El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

El hedonista elige

Es un proyecto familiar en VizcayaUn bello lugar llamado Zearreta

En el pueblo costero de Barrika, cobra nueva vida un caserío con 500 años de historia.

Hallaron un antiquísimo caserío en ese lugar privilegiado de la costa vizcaína que es Barrika y decidieron llenarlo de vida y brillante energía. Zearreta es su nombre y ha unido, más si cabe, a dos hermanos y a sus respectivas parejas. Así, de forma armónica, encajan un obrador de pastelería, un taller de joyería, un estudio fotográfico y otras geniales ideas.

En este núcleo familiar ya hace tiempo que surgieron dos marcas: una de joyas, creadas de principio a fin por Inés Susaeta, y otra enfocada a los dulces americanos, Abasotas, llevada a cabo por Isabel Serna y Nikola Susaeta. A ellos se suma el fotógrafo Iker Basterretxea, con la intención de poner en valor a diseñadores y artesanos como ellos, que tienen marcas únicas y especiales. Y es que aseguran que su propósito es reivindicar, apoyar y difundir lo auténtico, lo hecho a mano, lo de toda la vida, también el diseño, el buen comer y lo que pueda surgir en el camino. 

Abrieron al público en julio de 2020, impulsados en gran medida por la curiosidad que suscitaron. «Una vez metidos en el proyecto de rehabilitación, priorizamos el obrador de pastelería, que era la necesidad que más urgía, ya que el anterior obrador de Abasotas se había quedado pequeño. Fue el día en que pintamos la fachada cuando empezó a parar gente preguntándonos por la apertura. Fue este aluvión de curiosos y vecinos los que nos empujaron para acelerar el lanzamiento de Zearreta como proyecto», recuerdan. 

Hoy por hoy, este bello lugar continúa transformándose. «La situación de la pandemia nos hizo ser más conscientes de la necesidad de tener un espacio común donde además de compartir espacio de trabajo, pudiéramos estar ambas familias juntas, disfrutando de los días y aprendiendo juntos. Además, nos gusta pensar este espacio como un lugar donde sucedan cosas y podamos dar vida a nuevas ideas y proyectos», explican.

La reapertura está prevista para finales de mayo, durante los fines de semana. Entonces, quienes regresen o se detengan por vez primera, encontrarán gastronomía, diseño, joyería y decoración conectados entre sí por una filosofía de vida y de consumo. Constarán la energía que inunda el espacio y advertirán que incluso hay más novedades de cara al otoño. 

En Zearreta importa qué se hace, cómo se hace y por qué se hace. Así, cada artículo alberga una historia y un vínculo con una persona que desempeña su trabajo con pasión. «Nos preocupamos mucho por los materiales, la procedencia de nuestros ingredientes… y queremos que toda esta filosofía se refleje en los productos que tenemos en la tienda», afirman.

De hecho, sus impulsores adoran el momento en el que explican a los clientes la particularidad e importancia de cada objeto. Entienden que este narrar las historias pone en valor los productos artesanos, concebidos a mano y con mimo. 

Cada pieza encaja en el proyecto por filosofía y armonía estética. Si tienen que elegir, apuntan la popular tarta de queso de Abasotas, los collares de piedra de playa de Inés Susaeta o las lámparas de Siete Formas, por citar algunas de las creaciones. 

Pero hay mucho más. Sin ser una oferta inmensa, por supuesto, en el apartado del buen comer, el caserío con más de 500 años de vida, alberga alimentos como el pan de Gure Ogia. Lo elaboran Eneko y Unai, tercera generación de panaderos especializada en elaborar a diario una amplia gama de panes con masas madres de cultivo, largas fermentaciones, formados manuales, sin levadura, ni aditivos.

Junto con un buen pan, nada como el queso, pero no cualquiera. En Zearreta la selección es de La Manducateca, pequeña tienda de Bilbao especializada en quesos y otras delicias. Completan la suculenta despensa, mantequilla, aceite y algún que otro vino con nombre y apellidos.

Además, se pueden adquirir más objetos para el hogar y la mesa, flores, complementos y moda de firmas como Zubi, Steve Mono u Oficio Estudio, por ejemplo.

No desvelaremos todas porque lo mejor es soñar con el mes de mayo, con poder escaparse hasta allí, llamar a la puerta de Zearreta y escuchar las historias que quieren contarnos. Y por supuesto, admirar la vida y la belleza que suceden.

El hedonista elige

El hedonista elige

Colección Alicia Koplowitz

Gabriela Domingo

La representación de la mujer y el ideal de belleza clásico como hilo conductor de esta exquisita colección de arte. Hasta el 23 de octubre en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. leer

Todo esto
y mucho más
en El hedonista elige
+