El Hedonista El original y único desde 2011

“Todo lo que de vos quisiera es tan poco en el fondo porque en el fondo es todo.”. Julio Cortázar

Menu abrir sidebar

Música

Canciones de otoño (y 2)

Una nueva entrega de los sonidos del otoño con “It´s Alright” de la banda australiana Fractures.

En el otoñal sonido de Fractures crece la esperanza de saber que pronto la primavera también se asomará al pozo de la desolación.

Atrás quedaron las expectativas del verano, algunas cumplidas y otras borradas, y llega ahora un tiempo de reflexión y balance. Otoño, lo llaman. Momento para el reencuentro interior y para la comunión con el mundo que nos rodea. A la par toca disponerse para el invierno, cuando todo se congela y muere, cuando sopla el vacío y la nada extiende su blanco y silencioso paisaje. Ese camino hacia el frío y la melancolía no tiene por qué ser doloroso y desesperanzado, que puede serlo. Es un trayecto inevitable en el que hay que completar y pertrechar cada siguiente paso, cada futuro. Será duro el recorrido, pero una brizna de esperanza nos empuja hacia delante porque sabemos que después llegará, otra vez, la primavera. Otoño lo llaman, pero sólo es un momento para respirar hondo y enfrentarse a la travesía para volver a renacer. Otoño lo llaman, pero es preparación, ilusión y fe.

Lo verdaderamente terrible es cuando detrás no hay nada, cuando tras el otoño viene un invierno que es eterno, cuando sólo hay desolación. La banda australiana Fractures, de Melbourne, es en realidad el proyecto de un único músico, Mark Zito, un multiinstrumentista, productor, cantante y compositor que sabe captar en su música aquellas sensaciones que desnudan el alma y descubren los sentimientos. Un sonido ambiental y emocional que sobrecoge, que paraliza. Así ocurre con “It´s alright”, una canción que inicia un piano lleno de secas lágrimas e infinitos ecos. “Está bien, está bien” susurra y consuela mientras recorremos con su voz y su música los devastados espacios en los que se ha grabado el videoclip.

El responsable de tan estremecedor documento es el director australiano Matthew Chuang, quien viajó hasta una localidad llamada Pripyat, en Ucrania, muy cerca de donde estalló el reactor nuclear, para obtener las imágenes que mejor acompañan a esta melodía. Allí coinciden una naturaleza en permanente invierno y la decadencia humana llevada al máximo exponente. Un hombre vuelve al lugar en el que una vez estuvo su hogar, el cual tuvo que abandonar con urgencia y que actualmente es sólo un recuerdo, un fantasma del ayer. Sin esperanza, sin mañana. Una instantánea del pasado, de lo que fue; una fotografía del presente, de lo que no hay: vida; una imagen del futuro, de lo que pudo ser y nunca será.

El videoclip se rodó durante tres días en febrero de 2014 en Pripyat, una población a 19 kilómetros de Chernobil. Hoy es una ciudad vacía, pero en 1986 allí vivían casi 50.000 personas y era un lugar en el que la educación y la cultura tenían una gran relevancia. En aquel lugar había quince escuelas primarias y cinco secundarias, una escuela técnica y una escuela de artes especializada en teatro y música. Pripyat tenía un gran centro cultural, con instalaciones deportivas, y dos estadios. Actualmente no hay nada. El vacío, el silencio, el invierno sin fin.

El actor protagonista del clip fue también el guía del equipo de grabación. Los niveles de radiación eran relativamente seguros siempre y cuando la permanencia allí fuese durante un corto periodo de tiempo. El mayor riesgo eran los edificios, sus ruinas, unas estructuras que poco a poco se derrumban de soledad y tristeza. No hay voces, ni risas, ni llantos que las sustenten. Sólo el viento mudo y la naturaleza retorciéndose para intentar recomponer el desastre. Crecen árboles por todas partes, en las aceras, en el interior de los edificios, en el nivel superior del destartalado Hotel Polissya de quince plantas. Una lucha por sobrevivir entre el horror y la estupidez.

La carrera de Fractures es todavía incipiente ya que un grave accidente a finales de 2013 dejó en suspense las grandes posibilidades de este músico. Tras haberse editado un par de singles y pocos días antes de su debut en vivo en Australia sufrió una mala caída en la que a punto estuvo de fracturarse el cuello y que le tuvo prácticamente paralizado durante tres meses. Y después, la recuperación. Afortunadamente ese tiempo lo aprovecho para seguir escribiendo canciones en las que se entrecruzan el pop, la electrónica y la música ambiental. Su regreso es un Ep con ocho canciones entre las que está incluida “It´s Alright”, una de esas melodías de mano invisible que toman el corazón y con puño fuerte lo aprietan hasta dejarnos casi sin aliento. Y así estamos, casi sin aliento pero vivos y con la esperanza de una nueva primavera. Está bien, está bien. Todo está bien.

It’s alright, it’s alright
It’s alright, it’s alright
It’s alright, it’s alright
It’s alright, it’s alright

It’s alright, it’s alright
You see the fault lines, started panicking
It’s alright, it’s alright
You confide in the low light, you’re so kind
You’re caught up in the crossfire
It’s alright, it’s alright

Don’t get dragged through
Don’t be consumed
Don’t catch it through
Don’t be consumed

Get out the tight robes
Give her asked clothes
Better know you’re falling
Follow your shadow
Lost count of the die slows
And the man hoes fighting in the morning
Acting like you don’t know

Don’t get dragged through
Don’t be consumed
Don’t catch it through
Don’t be consumed

It’s alright, it’s alright
It’s alright, it’s alright
It’s alright, it’s alright
It’s alright, it’s alright

Música

Música

Canciones para una tarde de sofá y manta

Miguel de Santos

El invierno y las ausencias. Ninguna estación tan propicia para las nostalgias. Lo que se fue y lo que está por venir, que de ambas se alimenta. Los día cortos, las noches interminables, y el sofá y la manta de … leer

Música

El mundo gira a lo loco

Miguel de Santos

Música reparadora para una vuelta no siempre voluntaria. Toca seguir moviendo la rueda. Nos queda, siempre, la música. leer

Música

Summer rain

Amalia

El verano se despide con nuestras ilusiones cumplidas o intactas. A nosotros nos gusta ponerle buena música al momento. leer

Todo esto
y mucho más
en Música
+