El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

La Guía Hedonista

Propuestas para re-descubrir una ciudad como Madrid 6 pistas para enamorarse de la primavera

Encontrar belleza en rincones cotidianos o en la luz de una gran obra maestra. Es La Guía Hedonista, y sí, el artículo merece mayúsculas.

Haciendo honor a nuestro nombre, espíritu y forma de ver lo que nos rodea, poniéndonos incluso en valor, insistimos en reivindicar La Guía Hedonista como algo propio. Aunque cada uno de los textos, entrevistas, e incluso, notas musicales que componen este magazine lo sean, tiempo llevamos proponiendo una guía única, genuina y personal de ciudades, de momentos y de experiencias.

Ésta es la auténtica La Guía Hedonista. Las demás, son copias.

La vida es una contradicción. No profundizaremos, pero tampoco dejaremos la frase, ahí, en sus mentes, y pasaremos a otra cuestión. Apuntaremos que la vida es una contradicción porque nos la pasamos haciendo y deshaciendo planes. Programando y dejando de hacerlo porque el orden debe dejar una rendija a la improvisación, y al contrario.

A partir de ahora, cada semana, compartiremos algunas pistas a modo de agenda. Se trata de un cajón de sastre con el que tan solo deseamos provocar a la acción. Sí, salir de casa o quedarse en ella, he ahí de nuevo la contradicción, pero probar, descubrir, recorrer y vivir intensamente, al fin y al cabo. Como muestra, 6 pistas para enamorarse de la primavera. 

Esperamos su llegada con verdadera emoción, pero una vez que está aquí, no valoramos el verdadero significado de esa estación que es tan bonita como las demás, o sí, quizá un poquito más. Estamos, vivimos y respiramos primavera. Aunque sea también sinónimo de alergias múltiples.

Así que nuestra primera propuesta es saltar del sofá o de la silla que le tiene atado al ordenador y descubrir la ciudad en la que habita con otra mirada. Sí, con una óptica que le haga detenerse ante los jardines urbanos, pequeños lienzos plantados en medio del asfalto y, cómo no, ante grandes parques y majestuosos jardines botánicos. Existen más de los que cree.

En Madrid, cómo no, merece la pena visitar sin prisa el Real Jardín Botánico. Incluso, podrá improvisar un picnic sobre un banco. Porque detrás de la verja que recorre el último tramo del Paseo del Prado rumbo a la Plaza del Emperador Carlos V, se esconde un oasis en el que el ritmo es más pausado.

Muy cerca, en el número nueve de la calle San Pedro, es decir en el Barrio de Las Letras, existe Motteau, creación de Juan Manuel D’Alessandro. No se quede en el escaparate aunque merezca horas, entre y concédase un capricho en forma de dulce artesanal. Todos salen del obrador, a la vista y que comparte espacio con el pequeño salón en el que disfrutar de un té o café. Tan solo cuenta con tres mesas y una cuarta en la calle. Los cruasanes, merengues y las tartaletas de limón, entre otras especialidades, vuelan, y es una delicia observar la fila que se forma ante su pequeño mostrador. Hablamos de repostería delicada así que merece la pena olvidarse de dietas. ¡Es primavera!

Sin salir del barrio que, durante el siglo de Oro, fue área de influencia de literatos, nos detenemos en otro espacio encantador: El Jardín del Ángel. Su historia se remonta a 1889 y originariamente fue el cementerio de la Iglesia de San Sebastián. Este invernadero no solo es bello y huele a delicadas flores, además, ocasionalmente suena música en directo. Y tienen todo lo necesario, además de buenos consejos, para quienes cultivan su propio jardín o en casa.

Tenemos las semillas o macetas, también la tierra, los consejos para ponernos a la tarea, pero nunca está de más buscar inspiración en las páginas de un libro. Grandes ideas para espacios pequeños, firmado por Phillippa Pearson y publicado por Cúpula, detalla ideas para crear un bello jardín en casi cualquier rincón de casa, cultivar en miniatura, crear en el aire o incluso aceptar el desafío de la verticalidad.

Si amamos los libros, siempre hay una cita con las páginas, pero el día 22 de abril, mucho más. Entonces, la ciudad de Madrid se entregará a La Noche de los Libros. Librerías, bibliotecas e instituciones culturales han programado conferencias, encuentros, firmas, talleres, conversaciones y más en torno a ellos.

La primavera es luz. Y eso es un gran regalo. Sí, aunque estemos acostumbrados a que así sea cada año, pensemos en lo que tiene de excepcional. Supone más vida, más energía y más belleza. Nos lo recuerdan los cuadros de la muestra Del Divisionismo al Futurismo. El arte italiano hacia la Modernidad, hasta el 5 de junio en la Sala Recoletos de Fundación Mapfre. Fíjese en la luz…

Son 80 obras de maestros como Giovanni Segantini, Giuseppe Pellizza da Volpedo, Giaccomo Balla, Angelo Morbelli, Umberto Boccioni, Gino Severini y Carlo Carrà. Una nómina de artistas que influyó en la renovación del arte italiano entre finales de siglo XIX y principios del siglo XX, y en la aparición de la vanguardia futurista.

Deténgase ante la obra de Giacomo Balla, titulada Affetti. Sentirá que la visita ha merecido la pena tan sólo por contemplar todo lo que narra esa imagen familiar.

Y siga disfrutando de la primavera.

La Guía Hedonista

La Guía Hedonista

Nuevas pistas hedonistas

Miguel de Santos

Si no ha visto la muestra ‘Realistas de Madrid’, aproveche los últimos días. Si se encuentra en San Sebastián, disfrútelo al máximo y escápese al sur de Francia. Está a un paso. leer

Todo esto
y mucho más
en La Guía Hedonista
+