El Hedonista El original y único desde 2011

“Todo lo que de vos quisiera es tan poco en el fondo porque en el fondo es todo.”. Julio Cortázar

Menu abrir sidebar

Modo on

Rue Vintage 74 es un e-commerce de decoración que nace en 2010Piluca Hueso, de Rue Vintage74

Su tienda on line vende antigüedades, cabeceros de cama y marcas contemporáneas.

Es madrileña, aunque recibió una educación francófona desde niña, de ahí su gusto por todo lo que tenga que ver con el país galo. Se licenció en Administración y dirección de empresas entre Bruselas y Madrid, y los veranos desde siempre los pasa en el sur de Francia, quizá sobran las razones para que su negocio on line no pueda llamarse de otra manera: Rue Vintage 74.

Sus grandes experiencias profesionales y las que determinaron lo que después sería Rue Vintage 74, fueron en L’oréal y en Shiseido, dos multinacionales del mundo de la cosmética. En ellas aprendió que para revolucionar hay que innovar y que no puedes pasarte el día pensando y analizando porque te quedas atrás. También aprendió a arriesgar y a ser rápida en las decisiones sin perder la sensibilidad, cuidando hasta el último detalle con productos que llegan al corazón.

Con todo este bagaje, y una madre y tía anticuarias que “me arrastraban de los pelos desde pequeña de broncante a brocante”, lanzó su negocio en pleno arranque de la crisis. Fue en la baja de maternidad del primero de sus tres hijos cuando de verdad sacó tiempo para desarrollar la idea. De esto hace ya 5 años.

¿Cuál es el nombre y a qué se dedica tu empresa?


Rue Vintage 74 es un e-commerce de decoración, dividido fundamentalmente en tres partes:
Las antigüedades; el motor de Rue Vintage 74, las piezas que de verdad me llegan al alma con sus historias. El darles otra visión es lo más estimulante cuando pensamos que ya está todo inventado.
Los cabeceros de cama; un proyecto que nació por casualidad y que hoy supone el 50% de lo que somos. Es increíble pero Facebook es el responsable de su buena marcha, siempre fueron muy virales. Y el negocio ya no seria ni la mitad de divertido, es una forma novedosa de diseñar los sueños de una manera optimista y con energía en un país que parece que despierta de un modo gris.
Las marcas contemporáneas; desde un artesano sueco que hace cerámica hasta el lino más exquisito. Rue Vintage 74 es un encuentro de muchas generaciones y lo actual es la evolución de lo que hemos sido, por eso lo consideramos tan importante.

¿Cuándo y por qué nace?

Nacen en 2010, aunque la idea llevaba años cocinándose, quizás por juventud y falta de experiencia no tuve la iniciativa ni la valentía y gracias a Dios que me contuve, porque las experiencias profesionales determinaron en gran medida lo que luego fue Rue Vintage 74.

¿Cuántos socios sois? ¿Cuántas personas trabajan en ella?


Estoy sola con todos los servicios necesarios subcontratados. Mis grandes aliados son mi soporte en marketing e informático desde La Coruña con los que trabajamos en directo muchos días de la semana, al igual que con la agencia de comunicación. Además, mis segundas manos en el almacén para dar salida a las piezas más voluminosas de Rue Vintage 74. Mi marido y mi madre también son un brazo fundamnetal; no hay decisión importante en la que no estén implicados. Es un asunto familiar más.

¿Con qué dificultades te has encontrado en los inicios?


El principal obstáculo con el que se puede encontrar una tienda online es la visibilidad y el tráfico. Una vez el trabajo ‘está hecho’ queda todo por hacer, el cliente nunca te encuentra, tú eres el responsable de encontrarle, y para ello hay que trabajar duro y tener infinita paciencia. De los impuestos mejor no hablamos, me aburre y me enfada.

¿A qué tipo de público os dirigís?
Nuestro cliente está empezando a montar su casa y está ilusionadísimo, se percibe en su tipo de compra, cabeceros con mensajes optimistas, cojines con colores arriesgados… y en el otro bando, nuestro cliente afianzado, experto, que se da un homenaje porque si, porque es su momento de darse un capricho con una pieza única. Sorprende ver que en la tienda se cruzan 2 e incluso 3 generaciones.

¿Qué parte del negocio se produce en España y cuánto se produce/fabrica fuera?


Todo el trabajo artesanal de los cabeceros está hecho en España, nos enorgullece trabajar con artistas locales y siempre estoy a la caza de proveedores locales con ganas de hacer cosas diferentes. Con respecto a las antigüedades son fundamentalmente de Francia e Inglaterra. Y las marcas actuales generalmente europeas.

¿En qué países comercializáis?
Nuestro negocio se centra en España. Pero estamos en proyecto de internacionalización. El año pasado empezó la gran aventura, y entramos en Urban Outfitters con nuestros cabeceros de cama.

¿Qué satisfacciones has encontrado? ¿Merece de verdad la pena?
No cambiaría mi vida por nada del mundo. Las satisfacciones son todas, los límites se los pone uno mismo, y uno puede llegar donde se proponga, nunca me imaginé que desde mi ordenador en casa podría estar vendiendo cabeceros en una multinacional americana con mi pequeña escalable infraestructura. Nunca me imaginé que en los 5 años de vida de Rue Vintage 74 pudiese crear una comunidad de miles de followers con productos tan extraños y a la vez tan mágicos. Nunca me imaginé que mi negoció iba a nacer al tiempo que primer hijo y mucho menos que me fuese a dar la libertad para tener otros dos más. Eso sí a costa de dormir muy poco. No hay dinero que pague la felicidad que me aporta ver crecer tu propio proyecto. La incertidumbre es el gran compañero de viaje de cualquier empresario, es el continuo “y mañana qué?”. Los impuestos ruinosos que a veces consiguen que quieras tirar la toalla. Pues todo merece la pena.

¿Qué consejos darías a otros que, como tú, quieran montar su propia empresa?

Que apuesten con mucha cabeza, que pongan los números sobre la mesa, pero sobre todo que pongan mucho corazón.

¿Montaste la empresa que querías o la que pensaste que era rentable? ¿Volverías a meterte en una aventura similar?
Monté la empresa que quería pero por supuesto estudiando su viabilidad. Hay que tener claro que si va a ser tu modo de vida te tiene que apasionar y volver loco, porque si no nunca te va a compensar. Diferente es si eres inversor. Y sí, volvería a repetir sin ninguna duda, ya no puedo vivir sin mis propios retos, crea una extraña adicción.

2 respuestas a Piluca Hueso, de Rue Vintage74

  1. Mariola dijo:

    Qué buena entrevista! Tengo la suerte de conocer a Piluca y solo tengo cosas buenas que decir.
    Una gran trabajadora, luchadora, la mejor madre y mujer que se puede pedir. Sabe compatibilizar perfectamente su trabajo con su familia!

    Su empresa es un claro ejemplo de que con esfuerzo y dedicacion todo sale adelante. Un proyecto precioso y que disfruta y con un excelente gusto!

    Que sigas triunfando!

  2. Pingback: La Trastienda de Rue Vintage 74 - El Hedonista - El Hedonista

Modo on

Todo esto
y mucho más
en Modo on
+