El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

El hedonista elige

Pabellón de paz y serenidad

En Lisboa, una exposición de cerámica y porcelana de la dinastía Song, de un coleccionista de arte por pasión.

El Centro Científico y Cultural de Macao en Lisboa acaba de inaugurar una extraordinaria exposición de cerámica china de la dinastía Song. Los cánones estéticos imperantes en cada momento de la Historia son caprichosos: lo que podría ser una muestra de arte antiguo que se remonta a mil años atrás, nos parece hoy, enteramente, arte contemporáneo. Cercano en el tiempo y en el espacio. La demostración palpable de la universalidad del arte.

La colección, maravillosamente comisariada y presentada, recoge unas 200 piezas de gres, porcelana y celadón vidriado de la dinastía Song (960-1279), y es el resultado del estudio, la búsqueda incansable y la pasión de un español expatriado, Paco Freire, médico de profesión, que viajó a Asia con una beca y permaneció en la región durante 25 años, enamorado de la cultura y del arte chinos. Fruto de la investigación, infinitas pesquisas y recorridos por anticuarios, con los que ha llegado a fraguar verdadera amistad, es esta exquisita colección de cerámica y porcelana, que hemos tenido el privilegio de descubrir y admirar de la mano del propio coleccionista.

La colección de cerámica y porcelana, de líneas puras, sobrias y depuradas, es el reflejo de la personalidad de su propietario: Paco Freire nos acompaña, dejando caer a lo largo del recorrido algunos apuntes personales, con sobriedad y precisión, sin florituras. Las piezas de la colección, tazas, jarras y recipientes para el té, proceden de distintos siglos y hornos del Norte y del Sur de China y salieron a la luz a lo largo del siglo XX. En China, como en otras culturas, era tradicional enterrar a las personas junto con sus objetos más preciados y gracias a ello se han conservado en perfecto estado casi todas las piezas, salvo alguna craquelada por el contraste de temperatura al sacarla del enterramiento en el que había estado depositada durante 10 siglos. Algunas piezas, en gres decorado con motivos e inscripciones, tienen un origen humilde y popular. Las delicadas piezas de porcelana, sutiles y casi transparentes, pertenecieron en su día a la aristocracia y a las élites de los letrados. Precisamente la dinastía Song se caracterizó por su espíritu intelectual y cultural, por los avances en el conocimiento y el alto nivel de sofisticación estética de sus artes, en contraste con las anteriores dinastías, eminentemente bélicas.

Es curioso comprobar cómo los cánones estéticos del periodo Song coinciden con nuestros gustos actuales: los vidriados cromáticos, que varían según la cantidad de óxido de hierro introducido en la mezcla, y van desde el celadón azulado, verdoso, grisáceo, el beis marfil, hasta un vidriado oscuro que parece lacado, nos parecen contemporáneos, a diferencia de los objetos más recargados, de colores brillantes y llamativos, pertenecientes al periodo de las dinastías más recientes Ming y Qing, desde el siglo XV a principios del XX. Esto se debe a que los artistas ceramistas del periodo Song, adeptos al Taoismo y el Budismo, buscaban su inspiración en la naturaleza, y con sutiles pinceladas que imitan plumas, caparazones de tortugas, peces, olas, peonías, realizadas sobre el barro húmedo con la punta de una caña de bambú, consiguieron este resultado de una belleza simple y depurada.

El título de la exposición, ‘Pabellón de paz y serenidad’, procede de la inscripción que aparece en una de las jarras de gres de la colección. Se trata de una pieza de cerámica popular, aparentemente humilde en sus formas. No se podía haber elegido un título más atinado para esta muestra, pues realmente su contemplación transmite serenidad y armonía.

La exposición está comisariada por Robert D. Mowry, curador emérito de arte chino del Museo Arthur M.Sacker (Museos de Arte de Harvard) y uno de los mayores especialistas en cerámica china, y podrá verse en Lisboa hasta el 31 de octubre de 2015.

8 respuestas a Pabellón de paz y serenidad

  1. María Tena dijo:

    Qué piezas tan maravillosas y qué buenísima recomendación.
    Y, es verdad, los matices del celadón son preciosos y enigmáticos. Un arte bello , austero y refinado que ahora es difícil encontrar en China. Gracias por el tip.

  2. maría dijo:

    Qué belleza, qué maravilla, enhorabuena por contárnoslo tan bien,

  3. Inma Sanmartin dijo:

    mmm entran ganas de ir a verla, quizás lo hagamos, no? Maribel

  4. Mónica verges alonso dijo:

    Todo lo que cuentas de Lisboa es tan interesante que resulta tentador cambiar de residencia y así poder disfrutar de todo en vivo. La inscripción de la jarrita que da título a la exposición deberíamos también llevarla en el corazón.

  5. jaime Axel dijo:

    Excelente resumen. A ver si se animan a ver la exposición los lisboetas y turistas, y de paso conocer el Museu de Macau, así como la bella rua da Junqueira.

  6. Maria José Amich dijo:

    Con tu excelente artículo Maribel, ya tengo marcada visita al Museo con toda la familia! No me pierdo ninguno de tus artículos, excelentemente escritos. Un abrazo

  7. Mª luisa dijo:

    Magnifica descripción de la obra expuesta. Dan ganas de ir allí y comprobar como la rueda de la vida se plasma hasta en el arte.

  8. Montse Gonzalez dijo:

    Con todo lo que cuentas,sólo me queda decir…Voy a verla ya!!! Espero que tengamos oportunidad de cambiar impresiones . Muchas gracias Maribel por descubrirnos exposiciones q prometen.

El hedonista elige

Todo esto
y mucho más
en El hedonista elige
+