El Hedonista El original y único desde 2011

“ Yo sé que la poesía es imprescindible, pero no sé para qué.”. Jean Cocteau

Menu abrir sidebar

Modo on

Es el Presidente y Ceo de la empresa portuguesa RenovaPaulo Pereira da Silva

Es el inventor del papel higiénico negro. Un investigador que ha convertido un producto de primera necesidad en un objeto de deseo.

Paulo Pereira da Silva estudió física cuántica en la Escuela Politécnica Federal de Lausanna y se incorporó a su vuelta a la fábrica Renova, de la que su abuelo había sido uno de los 6 fundadores en los años 40 del siglo pasado. Precisamente en aquel momento, Renova estaba reclutando a personal cualificado. Su intención era quedarse  por un período de 6 meses hasta resolver un problema administrativo con el servicio militar. El trámite se resolvió en 1984 y Paulo ha circulado por la dirección de todos los departamentos de la misma, le ha ido dando un vuelco progresivamente, y es el Presidente del Consejo de Administración y Ceo desde 1996, exporta a varios continentes y cuenta con dos fábricas en Portugal y una en Francia con un total de más de 600 trabajadores.

Renova es el  “case study “ de la escuela de negocios  INSEAD en Fontenaibleau, más vendido en el mundo y con verdaderos motivos para ello.

Nombre de la empresa y ¿a qué se dedica?

Renova, y se dedica a la fabricación de  todo tipo de papel doméstico.

¿Cuándo y por qué nace?

La fundaron 6 familias en la década de los 40 del siglo pasado para la fabricación de papel para escribir. Con la evolución de los tiempos se fue adaptando a la fabricación de productos desechables de papel doméstico. Manteles, servilletas, toallas de mano desechables, pañuelos de papel, pero su gran éxito mundial ha sido el papel higiénico de excelente calidad y diseño, de colores vivos y especialmente el papel higiénico negro.

¿Cuántos socios son?

Actualmente es una sociedad anónima.

¿A qué público va dirigido?

A todo tipo de público que sepa valorar la calidad y que aprecie los productos de calidad en su vida diaria, que le proporcionen placer, bienestar y que sean estéticos.

¿Cuáles han sido las principales dificultades con las que se ha encontrado?

Como estuve más de 12 años de director de todas las áreas, desde la fabricación a la comercialización, no podría decirlo con exactitud. Tal vez, la primera comercialización internacional que se produjo en Sevilla y Madrid cuando éramos totalmente desconocidos. Solo puedo decir que hubo que adaptarse a los tiempos y evolucionar permanentemente y que conseguimos el objetivo de pasar de ser un producto que era una mera “commodity” que no interesaba en absoluto, a ser un producto que ha llamado la atención y que se ha valorado de otra manera. El lineal del papel doméstico siempre ha sido el más anodino de todo el supermercado, aquel por el que se pasa con el carrito a toda velocidad y ni se mira lo que se compra ya que todo ha sido siempre parecido y sin especial interés.

¿Qué consejos darías a emprendedores en sus inicios?

Que salgan de su zona de confort, que arriesguen, que se equivoquen,  ya que de los errores también se aprende, sin arriesgar financieramente la empresa. Que no tengan miedo a empezar de cero, en distintos departamentos de las empresas. Que viajen y busquen ideas y cuestionen el estatus quo, comparando culturas por el mundo.

Paulo, que está en permanente adaptación a los tiempos y ha creado un think tank en su empresa con científicos que a la vez tienen talento creativo para desarrollar innovación en todas las áreas, nos cuenta cómo llegó de la física cuántica a su producto estrella.

Viendo un espectáculo del “Cirque du Soleil” en el que los acróbatas actuaban agitando una especie de banderolas negras, se le ocurrió producir un producto tan rompedor como el papel higiénico negro y que acabó hasta de colores fluorescentes y  con empaquetados creativos.

Además de contar con distribución en las mejores tiendas de Portugal y puntos publicitarios hasta en baños de los museos, se vende en las Galerías La Fayette en París, en Harrods en Londres, en Walmark en Canada, en El Corte Inglés en España y nos justifica la fabricación en Francia por la necesidad de ahorro en logística.

Para Paulo, sintetizando, el interés de las escuelas de negocios se basa en que lo mismo que se ha hecho con el papel se puede hacer con todo lo demás. Se trata de un ejemplo claro de innovación y cambio de tendencia de consumo real.

En su fábrica de Portugal hay un vivero de ideas en una sala loft, con muebles de diseño, libros de arte y revista de diseño, columpios y acomodos relajados para que haya buen ambiente y fluyan las ideas. Por sus dependencias pueden verse carritos de supermercado  y bolas del mundo, localizados en sitios visibles para que nadie pierda el norte  de lo que está haciendo y nadie se olvide de lo pequeños que son.

Con este investigador la conversación podría alargarse, sobre los temas más variopintos, entre otros, Paulo sostiene que no hay que invertir más en investigar cómo reciclar el papel ya que cada vez hay menos, debido a lo digital y a que se trata de un tema anticuado.

Para concluir, también sostiene que el mundo avanza a la velocidad de la luz y  que el que no sepa vivir y trabajar adaptándose permanentemente a los cambios perderá todos los trenes. Como último consejo, nos recomienda, probar alguno de sus productos.

Modo on

Modo on

Paulo Pereira da Silva

Miguel de Santos

Es el inventor del papel higiénico negro. Un investigador que ha convertido un producto de primera necesidad en un objeto de deseo. leer

Todo esto
y mucho más
en Modo on
+