El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

La Guía Hedonista

Gijón, por Pelayo Pastor

Ofrece una visión de la ciudad acorde a la música de su grupo Los Guajes: sorprendente.

Editor, filólogo, traductor de guías de viaje, periodista a ratos y músico (buen músico) siempre, Pelayo Pastor se denomina como un buscavidas viejoven de la cosecha de Gijón del 76. Ha pasado fuera de esta recoleta y con un punto canalla ciudad del norte de España que mira al mar el tiempo suficiente para darse cuenta de que quería vivir allí,  pese a los encantos –y mayores facilidades laborales- del sur de Inglaterra, Barcelona o Madrid. Actualmente podría bastarle con ser crítico musical de El Comercio de Gijón, profesor del Aula de Música Pop Rock de la Universidad de Oviedo y músico de dos grupos: Los Testigos, una formación de versiones de los 80, y Los Guajes, un combo yeyé landista que bebe sus fuentes desde el Dúo Dinámico a Los Saicos o Sandro de América, absolutamente desternillante y sorprendente. Pero no: también es diseñador gráfico y de interiores.

1 – Un lugar para dormir:
El Hotel Asturias puede que no sea el más lujoso y moderno de la ciudad pero sería mi primera opción, porque está en medio del meollo gijonés, en la Plaza del Ayuntamiento, entre la playa de San Lorenzo y El Muelle, y a los pies del barrio de Cimadevilla. Su situación para el turisteo el inmejorable y allí se rodó Volver a empezar, que para cualquier gijonés que se precie y/o persona sensible, es mucho decir.

2-  Una excursión recomendable por los alrededores:
El paseo por el Muro de San Lorenzo hasta el parque de la Providencia. Es una buena caminata de 8 km. En verano, la estampa de los veleros que salen de regata, combinados con la postal industrial, al fondo, del puerto del Musel y las chimeneas de la central térmica de Aboño y las enormes bombonas de gas de la Campa Torres son una parte de la esencia de esta ciudad.

3- Un paseo dentro de la ciudad:
Subir por Cimadevilla hasta el Elogio del Horizonte, la fabulosa escultura de Chillida, en el cerro de Santa Catalina, y después bajar por el Muelle y bordear todo el puerto deportivo hasta la playa de Poniente. Es la continuación del paseo anterior. Ambos paseos dan una idea de la costa completa. Gijón es una ciudad que mira al mar. Así que el que venga tiene que asomarse al Cantábrico.

4- El aperitivo:
Sin duda, un vermú bien preparado en el Café Gregorio mientras lees en el periódico algo sobre el Sporting sentado en una de sus mesas de mármol y te mezclas con los paisanos del barrio L’Arena. Si te va la (buena) música, me iría a tomarme una cerveza (u otro vermú) al Toma 3: gente viejoven y buenos libros (es librería también). El ambiente cooltureta del FICX (festival de cine) y la parte más creativa de la ciudad pasa por allí en algún momento del día.

5- De compras:
La zona para ir es la de la calle Instituto. Con buen presupuesto iría a Sierra o a King’s Road (en la plaza del Parchís) para vestir como un gentleman. Si el presupuesto es más ajustado, no dejaría de visitar una tienda de segunda mano que se llama la Merced 3 (en la calle La Merced), con tesoros de lo más bizarro. En la misma calle está la mejor librería y tienda de discos del mundo: Paradiso. Un sitio que hace honor a su nombre.

6- Comer:
En Casa Fede, frente a la casa natal de Jovellanos, si quieres un buen pescado y comer con una botellina de sidra. Si es para cenar antes de tomarte unas copas, iría a El Siete a picar algo en plan moderno y asequible, y luego me tomaría un gin fizz.

7- Un buen plan:
Venir en noviembre y disfrutar de un maratón de buen cine, buena música y buena comida. Tras esa semana, ya puede pasarse uno el resto del año viendo telebasura y comiendo hamburguesas. Hay que equilibrar el PH mental.

8- La puesta de sol:
Tomarse una cerveza o una botella de sidra mientras estás de tertulia con unos amigos en la cuesta del Cholo, en el Muelle, frente a la antigua rula de pescado. La mar tranquila, los barcos entrando en el puerto… ¡La felicidad!

9- De copas:
El Patio de la Favorita, frente a la escalera 5 del Paseo de San Lorenzo. Un sitio bien iluminado para la noche y música de gran calidad pinchada por gente que controla distintos estilos: desde garage sesentero hasta lo más moderno del indie o afrojazz de lo más bailoteable.

10- Una dirección (muy) secreta:
La cafetería de La Laboral. No es una gran cafetería pero su interiorismo, con su altos techos, su escalera de  caracol, los enormes murales de Francisco Arias y el mobiliario y la arquitectura de Aurelio Biosca y Luis Moya son dignas de verse…  Si a uno le gusta el interiorismo, claro.

La Guía Hedonista

La Guía Hedonista

Nuevas pistas hedonistas

Miguel de Santos

Si no ha visto la muestra ‘Realistas de Madrid’, aproveche los últimos días. Si se encuentra en San Sebastián, disfrútelo al máximo y escápese al sur de Francia. Está a un paso. leer

Todo esto
y mucho más
en La Guía Hedonista
+