El Hedonista El original y único desde 2011

“Todo lo que de vos quisiera es tan poco en el fondo porque en el fondo es todo.”. Julio Cortázar

Menu abrir sidebar

Modo on

Mariana y Mikel, de The Flea

Es una tienda on line de objetos decorativos que también agrupa a artesanos españoles.

The Flea es una tienda online creada por Mariana Fernández Olalla y Mikel de la Cuerda, pareja, ingenieros de montes y residentes en Segovia. Tras años dedicados a la profesión para la que se formaron y que les llevó a residir en el extranjero y a viajar por todo el mundo deciden instalarse en España y dar un giro a su vida. De su espíritu viajero, siempre han disfrutado trayendo objetos de los lugares que visitaban, encontrándoles un rincón especial en las casas en las que han vivido. El resultado lógico de este background fue The Flea, que se fue cocinando poco a poco como un mercado de pulgas o flea market online.

Mariana es Dra. Ingeniero de Montes y ha trabajado durante años en universidades y centros de investigación dentro y fuera de España. Precisamente fue trabajando en Estados Unidos cuando se dio cuenta del potencial del comercio electrónico, aún muy poco desarrollado por entonces en nuestro país. Desde pequeña sintió atracción por los objetos únicos, que se salían de lo habitual. La pasión por las antigüedades y el vintage le viene de su familia materna y sus viajes a mercadillos y anticuarios con su madre y su tía, ambas también amantes de la belleza y calidad de los objetos hechos artesanalmente. Recientemente, ha completado su formación con el Curso Superior de Diseño de Interiores de la UCM.

Mikel también es Ingeniero de Montes. Su carácter emprendedor le ha llevado a realizar un EMBA y un Máster en Dirección Financiera, en paralelo a su trabajo en el sector de la consultoría. Es un apasionado de la fotografía, sensibilidad que se refleja en gran medida en las cuidadas fotografías de The Flea, uno de los aspectos clave de su imagen de marca.

¿Cuál es el nombre y a qué se dedica vuestra empresa?
La tienda se llama The Flea porque hemos tratado de trasladar el ambiente de los mercadillos, “mercados de pulgas” o “flea markets” al mundo virtual, pues nos parecen lugares especiales, caóticos y llenos de vida, que visitas en busca de objetos y personas interesantes. Se trata de una tienda online que concebimos como un espacio lleno de objetos que tienen “historias que contar”, bien de las vidas anteriores que han tenido o de las manos que los han creado. En concreto, vendemos exclusivamente dos tipos de objetos:
Objetos con un pasado, aunque sin responder a un estilo decorativo o a una época concreta; y productos 100% artesanales. Colaboramos con varios artesanos, todos llevan dedicándose muchos años a sus oficios. Visitamos personalmente los talleres y participamos de forma activa en el diseño de los productos.

¿Cuándo y por qué nace?
La idea de montar algo así siempre estuvo en mi cabeza (Mariana) y fue tomando forma de manera natural gracias al espíritu emprendedor de Mikel. El proyecto comenzó a fraguarse bastante tiempo antes del lanzamiento, hicimos un profundo estudio del mercado y no encontramos ninguna tienda online que combinase las dos líneas de productos que vendemos, o eran netamente anticuarios y tiendas vintage o eran, por lo general, tiendas en las que un artesano mostraban y vendía sus productos. Llevó tiempo encontrar un hilo conductor que aunase todo en una sola marca.

¿Cuántos socios sois? ¿Cuántas persona trabajan en ella?
Somos dos socios, aunque desde el principio contamos con ayuda para cuestiones legales, fiscales y tecnológicas. Al principio yo (Mariana) restauraba los muebles personalmente. Trabajamos con diversos artesanos maravillosos, que son fundamentales para nosotros, y con una modista increíble. Además, de forma puntual, colaboramos con otros profesionales, como fotógrafos o carpinteros, etc.

