El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

El hedonista elige

Rufina e hijas

Una idea original y un chico emprendedor para llevarla a cabo. con buenos resultados.

Rufina e Hijas es una empresa que potencia la moda de los fogones sobre ruedas en un ambiente retro chic.  El concepto food-truck (comida callejera sobre ruedas) ha llegado a España con unos años de retraso en comparación con otros países como EEUU o Inglaterra, pero lo ha hecho por la puerta grande.

En el caso particular de Rufina e Hijas se trata de un servicio de alquiler de furgonetas con una llamativa esencia vintage y totalmente equipadas con todo lo necesario para cocinar. Su objetivo es dar un toque gourmet especial a cualquier tipo de ocasión, bien sea en fiestas de ámbito privado o bien para empresas que quieren organizan un evento.

Su creador, Pablo Pratmarsó, cuenta que su misión “es conseguir que la comida callejera ocupe el lugar que siempre debió tener en el espacio público. Queremos recuperar esta tendencia y por eso llevamos nuestras furgonetas a cualquier evento o celebración que comulgue con nuestra estética y nuestra visión del mundo gastronómico.”

Por ahora, la familia está compuesta por dos furgonetas Citroën HY (Rufina en tono grisáceo y Dora en dorado) compradas en Francia y totalmente reformadas para disfrutar de una segunda vida gastronómica. Pablo nos relata la historia de ambas “Todo comenzó fruto del azar, de un interés innato por los muebles, trastos y vehículos con historia. Concretamente de una serie manga de los años 80 en la que vimos la primera Citroën HY. Casualidades de la vida, localizamos una adorable furgoneta de la misma marca y modelo en un pueblo de Francia. Según nos contaron, en su anterior vida tuvo una función de alegrar la vida a las personas vendiendo botellas de una marca de champagne llamada “Ruffin et Fils”. De ahí viene el nombre de la empresa; nos gustó tanto que no quisimos cambiarlo, únicamente traducirlo al español”.

Los interesados pueden alquilar el servicio de diferentes maneras: por horas, días o incluso semanas. Puede ser sólo el vehículo o ir acompañado de un catering. “Nosotros ofrecemos el catering de La Mojigata,   pero cada cliente puede hacer su propia elección o ser ellos mismos quienes cocinen” comenta Pratmarsó. “Además, las furgonetas son totalmente customizables con lo que en ambas modalidades de alquiler cabe la posibilidad de que nos contraten también el diseño de los rótulos que se desee, el mejor atrezzo vintage para la ocasión, ya que lo hacemos con la ayuda de Passage Privé, y con baristas o discjokeys que puedan trabajar en su interior”. 


El hedonista elige

Todo esto
y mucho más
en El hedonista elige
+