El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Paris, Rive Gauche

El ‘Silencio’ de David Lynch

El 'todo París' quiere estar dentro del club del director de cine, pero solo unos pocos lo consiguen.

Escondido en una de las calles del distrito de Grands Boulevards se encuentra Silencio, el Club más exclusivo de París. Ideado por David Lynch, el espacio reúne a los nombres más importantes del mundo de la cultura y la moda, mientras el resto de la ciudad sueña con cruzar sus puertas.

¿Qué es Silencio?
Cuando el reconocido director David Lynch decidió ocupar el número 142 de la Rue Montmartre, Paris puso toda su atención sobre él. ¿Un club social en pleno siglo XXI? Puesto sobre papel, las esperanzas eran pocas. Pero nada escapa a la cabeza del genio cinematográfico, que dio la bienvenida a una nueva época para los círculos artísticos de la capital francesa, y devolvió el glamour a la escena nocturna de la ciudad.

Silencio
 no es otro club más, ni tampoco un bar de moda. Hasta la medianoche sus paredes están reservadas a los miembros, quienes no solo deben pagar su cuota mensual, sino que además han de probar su valía dentro del mundo de la cultura. El club de David Lynch les invita a disfrutar de conferencias de artistas de renombre, presenciar estrenos cinematográficos o presenciar del debut de voces que no tardarán en triunfar entre los entendidos de la música. Cuando los relojes dan las doce campanadas, los misterios de Silencio se abren al público, aunque ello no garantiza la entrada de cualquiera. En la puerta del club se encuentra un hombre vestido de negro impoluto, que como una criatura mitológica tiene la función de darla bienvenida a todo aquel que dé el perfil, negándole el acceso a nutridos grupos de gente que observan desde el otro lado del cordón de terciopelo como unos pocos afortunados consiguen entrar en el lugar.

Un viaje onírico al subsuelo de París
Para acceder a las múltiples salas de ‘Silencio’ es necesario bajar dos pisos de escaleras negras. El descenso está acompañado de fotografías de artistas de la talla de Ai Wei Wei que anticipan la atmósfera misteriosa del interior del local. Poco a poco nos adentramos en un espacio iluminado de reflejos dorados y sombras cuidadas que dan un aire de film noire al ambiente.

El interior alberga un pequeño espacio de lectura, una sala de fumar dibujada como una selva de vidrio y humo, un lounge donde poder mantener una buena conversación con los personajes que frecuentan el local y una sala doble con escenario incluido en la que dos barras diferentes atienden a los clientes que beben sus vodka-tonics y whiskys on the rocks al son del DJ de la noche.

¿Quién está en la lista?
El escenario de ‘Silenci’o está familiarizado con algunos de los nombres más importantes de la escena musical contemporánea. Artistas como Lana del Rey disfrutan del lujo de poder presentar disco en el local, mientras que grupos de la talla de Franz Ferdinand animan la noche. Olivier Rousteing, director creativo de la firma Balmain, es uno de los frecuentes de la pista de baile, e incluso el propio Kanye West es conocido por su devoción por este club. El resto de asistentes está nutrido de mujeres vestidas por Jean Paul Gaultier, fotógrafos y estilistas disputados por las grandes revistas de Nueva York, y toda suerte de modelos cuyos rostros se encuentran en los anuncios algunas prestigiosas firmas . Una corte de caras bonitas y mentes brillantes dispuestas a bailar toda la noche esperando a que, como en una película del propio Lynch, una voz anuncie: “No hay banda, no hay orquesta. Silencio”.

Paris, Rive Gauche

Todo esto
y mucho más
en Paris, Rive Gauche
+