El Hedonista El original y único desde 2011

“Todos los que parecen estúpidos, lo son y, además también lo son la mitad de los que no lo parecen.”. Francisco de Quevedo

Menu abrir sidebar

#Hedogente

Cada pieza es única y se puede personalizarVajillas de Ultramar, mesas hedonistas

Comparten un profundo amor por la belleza. Natalia López, Diego Ríos y María José Díez unen su sensibilidad y la traducen en vajillas que son pura artesanía.

Les gusta la buena mesa y que sea, por supuesto, también bonita. Son hedonistas, ¡qué duda cabe!. Por eso, un día, hace ya tres años, decidieron darle una vuelta al arte de poner la mesa. Y así Natalia López, Diego Ríos y María José Díez comenzaron a diseñar y crear bellas vajillas. Les unía la sensibilidad por lo bello, el arte, la moda y las tendencias. Diego, además, aportaba conocimientos técnicos fruto de la larga tradición de su familia en el mundo de la cerámica. Así nació Vajillas de Ultramar, para suerte de quienes no visten la mesa de cualquier forma, para quienes se toman su tiempo y eligen cada elemento con sentido. 

Hoy como aquel primer día, les apasiona lo que hacen y trabajan para que cada pieza sea única. Además, los clientes tienen la posibilidad de añadir su toque personal; algo que para ellos es la máxima expresión de la exclusividad.

Aseguran que pintan historias sobre un lienzo que es la cerámica.
Nos gusta pensar que la vajilla puede ser el inicio de una buena conversación alrededor de una mesa. Por ello le damos mucha importancia a que éstas cuenten algo. Cualquier motivo puede inspirarnos, desde un matemático a una tradición.

En Vajillas de Ultramar, a veces son las historias las que preceden a la colección y otras las imágenes las que provocan una historia. Lo importante es que todo el proceso y su resultado es mucho más que una vajilla pintada. Es un cuento que te leen, es el viaje evocado, es el recuerdo de un poema. Hablan de lugares remotos, costumbres sorprendentes y anécdotas singulares que han recorrido un largo viaje hasta llegar a nosotros para poder compartirlas alrededor de una mesa.

Éstas son nuestras historias, pero el cliente también puede contar las tuyas y nosotros le ayudaremos a darles forma sobre una vajilla.

¿Hoy se da valor a los pequeños detalles de una mesa? ¿Se recupera, como antes, el tener una vajilla bonita?
Definitivamente está volviendo el gusto por las cosas bonitas en una mesa. Al igual que como nuestras abuelas soñaban con tener una bonita vajilla, ahora somos, tanto ellos como ellas, herederos de esa tradición.

¿Fabrican también las piezas?
Sí, en nuestra empresa tenemos dos líneas muy diferenciadas, por un lado, la porcelana francesa y, por otro, la delicada loza de gran resistencia que fabricamos en nuestro taller pieza a pieza, lo que hace de ellas que sean piezas únicas con pequeñas imperfecciones muy orgánicas.

Y pintan, además, a medida. ¿Recuerdan alguno de estos proyectos personales?
Sí, nos encanta colaborar con los clientes para llegar a darles el producto que ellos sueñan. Por ejemplo, hemos realizado una vajilla que reproducía un Lissitzky de la colección particular de un cliente. La silueta de un precioso velero, una calavera, el escudo de la familia… cualquier motivo puede ser algo precioso y único para una vajilla.

¿Prefieren el orden en una mesa o disfrutan con una bella anarquía entre vasos, platos y otros elementos que no pertenecen a la misma colección
Nosotros le damos mucho valor al objeto en sí, de ahí que nos pueda encantar una mesa con el más estilo clásico hasta una mesa totalmente ecléctica, llena de objetos de distintos estilos que convivan en ella.

En su mesa perfecta, ¿qué recetas no faltarían?
Como sucede con nuestras vajillas, nos encanta combinar desde nuestra comida tradicional hasta recetas de diferentes culturas.

¿Es una buena táctica embellecer las rutinas como, por ejemplo, comer?
Definitivamente, ¡sí!.

#Hedogente

Todo esto
y mucho más
en #Hedogente
+