El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

Modo on

Entre las marcas que distribuyen están Dyptique, Baxter of California, Byredo y Malin GoetzPedro Ros y Guillermo Jiménez, de BoxNox

Su empresa se dedica a la distribución de perfumes y cosmética únicos para clientes especiales.

Pedro Ros es Licenciado en Derecho por la UCM y MBA por el IESE. Cuando finalizó la carrera de Derecho su padre le entregó las llaves del negocio familiar y él lo fue transformando en lo que es hoy en día: una empresa de decoración y reformas especializada en telas e interiorismo. En 2003 fundó junto a su socio, Guillermo Jiménez, BoxNox, S.L. empresa dedicada a la distribución de perfumes y cosmética de lujo.

Guillermo Jiménez es Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la UAM y MBA por el IESE. Durante 26 años se dedicó a la banca de inversión ocupando diversos puestos de responsabilidad en Madrid y Nueva York. A principios de 2014 decidió dar el gran salto, abandonar la banca y dedicarse por completo a BoxNox, aunque continúa realizando trabajos de consultoría para fondos de inversión y da clases de finanzas.

– ¿Cuál es el nombre y a qué se dedica vuestra empresa?


Nuestra empresa se llama Boxnox y a través de ella distribuimos perfumes y cosméticos ‘únicos’ para clientes ‘especiales’. Nos encargamos de la distribución comercial, algo ligeramente más complicado de lo que puede parecer a simple vista, de siete marcas: cuatro de perfumes y tres de fragancias. Compramos, importamos, almacenamos y vendemos y, además, tenemos que dar formación, resolver incidencias, buscar y seleccionar nuevos clientes y, por supuesto, animarles, incentivarles y motivarles cada día. Nos gusta la definición que hace la marca Byredo de sí misma y nos sentimos identificados con ella: “New European Modern Luxury House”.

 – ¿Cuándo y por qué nace?
La idea de hacer algo juntos, aun sin saber exactamente qué, nació entre 1993 y 1994 durante nuestro MBA en el IESE, donde nos conocimos. Nueve años después, por fin habíamos encontrado el proyecto idóneo para ambos y, finalmente, en 2003 conseguimos nuestro primer contrato de distribución con la firma francesa Diptyque.

– ¿Cuántos socios sois? ¿Cuántas personas trabajan en ella?


Somos dos socios al 50%. Nuestro equipo está formado por un total de ocho personas. En la parte de distribución mayorista, contamos con una persona se dedica a dar soporte a los clientes y con otra más enfocada al producto. Además, tenemos dos equipos de venta al público compuestos por dos personas que trabajan en la boutique de Diptyque de El Corte Inglés de Paseo de la Castellana, en MAdrid y una persona en la boutique exclusiva de Diptyque situada en el número 85 de la calle Claudio Coello de Madrid.

– ¿Con qué dificultades os habéis encontrado en los inicios?


Tuvimos la suerte de empezar a trabajar con una gran marca como es Diptyque, y el hecho de que nos eligieran a nosotros -sobre todo teniendo en cuenta que desconocíamos el sector-, es algo que sin duda alguna facilitó considerablemente nuestros comienzos. Precisamente ese fue uno de los factores clave, ellos nos mostraron cómo hacer las cosas a su estilo y nos enseñaron a ser una réplica suya en España, algo que nos ha servido de mucho en el futuro porque hemos aplicado la misma filosofía de trabajo a las demás marcas.

– ¿A qué tipo de público os dirigís?


Nuestros clientes inmediatos son tiendas independientes con una visión de cómo hacer las cosas muy distinta a la mayoría, es decir, tiendas que cuentan con una selección de marcas no comerciales, singulares y exclusivas. A estos comercios acude un público muy variado pero con una característica común: la pasión por el lujo de las cosas bien hechas y los detalles.

 – ¿Qué parte del negocio se produce en España y cuánto se produce/fabrica fuera?
La fabricación de las distintas marcas se realiza en sus países de origen y nosotros somos el eslabón entre la marca fabricante y el punto de venta.

– ¿Cómo y en qué países comercializáis?
Nos encargamos de la distribución de nuestras marcas en España y Portugal, pero no tenemos punto de venta online. Como algo excepcional gestionamos directamente las dos boutiques exclusivas de Diptyque, ambas en Madrid.

– ¿Qué satisfacciones os habéis encontrado? ¿Merece de verdad la pena?
Siempre es una satisfacción trabajar en lo que te gusta y cuando haces aquello que te apasiona, siempre merece la pena. Cuando trabajas para ti mismo tienes un jefe mucho más duro y exigente que el que podrías tener al trabajar para un tercero. Tu jefe es tu cliente y si no lo haces bien no te compra.

– ¿Qué consejos daríais a otros que, como vosotros, quieran montar su propia empresa?
Los dos lamentamos no haber empezado antes, creo que con eso se explica todo.

 – ¿Montasteis la empresa que querías o la que pensaste que era rentable? ¿Volverías a meteros en una aventura similar?
No montamos una empresa, empezamos como un hobby y la empresa se fue haciendo sola. Sí, sí y sí, rotundamente sí.

Modo on

Modo on

Paulo Pereira da Silva

Miguel de Santos

Es el inventor del papel higiénico negro. Un investigador que ha convertido un producto de primera necesidad en un objeto de deseo. leer

Todo esto
y mucho más
en Modo on
+