¿Con qué dificultades habéis encontrado en los inicios?
Ambos veníamos de ámbitos profesionales ajenos al mundo de la decoración y al mundo online. Tuvimos que emplearnos a fondo para darnos a conocer, pues como nos dijo alguien muy al principio: lanzar una tienda en internet hoy en día es como lanzar un pez en medio del océano. Sin embargo, la acogida ha sido muy buena desde el principio.

¿A qué tipo de público os dirigís?
Nos dirigimos a personas que valoren las cosas hechas despacio, elaboradas de forma artesanal, utilizando materiales nobles y duraderos, a personas a las que les guste mezclar objetos de diferente procedencia y la estética cuidada hasta en los pequeños detalles.
Además, en nuestra marca subyace una conciencia ecológica, pues apostamos por darles segundas oportunidades a las cosas, por la reutilización, por el consumo sostenible, en un mundo cada vez más anclado en la filosofía de usar y tirar.

¿Qué parte de los productos son españoles y cuántos extranjeros?
Compramos en mercadillos y brocantes principalmente en Francia y también en Austria, Suiza, Holanda, Bélgica y Portugal, aunque hemos vendido piezas que hemos traído de otros destinos como San Francisco o Buenos Aires. En cuanto a los artesanos, hasta la fecha todos son nacionales, salvo unos cojines que nos bordan en Portugal. En la medida de lo posible, preferimos apostar por dar trabajo local, es parte de nuestra forma de entender The Flea.

¿Cómo y en qué países comercializáis?
Aunque nuestro The Flea es un negocio eminentemente online, hemos asistido a eventos físicos puntuales, como Decoracción organizado por la revista Nuevo Estilo en el Barrio de las Letras en Madrid. Además, por el camino se han ido abriendo otras líneas de negocio que inicialmente no entraban en nuestros planes, como el alquiler de material para decoración de eventos y sesiones fotográficas o la realización de proyectos de interiorismo y piezas a medida.

¿Qué satisfacciones habéis encontrado? ¿Merece de verdad la pena?
Cuando montas tu propia empresa todo es de gran intensidad, tanto las decepciones como las satisfacciones. En nuestro caso, al haber empezado de cero, las satisfacciones están siendo aún mayores. Si no crees en tu proyecto y te apasiona lo que haces, con la cantidad de horas que hay que dedicarle, sería imposible.

¿Qué consejos daríais a otros que, como vosotros, quieran montar su propia empresa?
Que se formen, que estudien el mercado, que intenten diferenciarse, que hagan un plan de negocio, en definitiva, que no se tiren a la piscina sin pensarlo bien. Hoy en día, y más con la situación laboral tan complicada, todo te empuja en emprender, es una palabra que está muy de moda, pero sacar un negocio adelante es muy complicado, precisamente porque debido a internet y a las redes sociales hay saturación de todo. Eso sí, una vez que tomen la decisión, que luchen sin descanso por conseguir su propósito.

¿Montasteis la empresa que queríais o la que pensasteis que era rentable? ¿Volveríais a meteros en una aventura similar?
Montamos la tienda que queríamos montar, pero sin descuidar los aspectos empresariales. En The Flea todo está muy cuidado, todo tiene un por qué. El packaging, por ejemplo, se basa en pegatinas de hoteles antiguos o el logo, que es una adaptación de una etiqueta original de farmacia de principios del s. XX con un significado familiar. Buscamos objetos que pondríamos en nuestra casa, que nos toquen la fibra y de todos ellos incluimos varias fotografías de estudio y fotografías de bodegones o sets, para dar ideas a los clientes. Es mucho más trabajo, pero queremos invitar a navegar en nuestro mundo a golpe de click.

Una respuesta a Mariana y Mikel, de The Flea

  1. Maria Molina Sanchez dijo:

    Que ilusion yo me las compró,aún sin poder cuando ya no puedo ver

Modo on

Todo esto
y mucho más
en Modo on
+