones acerca de esta vida que nos está tocando vivir, en la que vamos tan deprisa, en la que olvidamos disfrutar de un campo lleno de flores o de un simple plato de espaguetis. El Camino de Santiago te reconcilia con las pequeñas cosas. Cuando vuelves, no sueles ser la misma persona. Mi hermano Nacho y yo somos dos ejemplos de esta transformación.

¿En qué te inspiras para escribirlo, en tu vivencia como caminante o como hospitalera?
Ambas experiencias han sido el motor para escribir este breve relato. Haber encontrado a personas excepcionales en nuestro albergue, que nos abrieron las puertas de su corazón porque lo necesitaban o porque fluyó de forma natural. Ellos y mi propia experiencia como peregrina, la de mi padre, que también ha caminado en reiteradas ocasiones, y por supuesto la de mi hermano Nacho, verdadera alma de Check In Rioja y un ejemplo de fuerza de voluntad.

No se trata de un libro con una narrativa lineal, sino más bien está escrito en una prosa poética-emocional que conmueve… ¿Es tu manera de entender el camino o crees que todo caminante, en algún momento, puede sentir lo que tú cuentas?
Como afirmo en uno de los capítulos, en el Camino he sentido cosas que no podía sentir en ningún otro lugar del mundo. No sé cómo explicarlo pero se produce algo especial, te despojas de lo accesorio y te encuentras con lo básico a través del hecho de caminar. Tomas conciencia del dolor de tus pies, pero no importa; te maravillas al ver el horizonte frente a ti y cantidad de kilómetros por recorrer; te emocionas hasta las lágrimas por gestos pequeños… ¡Es algo increíble! Muchas personas que ya han leído ¡Continúa caminando!, afirman que es un libro muy íntimo. Y ciertamente, lo es.

Vivir emociones intensas es lo que se despende de la lectura del libro, pero supongo que también habrá malos momento, ¿no?
Sí, suele haber malos momentos, pero no pueden con los buenos. Te enfrentas al dolor físico, pero aprendes a superarlo. Sufres ampollas, dolor de articulaciones y otras dolencias en partes de tu anatomía que desconocías, pero no importa. Es una experiencia reveladora. Recuerdo cuando caminé en febrero, prácticamente todos los albergues estaban cerrados, y debí caminar más allá… pero no importó, ves el lado positivo, miras hacia delante y continúas caminando. Mi hermano Nacho suele decir que el Camino de Santiago te enseña a mirar siempre hacia delante, a no pensar tanto en el pasado, porque ya se acabó, no vuelve. Creo que tiene razón y que si aplicáramos esta máxima en nuestra vida, seríamos más felices. Viviríamos más tranquilos.

– ¿Cuántas veces has ‘caminado’ tú?
He llegado a Santiago en dos ocasiones. La primera vez tuvo lugar en agosto de 2009, partí desde Astorga, en León, y llegué a la ‘meta’ en diez días. Lo hice junto a mi hermano Nacho y alguien que luego se convirtió en ‘mi tercer hermano’: Edi. Después, he caminado desde mi actual casa, en Pamplona, pero dividiendo la distancia en tres partes: una semana en noviembre de 2013, una semana en febrero de 2014 y 14 días, el pasado mes de octubre. He tenido la infinita suerte de hacerlo junto a mi padre. Caminar con él siempre es un regalo, por su sonrisa, por las conversaciones que mantenemos, por los momentos de desesperación que luego recordamos ante un buen plato de pasta y que nos hacen reír…

 – ¿Qué tipo de gente se encuentra uno en una aventura así?
En mi opinión, el Camino de Santiago, sobre todo la variante del Camino Francés, tiene una energía muy especial. Es así porque son muchos los siglos de peregrinaje, porque transitas por vías que ya utilizaban los romanos y porque creo que algo de ello queda en las piedras. Dicho esto, atrae a personas de lugares remotos, no solo a españoles, y personas con infinidad de intereses. Lo bonito es que gracias a esta experiencia te das cuenta de que no importa quién eres, a qué te dedicas o qué haces en tu vida real. Importa que sigues el mismo objetivo y esto te permite entrar en contacto con personas con las que, de otro modo, seguramente no hablarías. Se suelen producir encuentros mágicos y crearse lazos que duran para toda la vida.

 ¿No está excesivamente popularizado y mitificado lo de ‘hacer el camino’?
El Camino de Santiago vive su mejor momento porque la afluencia de peregrinos ha hecho que no falten servicios. Hay otros caminos, menos transitados: Vía de la Plata, el del Norte, etc. Sí, está mitificado por razones muy bien fundadas y ojalá siga así siempre y se habrán nuevas rutas.

– ¿Por qué recomiendas hacer el camino de Santiago?
Porque nada malo te puede suceder. Todo lo contrario, seguramente descubras aspectos de tu vida que no tenías presentes o que, ante las circunstancias de la vida, no eres capaz de ver. Conocerás a personas de otros lugares del mundo y, sobre todo, tendrás la oportunidad de escuchar y charlar con el ser más importante: contigo mismo.

– ¿Quieres añadir algo más?
Millones de gracias.

___________________________________________________________________

¡Continúa caminando¡ Un albergue en el Camino de Santiago está en las principales librerías de Pamplona, Logroño y el País Vasco.
– En Madrid se puede adquirir en la librería Tierra de Fuego.
– Y para el resto de España y del mundo se puede solicitar a través del correo: info@checkinrioja.com

El hedonista elige

Todo esto
y mucho más
en El hedonista elige
+