El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

Modo on

Una marca de artículos y complementos de piel Premium.Kiko Requena y Miguel Sánchez, de Café Leather Supply

Su empresa de moda nació en una conversación de skype Melbourne – Madrid. Ahora su sueño es una realidad.

Los socios de Café Leather Supply se podría decir que son unos recién llegados al mundo de la moda, pero sus trayectorias son muy sólidas si tenemos en cuenta su juventud.

Kiko Requena es Licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual, con máster de negocio en Internet (MIB) por el ISDI. Ha sido corresponsal de Onda Cero en Australia y ha trabajado como consultor de comunicación en Estudio de Comunicación o  en RGtogether, llevando la comunicación de Pinterest en España. Su última etapa fue trabajando en estrategia digital para la agencia Good Rebels, antiguo Territorio Creativo.

Miguel Sánchez, por su parte, es licenciado en ADE. Ha trabajado en Heineken, e-Shop Ventures o el showroom Crudité, distribuyendo importantes firmas de moda en España como Deus Ex Machina o las zapatillas Veja.

¿Cuál es el nombre y a qué se dedica su empresa?

Café Leather Supply es una marca de artículos y complementos de piel Premium de curtición vegetal hechos a mano en Ubrique por los mejores artesanos de nuestro país. Fabricamos todo tipo de complementos y artículos en piel. Nosotros siempre decimos que Café es nuestra manera de ver la vida expresada a través de productos de piel. Por ello, además de trabajar productos de nuestra propia colección, hacemos encargos especiales para diferentes empresas que se enlazan con nuestra filosofía. Hemos hecho asientos de piel para motos café racer, hemos vestido a varios restaurantes y hacemos diferentes colaboraciones con otras marcas.

¿Cuándo y por qué nace?

Nace en abril de 2015 cuando Kiko Requena y Miguel Sánchez, amigos desde la infancia, hablamos mediante una llamada de Skype Melbourne – Madrid. Kiko se encontraba trabajando en Australia y Miguel en Madrid en un importante showroom de moda. Ambos queríamos darle una vuelta a nuestras vidas, nos gustaba la moda y creíamos que teníamos en mente un negocio interesante. Nos pusimos a trabajar en la distancia. No queríamos crear una marca más, queríamos una marca que trasmitiese mucho y fuese muy auténtica. Por ello nació Café Leather Supply. Nos oponíamos a crear una marca más en esta ola de modas de productos efímeros en la que estamos inmersos.

¿Cuántos socios sois? ¿Cuántas personas trabajan en ella?

Somos tres socios. En Café Leather Supply trabajamos tres personas de manera directa, pero más de 50 de manera indirecta. En estos momentos hay varios inversores privados y business angels interesados en invertir en la empresa, pero no hay nada definido de momento. No queremos precipitarnos.

¿Con qué dificultades se ha encontrado en los inicios?

Las dificultades son enormes y las barreras de entrada son altísimas. Si te propones hacer una marca de medio pelo, el tema puede resultar más sencillo. Pero cuando te propones trabajar con las mejores materias primas del mercado y los mejores artesanos, el tema se alarga, se encarece y se hace tremendamente complicado. Encontrar a los artesanos que logren manufacturar el producto como tú quieres es complicadísimo y cuando los encuentras, el reto reside en que te hagan caso, tarea nada fácil. Nosotros, tras una larga búsqueda de proveedores, dimos con los mejores. Cuando digo los mejores, son los mejores. No podemos decir qué marcas manufacturan sus productos en la misma fábrica que nosotros, por contrato de confidencialidad, pero desde luego que son algunas de las mejores marcas de lujo del mercado con tickets medios de más de 3.000€. Nuestro éxito residió en que conseguimos que nos escucharan. Creyeron en nuestro proyecto y apostaron por nosotros. Este es sólo el capítulo del proveedor de la manufactura, luego también hay historias para no dormir en otros campos como la búsqueda de los proveedores de piel u otro tipo de materiales.

¿A qué tipo de clientes se dirige vuestras piezas?

Nos dirigimos a un perfil socio económico medio-alto / alto, muy bien identificado. Nuestros clientes proceden tanto de grandes multinacionales, como de pymes. Nuestro público es un público que sabe valorar la calidad y que busca lo auténtico. Nos alegró ver cómo el target que teníamos identificado desde un principio, era luego el que nos compraba. Ver que tu producto gusta  y que se sabe valorar es una alegría difícil de explicar.

¿Qué parte del negocio se produce en España y cuánto se produce/fabrica fuera?

Nuestro producto es 100% español. Tanto la piel, como la manufactura de nuestros productos se realizan de principio a fin en España. La piel procede del norte de nuestro país, nosotros la curtimos y de ahí la trasladamos a Ubrique (Cádiz) donde nuestros artesanos dan forma al producto final.

¿Cómo en qué países operáis?

Hoy por hoy tenemos el grueso de nuestras ventas offline en España, estamos presentes en 15 tiendas multimarca de nuestro país como Fulham en Madrid o The Outpost en Barcelona, entre otras. En España estamos en Madrid, Barcelona, Sevilla, Zaragoza, Oviedo, Gijón, Vitoria y Castellón, a falta de cerrar flecos para abrir puntos en Valladolid, Vigo, Valencia y Bilbao. Fuera de España nos encontramos presentes en EEUU, concretamente en Nueva York. Respecto a las ventas online, el 90% de las mismas proceden de fuera de España, especialmente de Suiza, Alemania y Reino Unido. Tenemos un producto que se valora mucho en el exterior y eso nos hace poner las miras fuera de nuestras fronteras a medio plazo.

¿Qué satisfacciones habéiss encontrado? ¿Merece de verdad la pena?

Satisfacciones muchas, ver a ‘tu hijo’ crecer es algo increíble y difícil de explicar, pero también hay que decir que es muy duro. El rollo emprendedor está de moda, pero hay que estar dentro para saber de lo que se habla. Mi madre (habla Kiko) suele decir que en la vida hay más días grises que claros y que hay que estar preparado para ello, a mí es una frase que me encanta y que intento aplicármela para no sufrir de más. Al final en estos casos quién paga tus días grises es la gente a la que tienes alrededor, especialmente los más cercanos. La familia juega un papel enorme en un proyecto de emprendimiento, las parejas otro tanto. En mi caso el apoyo de mi novia es fundamental y me hace seguir cada día, sabe llevarme y animarme cuando toca. Creo que a mi socio Miguel le ocurre lo mismo. Dicho esto, emprender Café Leather Supply es una de las mejores cosas que he hecho en mi vida, no cabe duda.

¿Qué consejos darías a otros que, como vosotros, quieran montar su propia empresa?

Que trabajen mucho la perseverancia y que se rodeen de gente buena. No hablo de gente con grandes aptitudes, que también, hablo de gente con valores.

¿Montásteis la empresa que querías o la que pensásteis que era rentable? ¿Volveríais a meteros en una aventura similar?

Montamos la empresa que queríamos porque queríamos crear algo que fuese con nosotros, queríamos crear algo auténtico. Además, por supuesto, queríamos crear algo rentable. Daba la casualidad de que lo que teníamos en mente iba dirigido a un nicho bien identificado en el que había negocio. Me metería en una y en cientas. Esto, salga o no salga, sólo suma. Tanto Miguel como yo, hemos crecido mucho desde que empezamos, te curtes más que la piel.

 

Modo on

Modo on

Paulo Pereira da Silva

Miguel de Santos

Es el inventor del papel higiénico negro. Un investigador que ha convertido un producto de primera necesidad en un objeto de deseo. leer

Todo esto
y mucho más
en Modo on
+