El Hedonista El original y único desde 2011

“Mi vida ha estado llena de terribles desgracias, la mayoría de las cuales nunca sucedieron.”. Michel de Montaigne

Menu abrir sidebar

Postales

Un tiempo valiosoCuidarnos

Porque una crisis siempre guarda un rayo de luz...

Es el momento de cuidarnos. En colectivo. Precisamente por esta voluntad de pensar en plural, el equipo de este modesto magazine hemos decidido compartir unas líneas con el único propósito de arrojar un poquito de luz ante tanta oscuridad.

No es solidario coger el coche y salir de las ciudades a los pueblos. No, no lo es. Como tampoco lo es tomarse a broma la penetración y fuerza del Covid-19. Es responsabilidad de todos y de todas quedarse en casa. Y quizá reflexionar sobre nuestro hogar.

Porque hogar es recolocar los libros en la estantería, quitarles el polvo y leer aquellos que siempre están en la lista de pendientes.

Hogar es recuperar el teléfono, pero para llamar y escuchar la voz que hay al otro lado. Puede ser la de un familiar y amigo, pero también la voz de ese vecino o vecina cuyo número tenemos por aquella humedad en nuestro techo y a quien ahora podemos brindarle apoyo.

Hogar es bucear en lo colectivo. Echar de menos todo aquello que amamos hacer en compañía y que ahora no podemos. Las sobremesas con amigos y familia, los paseos con los pequeños de la casa. Las risas, las charlas en colectivo…

Hogar es limpiar los azulejos, organizar el armario del baño (y de paso, ponerse una mascarilla) o poner orden en la despensa y saber que podemos alimentarnos con menos. No hay que asaltar las tiendas porque esto también pasará y no es oportuno tirar comida. Recuperemos los libros de recetas que nos fascinan y disfrutemos de un rato con quienes vivimos, o en soledad, preparando esos platos con lo que tenemos. Se llama agudizar el ingenio.

No es justo quedarse en casa soñando con hamburguesas y platos de sushi que otra persona te traerá y a la que tú, en tu gesto egoísta, obligas a desplazarse. No lo es.

Hogar es abrir esos álbumes de fotos que antes formaban parte de nuestras historias familiares y que, poco a poco, hemos abandonado. Para recordar a las personas y tomar consciencia de lo felices que fuimos con ellas y en esos lugares.

Hogar es escribir cartas que ya mandaremos o entregaremos en mano cuando sea el momento. Es reflexión y quizá podamos iniciar un diario de agradecimiento. Porque no estamos contagiados, porque tenemos un lugar confortable en el que pasar estos días… porque la vida es así.

Hogar es recuperar otros hábitos: dibujar o pintar, quizá.

Hogar es escuchar música. Volver a esos cd’s o vinilos que ya no utilizamos. Podemos sanarnos de tanto ruido y recuperar sonidos en armonía.

Hogar es charlar con quienes compartimos el espacio, ahora con menos prisas. Darse más besos, esos que dejamos escapar en el día a día… Y saber que los besos y los abrazos con el resto, si somos prudentes ahora, regresarán muy pronto.

Quizá haya tenido que ocurrir esta crisis para saber que estamos sobre alimentados, sobre informados, sobre conectados y sobre distanciados.

Postales

Todo esto
y mucho más
en Postales
+